martes,19 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadVer tres o cuatro horas la televisión dobla el riesgo de hiperactividad
Según Mónica Dosil, psicóloga de ISEP

Ver tres o cuatro horas la televisión dobla el riesgo de hiperactividad

ibercampus.info
Los menores de dos años que ven la televisión entre tres y cuatro horas al día tienen un riesgo entre 30 y 40 por ciento mayor de sufrir un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), una patología que afecta a entre el 7 y 15 por ciento de los niños en España, según la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Según el pediatra-psiquiatra Paulino Castells, autor del libro ´Nunca quieto, siempre distraído ¿Nuestro hijo es hiperactivo?´ que se acaba de publicar, diversos estudios relacionan la cantidad de horas que pasan los niños frente al televisor y la falta de atención. "Cada hora de consumo de televisión en niños entre 1 y 3 años incrementa un 10 por ciento las probabilidades de presentar trastornos de atención a la edad de 7 años. Esta cifra aumenta al mismo tiempo que lo hacen las horas de consumo de televisión. Así, en los niños que ven la televisión de 3 a 4 horas, el riesgo se sitúa entre el 30 y 40 por ciento respecto a los que no lo hacen", apuntó.

"Estos datos no serían alarmantes si no fuera por que, según trabajos realizados en Estados Unidos, más del 35 por ciento de los menores de un año ven a diario la televisión una o dos horas, cifra que se incrementa al 44 por ciento en menores de dos años", añadió. La Asociación Española de Pediatría (AEP), al igual que otras sociedades científicas como la American Academy of Pediatrics, aconseja que los niños menores de dos años no sean expuestos a ningún tipo de pantalla, ni de televisión ni de ordenador.

Junto a la televisión, se han identificado otros posibles factores psicosociales que pueden generar trastornos de atención, como vivir en un medio urbano desfavorecido o de pobreza, la malnutrición, la exclusión social, los malos cuidados en los primeros días de vida o problemas familiares o de violencia doméstica.

Según Mónica Dosil, psicóloga de ISEP, "las influencias de la televisión en el comportamiento infantil son diversas y extensas; no es sorprendente el descubrir que el exceso de horas de televisión puede producir hiperactividad infantil. La hiperactividad es un exceso de comportamiento motor de los niños que en muchas veces va asociado con alteraciones sobre la atención. La televisión produce estímulos externos que tiene un efecto directo sobre la actividad cerebral, no solo debe preocuparnos la televisión por los contenidos de los programas y/o la pasividad que produce sino que puede provocar efectos mucho mas profundos y preocupantes debido a la excitación que puede producir esa gran cantidad de estímulos visuales emitidos a gran velocidad. Es fundamental el uso de la televisión con control para que no se produzcan efectos indeseables".

Fuente: ISEP 

Clínic Castelldefels

De interés

Artículos Relacionados