domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadVenezolanos tendrán acceso a vivienda, alimentos, agua, y derechos, según ACNUR, de...
Miles de venezolanos, obligados a dormir en las calles

Venezolanos tendrán acceso a vivienda, alimentos, agua, y derechos, según ACNUR, de la ONU

Bach Nguyen
ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, inauguró su primer centro de recepción para ofrecer apoyo a los refugiados y migrantes vulnerables de Venezuela en la ciudad fronteriza de Maicao, en el departamento de La Guajira, Colombia, nombrado "Centro de Asistencia Integral". La iniciativa fue realizada este viernes a solicitud de las autoridades colombianas y locales.

ACNUR abre así su primer Centro de Asistencia Integral (CAI), donde recibe y ayuda a los refugiados venezolanos vulnerables. Ubicado cerca de la frontera de Colombia, su capacidad inicial es para 350 personas, pero tiene la posibilidad de crecer para alojar a más personas. Los venezolanos tendrán acceso temporal a vivienda, alimentos, agua, atención médica básica y otros servicios en dicho centro. Los objetivos principales del CAI fueron abordar temporalmente las necesidades humanitarias, proteger urgentes de las personas más vulnerables y apoyar la respuesta de las autoridades locales.

 

La ciudad Maicao de Colombia ha registrado la mayor concentración per cápita de refugiados y migrantes de Venezuela recientemente. Cientos de personas, incluidos niños, niñas, adultos mayores, y personas con discapacidades y afecciones médicas críticas, se ven obligadas a vivir en las calles, debido a la falta de alternativas de alojamiento. Según la evaluación reciente de ACNUR, 81% de los entrevistados dijeron que necesitaban albergue. La planificación y la construcción del dicho centro garantiza las necesidades e inquietudes específicas.

 

Colombia es el país más afectado por venezolanos que viven en el exilio, con más de 1,1 millones de refugiados y migrantes venezolanos. El gobierno colombiano ha realizado esfuerzos para responder a la llegada de los refugiados, a través de generosa política de fronteras abiertas y medidas de regularización de estatus y la facilitación del acceso a servicios básicos. Sin embargo, la capacidad de recepción ha sido insuficiente, debido a la falta de documentos, acceso a la atención médica, alimentos, agua y educación, obliga a los venezolanos vivir en las calles, contar con riesgo de abuso y explotación.

 

 

Una de las muestras del éxodo de los venezolanos a Colombia. Foto:semana.com

ACNUR está trabajando para fortalecer las redes de albergue, brindar asesoría legal y facilitar el acceso a alimentos, agua, educación y servicios de salud a las personas en necesidad extrema. Las necesidades humanitarias, legales y de protección requiere apoyo internacional urgente. El Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes para 2019estima 738 millones de dólares para dar respuesta a las necesidades de 2,2 millones de venezolanos y 500.000 personas en comunidades de acogida en 16 países.

 

Además, ACNUR informó que el número de solicitudes de asilo de ciudadanos venezolanos en todo el mundo ha aumentado exponencialmente, unas 248.000, fueron realizadas el año pasado, y dos tercios se registraron en América Latina y el resto en América del Norte y algunos países europeos.

 

Los países latinoamericanos han otorgado aproximadamente 1,3 millones de permisos de residencia y otras formas de estatus regular a los venezolanos, lo que les permite acceder a servicios básicos como salud y educación y, en la mayoría de los países, el derecho al trabajo.

 

La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos confirmó que un equipo técnico de cinco personas visitará Venezuela del 11 al 22 de marzo por invitación del Gobierno. Se reunirán con funcionarios gubernamentales, representantes de la Asamblea Nacional, organizaciones de la sociedad civil y víctimas de violaciones de derechos humanos.

De interés

Artículos Relacionados