domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaWilliam Walsh arremete contra el gobierno español en el caso Iberia
Consejero delegado del grupo IAG

William Walsh arremete contra el gobierno español en el caso Iberia

Marga Peñafiel
Willie Walsh, el consejero delegado del grupo IAG, ha arremetido contra el Gobierno de España. En concreto, contra el el ministro de Industria, Juan Manuel Soria, que criticó la fusión de Iberia con British Airways. "No entiendo las críticas de los políticos españoles, ya que la situación crítica de Iberia no es culpa de IAG. Sus resultados eran pésimos y la crisis económica española ha provocado que sean peores", ha expresado el magnate.

Walsh ha comentado que su compañía "no es culpable de la situación económica en España" y que "no ha sido quien ha subido las tasas del aeropuerto en plena caída de la demanda". "Los políticos no entienden realmente lo que ha pasado en Iberia y no entienden la imperativa necesidad de reestructurar la compañía", criticó el primer ejecutivo en un encuentro con periodistas en Chengdu (China).

Por otra parte, ha echado en cara a la ministra de Fomento, Ana Pastor el que "nunca tenga tiempo" para mantener un reunión y ha insistido en que su labor no es contentar a los políticos, sino hacer negocios: "No tengo ni idea de las razones de las autoridades españolas para criticar la fusión de Iberia. Siempre está (Ana Pastor) demasiado ocupada para recibirme; no conozco a los políticos que nos critican y nunca se han dirigido a mí personalmente. Yo no hago negocios para obtener la aprobación de los políticos. Pero sí creo que sus declaraciones dañan seriamente los resultados comerciales de la compañía", ha aseverado.

El empresario enfoca el problema de Iberia en la subida de las tasas de Aena en el 2013. "Barajas es una excelente infraestructura, pero en esta situación es imposible crecer. Menos si subes los precios de los costes del aeropuerto". La subida de tasas en Madrid "fue una gran decepción". 

Como ya anunció Ibercampus.es el pasado lunes, la fusión de Iberia es mala para la sociedad y solo buena para sus gestores y en principio los accionistas como indica que la firma aparece en los últimos puestos de responsabilidad social corporativa (RSC) entre las empresas cotizadas en el IBEX.

La crisis económica de España ha pasado factura a la compañía y a Barajas, según Walsh. "El problema de Barajas tiene más que ver con la situación de la economía española y la economía de Madrid que con la reestructuración de Iberia", asegura el ejecutivo irlandés. "Decir que la situación de Barajas es culpa de Iberia es no ver los problemas reales de la economía española", afirma.

El aeropuero de Barajas esta perdiendo pasajeros. Ha subrido caídas de casi el 15 %, lo que pone en tela de juico la gran inversión de la T4 y los planes de Aena de privatizar el aeropuerto. El pasado mes de agosto el aeropuerto de El Prat superó en tráfico mensual a la instalación madrileña por primera vez en su historia.

Además,  Barajas se ha visto gravemente afectada por la reducción de rutas y frecuencias de Ryanair e EasyJet. "La crisis de Barajas no es culpa de Iberia. Hay una clara correlación entre los resultados de la economía y los resultados del aeropuerto" asegura el magnate.

Aun así, Walsh ha defendido la fusión de BA con Iberia y ha explicado que "la situación de la economía española es peor y más larga de lo previsto" por lo que  "ha afectado a la rentabilidad de Iberia, especialmente en operaciones interiores".

Walsh se ha mostrado pesimista ante la recuperación de la compañía aerea y ha comunicado que "es imposible saber cuándo se recuperará", ya que antes tendrán "que llegar a una base de costes que todavía está muy lejos".

Se trata de un caso de estudio, donde las principales escuelas de negocios de España ha tratado desde hace algo más de cinco años. Un ejemplo de ello fue en 2008 la iniciativa de la IE Business School, con sede en Madrid, que suscribió un acuerdo con la aerolínea para analizar la empresa como ejemplo de éxito que había sabido anticiparse y adaptarse a los grandes cambios que ha sufrido su sector.

No obstante, lo que ahora analizarán las Business School será, en un futuro inmediato, cómo ha podido variar tanto su posición en el mercado y su capacidad de adaptación y sobre todo cuál es el factor que ha codicionado la caída de la compañía española

De interés

Artículos Relacionados