domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadUna cadena de fallos facilitó la entrada del ébola
Castigo bursátil y perplejidad de la opinión y de Europa

Una cadena de fallos facilitó la entrada del ébola

Redacción
Todo apunta al error humano. El contagio de la enfermera que atendió al sacerdote, que falleció de ébola, pudo deberse a una mala aplicación de los protocolos en caso de enfermedad de contagio. Por el momento, hay medio centenar de personas están bajo vigilancia. Mientras, la alarma de Europa salta con el primer contagio en el continente. El consejo de ministros de la UE y la OMS se reunirá hoy para analizar las posibles causas.

La auxiliar de enfermería Teresa Romero pudo haberse contagiado de ébola por un fallo en el momento de quitarse el equipo de protección individual, según apuntan fuentes de la investigación citadas por la mayoría de los diarios. Un fallo que pasó inadvertido para la mujer, que en ningún momento informó de que hubiera habido alguna incidencia. Desde el Hospital Carlos III de Madrid, donde se encuentra internada en un módulo de aislamiento, Romero declaró a EL MUNDO que no tiene idea de cómo se contagió, y aseguró que siguió los protocolos. Su marido, Javier Limón, dijo ayer que "nunca llegó a casa diciendo que había tenido algún problema.

EL PAÍS señala que Romero pudo contagiarse al quitarse el tercero de los trajes superpuestos que llevaba como protección. Por su parte, LA RAZÓN apunta que la auxiliar se habría infectado "al quitarse el traje tras recoger los desechos de la habitación tras la muerte del misionero Manuel García Viejo". Según ABC, Romero "se habría contagiado al tocarse la cara tras rozar la mano con su vestimenta".

Una cadena de errores precipitó la crisis, según los diarios

Al margen del supuesto fallo con el equipo de protección, los diarios aluden a una cadena de errores en el seguimiento del protocolo como los causantes de LA crisis del ébola. ABC destaca que "no se siguió el protocolo a rajatabla" y apunta que "cinco errores en cadena precipitaron la crisis del ébola". El diario cita el protocolo para ponerse y quitarse el traje de protección, una "formación inadecuada" para asimilar correctamente el exhaustivo protocolo, la actuación del Hospital de Alcorcón al no derivar inmediatamente a la enferma al Carlos III, el hecho de que Teresa Romero hiciera vida normal tras atender a enfermos de ébola y, por último, que no se actuase con rapidez ante la aparición de síntomas.

También EL PAÍS se refiere a "una cadena de errores", que, según el diario, "cuestiona la actuación en el caso de ébola". Entre los "puntos negros" a los que alude este diario, resalta que la auxiliar llamó al hospital el 30 de septiembre informando que tenía fiebre, pero al ser inferior a 38 grados le indicaron que acudiera a su centro de atención primaria. Fuentes del ambulatorio han informado que en ningún momento se identificó como una profesional que había estado en contacto con enfermos de ébola, por lo que se fue a su casa con una receta de paracetamol. Al respecto, EL MUNDO refiere que el médico de cabecera de la auxiliar le comunicó que tenía el virus de la gripe y que el Hospital Carlos III mantuvo contacto telefónico con ella durante cinco días sabiendo que tenía fiebre, pero no valoró su riesgo de infección por ébola.

En su relato de los hechos, EL PAÍS añade que el proceso en el Hospital de Alcorcón "tampoco resultó muy diligente". La paciente llegó al hospital en una ambulancia "convencional" y su traslado al Carlos III se demoró seis horas desde que fue solicitado. Según ABC, "la auxiliar estuvo cuatro horas con otros pacientes en Urgencias" en el Hospital de Alcorcón.

EL PERIÓDICO pone el "protocolo bajo sospecha" y destaca que "el caso de la auxiliar de enfermería contagiada de ébola destapa una cadena de fallos de control, entre otros , que "Sanidad tardó seis días en ordenar el aislamiento de la enferma", y que "la ambulancia que trasladó a la mujer llevó luego a más pacientes".

Los sindicatos de la Mesa Sectorial del Servicio Madrileño de Salud denunciaron ayer que los profesionales que atendieron a los dos religiosos infectados por ébola no han recibido la formación adecuada para tratar a este tipo de pacientes y exigieron responsabilidades políticas. Asimismo, los sindicatos han denunciado el fallo en los protocolos de seguridad.

Teresa Romero ha mejorado desde su ingreso

La auxiliar de enfermería evoluciona favorablemente al tratamiento que recibe en el Carlos III. Según el gerente de La Paz, Rafael Pérez Santamaría, la enferma no ha registrado "reacciones adversas" tras haberle administrado suero hiperinmune de un convaleciente. LA VANGUARDIA apunta que la auxiliar infectada por el virus del ébola está recibiendo dos tratamientos experimentales contra la enfermedad. Al respecto, LA RAZÓN señala que está recibiendo suero de la misionera Paciencia Melgar, además de un fármaco experimental.

Por otro lado, Sanidad mantiene bajo vigilancia a medio centenar de personas, entre ellas, el marido de Teresa Romero, Javier Limón, que está en observación en el Carlos III, y que de momento está asintomático. Asimismo, una auxiliar de enfermería que participó en el dispositivo de seguridad de los casos de repatriación ingresó anoche en observación en el hospital de referencia al presentar décimas de fiebre.

Entretanto, los vecinos de Teresa Romero en Alcorcón se muestran preocupados respecto a su situación y exigen que Sanidad o las administraciones les informe si existe algún riesgo para su salud. Además, el marido de Teresa Romero, Javier Limón, emprendió ayer una campaña para evitar que su perro sea sacrificado. La decisión de la Comunidad de Madrid de sacrificar al animal ha provocado una ola de protestas en colectivos animalistas

Mato pide comparecer en el Congreso

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha solicitado comparecer en el Congreso a petición propia para informar sobre la gestión del Gobierno tras el contagio por virus ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero. El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, defendió ayer que el Ministerio "está dando información y tiene la voluntad de máxima transparencia", y añadió que la forma de actuar de los responsables de Sanidad en esta materia está siendo "extraordinariamente prudente y transparente".

Mientras, los partidos de la oposición censuraron la falta de información por parte de Sanidad y criticaron la nefasta" gestión llevada a cabo por el Gobierno. No obstante, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, lanzó ayer un mensaje de "tranquilidad y confianza en el sistema público de salud" frente a la crisis del ébola. Desde Berlín, Sánchez indicó que cuando escuchen las explicaciones de la ministra será la hora de empezar a hablar de política. El líder socialista habló con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para pedirle información y apostó por posponer la exigencia de responsabilidades políticas.

Desde IU, Gaspar Llamazares afirmó que "ha fallado la gestión sanitaria", y pidió la destitución de la ministra. CiU y PNV también criticaron la forma de actuar del Gobierno frente a la situación, mientras que la líder de UPyD, Rosa Díez, dijo que antes de la rueda de prensa de la ministra "había oscuridad" y cuando concluyó "había un pozo negro", porque las explicaciones fueron "un desastre".

EL PERIÓDICO informa que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, convocó ayer a primera hora de la tarde a la ministra de Sanidad, Ana Mato, para conocer de primera mano todos los detalles del contagio de Teresa Romero. Este diario señala que Sanidad y la consejería madrileña "se acusan de la mala gestión del caso". Al respecto, EL PAÍS dice que "Sanidad y Madrid discuten quién cargará con el fallo". En este sentido, EL MUNDO indica que existe una "fuerte tensión entre el Ministerio y la Comunidad de Madrid".

Por otro lado, la directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, Zsuzsanna Jakab, dijo ayer que es "bastante inevitable" que haya más casos de contagio del virus del ébola en el continente. La UE ha convocado hoy una reunión extraordinaria del comité de seguridad sanitaria, que reúne a expertos de salud pública de los 28 Estados miembros y de la OMS, para analizar las posibles causas del contagio en España.

En otro orden de cosas, las principales aerolíneas europeas, las grandes cadenas hoteleras y los mayores turoperadores se resintieron ayer con fuerza en la Bolsa ante la preocupación sobre el avance del ébola y la confirmación del primer infectado fuera de África. Por lo que respecta al mercado español, la aerolínea IAG se dejó un 6,57%, NH Hoteles cayó el 4,77% y Meliá el 1,89%. Edreams, por su parte, perdió el 3,85%.

De interés

Artículos Relacionados