domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadVargas Llosa recibe el Honoris Causa con recuerdos de su infancia y...
Toda una vida dedicada a las letras

Vargas Llosa recibe el Honoris Causa con recuerdos de su infancia y la universidad

ibercampus.info
El insigne escritor Mario Vargas Llosa rememoró su infancia y las lecturas que despertaron su vocación como escritor en su investidura como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Málaga. Vargas Llosa fue apadrinado por la profesora de Literatura de la UMA Guadalupe Fernández Ariza y recibió los elementos que le acreditan con tal honor –el título, el birrete, los guantes, el Libro de la Ciencia y el anillo- de manos de la rectora, Adelaida de la Calle.
Vargas Llosa se mostró muy agradecido con la distinción. “Es un reconocimiento muy honroso, ya que proviene de una Universidad joven pero muy moderna, enclavada en una ciudad estrechamente vinculada a la Literatura y a la poesía”, señaló.
 
En su discurso de investidura, Vargas Llosa transformó en lección magistral su andadura literaria y profesional, toda una vida dedicada a las letras. Así, recordó con detalle los años en los que se despertó su vocación como escritor, los primeros de su infancia, y rememoró sus primeras lecturas que, según afirmó, fueron la raíz de su posterior dedicación literaria.
 
El Perú de sus primeros años, los miembros de su familia materna que hicieron felices sus ratos de niño, sus primeros amores, sus sueños y sus escritores de ‘cabecera’, entre los que citó a Alejandro Dumas, Richard Crompton, Neruda, Malraux, Flaubert, Tolstoi o Balzac desfilaron por la lección magistral del nuevo Doctor Honoris Causa de la Universidad de Málaga, que llevó por título ‘Semilla de los sueños’.
 
Lectura y escritura
“Todo escritor es, antes de serlo, un lector, y ser escritor es también una manera distinta de seguir leyendo. Yo descubrí esa entrañable relación entre lectura y escritura en esos mismos años, pues (…) las primeras cosas que escribí, o mejor dicho garabateé, fueron enmiendas o prolongaciones a esas aventuras que leía y que me apenaba que se terminaran o hubiese preferido que tuviesen desenlaces distintos a los que decidieron sus autores”, continuó el escritor peruano, que también admitió que “no me incomoda nada, todo lo contrario, reconocer que en mi vocación y en mis ficciones hay un flagrante parasitismo literario”.
 
Concluyó diciendo que “de lo único que estoy absolutamente cierto es de que en esos primeros años de infancia, vividos en la gran casona de la calle Ladislao Cabrera, de Cochabamba, a la sombra de esa familia frondosa, poco menos que bíblica, que presidían los abuelos, las primeras historias fabuladas que leí en libros y revistas infantiles, las que me traía en Navidades el Niño Dios, o me regalaban en mi cumpleaños, o compraba con mis propinas dominicales, despertaron en mí la vocación de escribidor de historias que iría determinando mi manera de vivir y sometiéndome a su susodicha servidumbre. De algún modo discreto y remoto ellas siguen atizando mis sueños”.
 
Mario Vargas Llosa fue apadrinado por Guadalupe Fernández Ariza, quien realizó un extenso repaso del currículum del escritor en su laudatio, en la que destacó, sobre todo, “su extensa y muy notable producción novelesca y ensayística”, sin olvidar “el testimonio sublime del compromiso de un escritor con su vocación de artista y, asimismo, con su época y con la comunidad de los hombres”.
 
A juicio de la madrina, en análisis que hizo de su obra y de su calado en la sociedad “pretende dar el justo relieve al quehacer de un intelectual en plena comunicación con su mundo, que ha sabido conjugar su fiel amor por América Latina con la libertad para defender su pensamiento ‘Contra viento y marea’, lejos de la cómoda servidumbre que otorga beneficios sin esfuerzo. Así, la figura de Vargas Llosa quedaba perfilada en el vaticinio de Carlyle cuando definía la estirpe nueva de la heroicidad y profetizaba el advenimiento del “héroe como hombre de letras&rdquo.

La Universidad es su casa

Por su parte, la rectora, Adelaida de la Calle, saludó la entrada del nuevo Doctor Honoris Causa a la institución universitaria y le invitó “a considerarla como su casa”, especificando que “para nosotros, una casa va más allá de la hospitalidad intelectual, ya que es el lugar donde se nos espera”.

 
En este sentido, De la Calle afirmó que a Vargas Llosa “lo esperábamos desde el afecto que nos despierta su personalidad, su valentía creadora y desde la admiración que produce el conocimiento de su obra en una facultad tan emblemática como la de Letras”. Añadió la rectora que la Universidad de Málaga “recibe al escritor, al novelista, al humanista para quien la Literatura supone, en sí misma, una mayor intensidad de vida. Tal vez la exacerbación de la propia vida”.
 
“Mario Vargas Llosa se resistirá siempre a menguar la ambición literaria. Escribirá contra la corriente. Frente a autores recientes, más acomodaticios, tal vez menos ingenuos. Frente a quienes conciben la Literatura como mero entretenimiento. Él sigue pensando y escribiendo con la idea de que los libros podrán influir en la marcha del mundo y cambiarlo”, concluyó la rectora.

Pequeña biografía

Mario Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 1936). Estudió Letras y Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. París, Barcelona y Londres han sido sus lugares de residencia a lo largo de su vida, en los que ha compatibilizado sus tareas como uno de los más brillantes escritores en lengua española con las labores de crítico literario, periodista, autor de teatro e incluso actor.

Prestigiosos galardones coronan su carrera literaria, entre los que se encuentran el Príncipe de Asturias de las Letras (1986), el Premio Planeta (1993) y el Premio Cervantes (1994). Autor de títulos tan sonados como ‘La ciudad y los perros’, ‘La tía Julia y el escribidor’ o ‘Travesuras de la niña mala’, obtuvo la nacionalidad española sin renunciar a la peruana en el año 1993.

Sus obras han sido traducidos al francés, italiano, portugués, catalán, inglés, alemán, holandés, polaco, rumano, húngaro, búlgaro, checo, ruso, lituano, estonio, eslovaco, ucraniano, esloveno, croata, sueco, noruego, danés, finlandés, islandés, griego, hebreo, turco, árabe, japonés, chino, coreano, malayo y cingalés. Poseedor de numerosos reconocimientos como Doctor Honoris Causa en universidades de todo el mundo, hoy añade a tal honor su pertenencia al Claustro de la Universidad de Málaga.

Curso de Literatura

La investidura como Doctor Honoris Causa de Mario Vargas Llosa fue el acto central del Curso de Cultura Clásica y Modernidad en Hispanoamérica organizado por la Universidad de Málaga y coordinado por la profesora Guadalupe Fernández Ariza. Mañana, jueves 26 de abril, se clausurará este curso en el Rectorado (19,00 horas) en un acto en el que el insigne escritor participará en un coloquio con Fernando Iwasaki.

De interés

Artículos Relacionados