sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLibrosUniversos paralelos. Los universos alternativos de la ciencia y el futuro del...
Michio Kaku / Ed. Atalanta /

Universos paralelos. Los universos alternativos de la ciencia y el futuro del Cosmos

Redacción
"Universos paralelos", uno de los famosos libros de Michio Kaku, lanzado por primera vez en 2005, ha sacado otra re-edición actualizada con el subtitulo "Los universos alternativos de la ciencia y el futuro del Cosmos", para hacer gala de nuevo de todo su formidable talento didáctico al enfrentarse a una de las más extrañas y excitantes posibilidades reveladas por la física contemporánea: que nos encontremos en uno más de los muchos, quizás infinitos, universos que han surgido en el tiempo.

El título no es original, e incluso hay numerosas obras que apelan al mismo, lo que no merma el ingenio didáctico de Kaku. Universos paralelos es el nombre de una hipótesis física, en la que entran en juego la existencia de varios universos o realidades relativamente independientes. El desarrollo de la física cuántica, y la búsqueda de una teoría unificada (teoría cuántica de la gravedad), conjuntamente con el desarrollo de la teoría de cuerdas, han hecho entrever la posibilidad de la existencia de múltiples universos paralelos conformando un multiverso. Va a cumplir casi 60 años una de las versiones científicas más curiosas que recurren a los universos paralelos: la interpretación de los universos múltiples o interpretación de los mundos múltiples (IMM), que según Wikipedia fue formulada por Hugh Everett en 1957 y popularizada por Bryce Seligman DeWitt en los años sesenta y setenta.

Universos paralelos o términos similares también se encuentran como temáticas de la literatura. Pero Kakuintanta superarlas con un uso habilidoso de la analogía y el humor, al introducir pacientemente al lector en todas las variaciones sobre los universos paralelos procedentes de la física cuántica, la cosmología y la reciente teoría M. Así, de la mano de un experto guía, asistimos a un maravilloso recorrido por un Cosmos cuya comprensión nos fuerza a alcanzar los últimos límites de la imaginación, según Brian Greene, autor de El universo elegante.

«Aquellos que disfruten con un recorrido por la cosmología, los viajes en el tiempo, la teoría de cuerdas y el universo de diez u once dimensiones no encontrarán mejor guía que Michio Kaku, quien no sólo ha investigado en estas áreas, sino que a la vez sabe cómo presentar este intrigante y complejo material con un estilo fluido y accesible», dice también la contraportada Donald Goldsmith, autor de The Runaway Universe

 

Michio Kaku, profesor de Física en la Universidad de Nueva York, es autor también de "El futuro de nuestra mente", una nueva teoría sobre la conciencia y el futuro de los estudios al respecto, tras explicar en «La física del futuro» los avances científicos y tecnológicos de los que seremos testigos hasta el año 2100. Lo recordamos hace unos días al resaltar que en su promoción se ha destacado por decir que podremos parar el envejecimiento y que ha encontrado evidencia de Dios (o de la acción de una fuerza inteligente que "lo gobierna todo").

Previamente, Michio Kaku lanzó "El universo de Einstein", así como "Hiperespacio", donde entrelaza la vida y la obra de Einstein con el fin de poder ver el universo tal y como lo veía Einstein, brindando una mirada privilegiada a su manera de pensar.

Aunque sus teorías tuvieron enormes repercusiones, Einstein pensaba realmente en términos de simples imágenes físicas ―trenes a gran velocidad, ascensores cayendo, cohetes, relojes en movimiento―. En realidad, fue a partir de dos de esas ideas simples como surgió el papel crucial de la relatividad en el movimiento del universo.

La primera idea ocupó el pensamiento de Einstein desde que tenía dieciséis años, cuando intentaba imaginar cómo se vería un rayo de luz si corriera a su lado. La paradoja de una onda de luz en reposo le habría conducido finalmente a la relatividad y a E = mc2, la famosa ecuación que ha desentrañado los secretos de las estrellas.

Einstein dio con su segunda idea mientras estaba reclinado en su silla en la oficina de patentes de Berna: ¿Qué pasaría –se preguntó- si él y su silla se cayeran? Esta imagen casi cómica le llevó a la idea de que la estructura del espacio y el tiempo es curva, desbancando a la misteriosa “fuerza” gravitacional de Newton.

Esta idea, a su vez, nos ha permitido llegar a los agujeros negros y el Big Bang. La lucha infructuosa de Einstein por unificar todas las leyes de la naturaleza procede de su fracaso en dar con una tercera idea. Pero Kaku nos muestra de forma persuasiva cuántas ideas de Einstein de los últimos años de su carrera, anteriormente rechazadas por irrelevantes para la física, han llegado a fructificar en nuevos campos de investigación científica, nuevas tecnologías y varios premios Nobel. 

De interés

Artículos Relacionados