martes,25 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaSube la fiebre del hidrógeno con la luz hoy en otro máximo...
El Consejo de Ministros da el visto bueno al mayor proyecto estratégico de la energía tras el del coche eléctrico

Sube la fiebre del hidrógeno con la luz hoy en otro máximo histórico: lberdrola, Endesa, Naturgy y Repsol se disputan 1.500 millones del 2º gran PERTE

El Gobierno dio este martes vía libre al Plan Estratégico (PERTE) para energías renovables e hidrógeno, energía considerada totalmente limpia pero que requiere mucha electricidad para romper la mólecula de agua y reducirla y liberar así oxígeno e hidrógeno. España vive una fiebre del hidrogeno aun mayor que la del coche eléctrico mientras los precios de la luz se aproximan este miércoles de nuevo a su récord histórico de octubre. Si en el coche eléctrico son Iberdrola y Volkswagen (SEAT) las 2 multinacionales más interesadas, el hidrógeno atrae tanto a Iberdrola, Endesa, Naturgy y Repsol como a Cepsa, Redexis, Fertiberia, Enagás y Acciona y otras, que se disputan los 1.500 millones de ayudas públicas del nuevo PERTE, también dirigido a la mayor electrificación de España. Frente a la impresión de que 2021 acabará sin cumplir la promesa de revertir la fuerte subida del recibo eléctrico, el Gobierno reafirmó que al final la media anual será inferior a la de 2018 ( cuando en junio el PSOE de Sánchez llegó al poder), aunque Transición Ecológica y Reto Demográfico anuncia otras medidas para actuar sobre las cuatro partes del recibo.

El precio de la factura eléctrica, que supera este miércoles su máximo histórico del 7 de octubre (288,53 euros por megavatio-hora), al alcanzar los 297,59 euros, tiene 4 grandes tipos de costes: el precio mayorista de la electricidad, que por la distorsión del mercado este miércoles casi volverá ; los peajes, que costean las redes de transporte y distribución; la parte fiscal, donde en septiembre el Gobierno decidió reducir el IVA hasta final de año al 10% y el Impuesto Especial de la Electricidad al 0,5%, así como  suspender el impuesto del 7% a la generación eléctrica (medidas que prorrogará e incluso extremará para 2022); y los llamados cargos, para los que se anunció también al terminar el verano reducirlos y ahora se anuncia el recorte de un tercio.

Sin embargo, además de la influencia de la regulación del mercado en los costes de la oferta eléctrica, los precios actuales como los del futuro vendrán determinados por la demanda de electricidad, que tanto el PERTE del coche eléctrico como ahora el de las renovables e hidrógeno tienden a elevar desde el imperativo de hacerla más limpia. Y ello mientras el Gobierno ha venido defendiendo durante casi todo 2021 que el precio del recibo pagado por los consumidores de electricidad acabaría siendo el mismo que en 2018, cuando a su vez batió el récord de 2008, y entre tanto España tiene uno de los recibos más caros de toda la Unión Europea.

Pero la fiebre del coche eléctrico es superada entre las grandes energéticas por la del hidrógeno, centrada también en la mayor electrificación de España. Si para lo primero se anuncian ayudas públicas por 4.300 millones con el fin de convertir España en el Hub Europeo de la electro movilidad, la fiebre empresarial española por el hidrógeno es mayor, aunque las ayudas públicas queden en 1.500 millones de euros con este segundo gran PERTE energético. Las empresas, en esto procíclicas y ampificadoras de los ciclos tanto como la estructura económica española, han cambiado desde que Ibercampus.es decía en 2017 que ningún grupo hispano estaba entre los 13 que promueven el hidrógeno frente al carbón, único recurso español.

Ajora, según un informe de Bank of America  presentado este lunes, de los 5.200 megavatios a originar por hidrógeno conocidos hasta ahora en toda la Unión Europea, 2.200 MW son para España, con más proyectos que Holanda y Suecia juntos, 2º y 3º del ranking europeo. Aunque dicho banco asegura que el plan español arece «estar al alcance», algunos expertos hablan ya  hablar de » la burbuja del hidrógeno», porque muchos proyectos son meros anuncios sobre el papel, sin concretar la vía de financiación ni los socios finales. 40.000 MW para 2030 

El hidrógeno verde en España es especialmente un nuevo objetivo para las cuatro mayores multinacionales españolas de la energía (lberdrola, Endesa, Naturgy y Repsol): ofrecen invertir más de 15.000 millones a fin de recibir gran arte de los 1.500 millones en fondos públicos para preparar la implantación de la nueva energía y contribuir a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. .

El Gobierno alienta esas aspiraciones multinacionales porque el hidrógeno renovable se considera clave para descarbonizar los sectores donde es más difícil extender la electrificación en España, que es realmente el mayor reto actual de las eléctricas, ya que la electricidad tiene superior valor añadido que otras energías menos sostenibles. La electricidad necesaria para romper la molécula de agua en hidrógeno y oxígeno se puede generar sobre todo en plantas eólicas o fotovoltaicas. De ahí su origen renovable, abundante, almacenable, transportable y bendecido por Europa, que cuenta con el apoyo de la ambición alemana de liderar este nuevo mercado billonario y paralelo al eléctrico, que no obstante  despierta recelos entre los ecologistas, quienes no ven tan renovable 100% una energía dependiente totalmente de la electricidad. 

El Consejo de Ministros de este martes confirmó de nuevo lo anunciado por la vicepresidenta 3ª del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, al aprobar el PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) más energético: el de energías renovables innovadoras, hidrógeno y almacenamiento, el PERTE ERHA, anunciado el dia anterior por Ribera en la entrega de los XXIV Premios Tiepolo 2021, organizado por la Camera Di Commercio de Italia y la CEOE.

Las primeras convocatorias de las líneas de ayudas del PERTE ERHA se lanzarán en 2022, el resto en 2023, y los proyectos se ejecutarán progresivamente hasta 2026. Los primeros 5 instrumentos dependientes del Ministerio de Ribera movilizarán casi 500 millones a muy corto plazo. Según el Gobierno, el PERTE ERHA permitirá movilizar 16.370 millones de euros y crear 280.000 empleos, canalizando más de 3.500 millones de euros asignados a @mitecogob, que ejercerán de palanca para movilizar una inversión pública y privada de cerca de 9.000 M€ en su  conjunto. 

El PERTE ERHA según Moncloa facilitará los objetivos de neutralidad climática, la transformación del modelo energético español y será motor de la recuperación económica, al construir una transición energética ‘diseñada y fabricada en España’

Este PERTE como el del coche eléctrico nace a partir de las seis Manifestaciones de Interés sobre hidrógeno renovable, movilidad eléctrica, almacenamiento de energía o de renovables innovadoras que lanzó el Gobierno a principios de año. Para energías renovables innovadoras se presentaron dos manifestaciones, centradas en el coche eléctrico y el hidrógeno verde, con más de 1.000 propuestas. En el caso del hidrógeno renovable, fueron más de 500 propuestas con un volumen inversor superior a los 10.000 millones de euros. La mayor parte de los proyectos, el 55%, están relacionados con la cadena de valor innovadora como electrolizadores, y un 25% son proyectos de aplicación del hidrógeno a procesos industriales.

Previamente, la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesenm dijo que » con estos nuevos programas España quiere que la cadena de valor del hidrógeno renovable se quede en nuestro país». Según la Hoja de Ruta del Hidrógeno Verde aprobada por el Gobierno, el objetivo a 2030 es instalar 4 GW de potencia instalada de electrolizadores a través de fuentes de energías renovables, lo que representa un 10% del objetivo marcado por la Comisión Europea para el conjunto de la UE. La inversión necesaria para llevar a cabo este plan asciende a unos 8.900 millones de euros, si se tiene en cuenta también las instalaciones de renovables asociadas a los electrolizadores. El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico calcula que la Hoja de Ruta posibilitará reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 4,6 millones de toneladas equivalentes de CO2 (CO2eq). Además, se fija un hito intermedio para el año 2024 cuando sería posible contar con una potencia instalada de electrolizadores de entre 300 y 600 MW.

Todas las grandes MULTINACIONALES ENERGETICAS españolas están dispuestas a no dejar pasar la oportunidad del PERTE ERHA o del hidrógeno

En el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), diseñado por el Gobierno para la movilización de los fondos europeos ‘Next Generation, todas las grandes empresas españolas están dispuestas a no dejar pasar la oportunidad:

Iberdrola ha presentado al Ministerio para la Transición Ecológica 53 proyectos para movilizar una inversión de 2.500 millones de euros e instalar una potencia de más de 1 GW de electrolizadores, aunque su objetivo global es llegar a los 3 GW en 2030. Pero su plan de inversiones dice llegar a los 3.100 millones de euros y una cartera de más de 60 proyectos en 8 países. De todos ellos, 4 se realizarían bajo la alianza alcanzada por Iberdrola y Fertiberia, que prevé el desarrollo de 800 MW de hidrógeno verde en las plantas de Puertollano (Ciudad Real) y Palos de la Frontera (Huelva), hasta 2027, invirtiendo 1.800 millones de euros. Iberdrola también crearía una red de corredores de hidrógeno verde en Zaragoza, Murcia y la Comunidad Valenciana para abastecer a flotas de transporte pesado por carretera.

El presidente de Iberdrola (Ignacio Sánchez Galán), rodeado de los CEO de Volkswagen y SEAT. Foto Iberdrola
El presidente de Iberdrola (Ignacio Sánchez Galán), rodeado de los CEO de Volkswagen y SEAT
 
Endesa, por su parte, ya ha anunciado inversiones por 2.900 millones para instalar 2.000 MW entre electrolizadores (340 MW) y parques renovables asociados. Los proyectos más ambiciosos para España irán a zonas donde está cerrando las plantas térmicas: Teruel, Compostilla (León), As Pontes (A Coruña), Litoral (Almería) y Alcudia (Menorca). Los planes de la energética pasan por transformar las plantas que usaban carbón como combustible generador y convertirlas en instalaciones modernas que produzcan hidrógeno y estén alimentadas por energía verde. El más avanzado es As Pontes, con un electrolizador de 100 MW y 6 parques eólicos asociados, con una potencia conjunta de 611 MW y cuya construcción conllevaría la creación de unos 1.600 empleos durante los 18 meses de construcción. 

Repsol tiene previsto destinar 2.549 millones de euros hasta 2030 con el que prevé alcanzar los 1,9 GW de capacidad instalada al final del periodo. Recientemente se ha aliado con la empresa pública Talgo para poner en circulación el Vittal One, el primer tren propulsado por hidrógeno renovable,  donde es común ver alianzas: la de Enagás con Repsol, Acciona, Navantia o Naturgy. 34 proyectos en total por toda España y en los que se han conseguido grandes hitos en los últimos meses. Es el caso del proyecto Power to Green Hydrogen Mallorca, en el que se ha comenzado a construir la planta fotovoltaica de Lloseta, una de las dos que alimentará la primera planta de hidrógeno verde de España, y que Enagás promueve junto a sus socios. En este mismo proyecto, Enagás y Acciona han firmado con Iberostar un acuerdo para abastecer de hidrógeno verde a todos los hoteles que la cadena tiene en Mallorca, convirtiéndose en el primer suministro de hidrógeno verde del sector turístico en España. Petronor y Repsol ya promovieron la creación del Corredor Vasco del Hidrógeno (BH2C), que tiene previsto movilizar 1.431 millones de euros hasta 2026, con el objetivo de crear un hub europeo del hidrógeno verde en Euskadi. También impulsó junto a Enagás, la constitución del Valle del Hidrógeno de Cataluña y Valle del Hidrógeno de la Región de Murcia. También destaca la participación de Repsol en el clúster de hidrógeno de Castilla-La Mancha, que situará al Complejo Industrial de Puertollano.

Naturgy analiza igualmente proyectos de gases renovables e hidrógeno por valor de 4.000 millones de euros. Entre los proyectos más destacados en el área del hidrógeno destaca la colaboración con Enagás para impulsar conjuntamente en León la mayor planta de hidrógeno de España, con el objetivo de producir hasta aproximadamente 9.000 toneladas al año de hidrógeno renovable, a partir de una planta fotovoltaica de 400 MW y un electrolizador de hasta 60 MW, para cubrir consumo local, inyección a red gasista y posibilitar una futura exportación hacia el noroeste de Europa. Asimismo, ambas compañías estudian también producir hidrógeno verde a partir de 350 MW de energía eólica en Asturias. Concretamente se produciría desde un parque eólico marino flotante de 250 MW y otro terrestre de 100 MW en Asturias, para consumo de la industria ubicada en esta Comunidad Autónoma. Otro de los proyectos más representativos en los que ha participado la compañía se ubica en Galicia y se denomina Unidad Mixta de Gas Renovable. Se trata de un proyecto conjunto de Naturgy y el Centro Tecnológico EnergyLab, que cuenta con la colaboración de EDAR Bens, empresa pública supramunicipal que presta el servicio de depuración de aguas residuales en los ayuntamientos de A Coruña, Arteixo, Cambre, Culleredo y Oleiros. Para impulsar la movilidad sostenible, Naturgy ha presentado un proyecto para la construcción de 38 hidrogeneras a nivel nacional que busca dar servicio de repostaje de hidrogeno al entorno urbano a interurbano y potenciar así la movilidad sostenible en la Península Ibérica. En una segunda fase la infraestructura total a desarrollar llegará a las 120 hidrogeneras. La compañía estima disponer de las 38 hidrogeneras antes de 2025, y calcula una reducción de emisiones de más de 30.000 toneladas de CO2 al año.

Noticias relacionadas:

De interés

Artículos Relacionados