sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaAna Botín potenciará la política de sostenibilidad del Banco Santander
Tras poner en marcha previamente comités especializados

Ana Botín potenciará la política de sostenibilidad del Banco Santander

Redacción
El Banco Santander ha convocado a sus accionistas a junta general para el viernes 27 de marzo. En medios que siguen la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se espera con gran interés la intervención de su nueva presidenta, Ana Botin, después de que la entidad en los últimos años haya dado pasos para definir su apuesta por la sostenibilidad. Algún medio ha especulado con la posibilidad de cambiar el logo del Santander de rojo a verde, más afín con la idea de respeto a la naturaleza.

Antes de conocer la nueva política de sostenibilidad del Santander, la memoria que publicó la entidad sobre el año  2013 ya hacía ámplia referencia al tema, si bien recietentemente se ha publicado el proyecto de nueva política de retribuciones, indicando que Ana Patricia recibirá por el 2014 retribuciones que duplican a las de su fallecido padre. El informe de retribuciones remitido hace dos miércoles a la CNMV especifica que Ana Botín fue consejera delegada de Santander UK durante ocho meses, por lo que cobró casi 4,5 millones de euros, y presidenta de la entidad desde el 10 de septiembre, por lo que recibió otros 2,4 millones de euros. Adicionalmente, recibió una aportación a su plan de pensiones de 2,14 millones en 2014, con lo que la retribución total en su primer año al frente del grupo fue de 9 millones de euros, cifra que multiplica por más de 1.000 la de las remuneraciones inferiores del Santander, que concede becas de 600 euros mensuales en las empresas que son clientes del mismo y tienen conciertos con las universidades donde lleva las cuentas, por lo que rentabiliza al máximo incluso estas políticas de Responsabilidad Social Corporativa. Percibirá también por ese año un salario fijo de 2,5 millones de euros, lo que prácticamente duplica la retribución que percibía su antecesor. 

Dentro de la presentación de resultados correspondientes al pasado ejercicio, la Memoria de sostenibilidad 2013 ya mostraba a sus clientes, accionistas y público en general, el compromiso de la entidad cántabra en materia de RSC ( Responsabilidad Social Corporativa ) con toda la sociedad. La sostenibilidad se integra en el modelo de negocio del Santander, que se ha dotado de una estructura que dirige y facilita su gestión, tanto en el ámbito nacional como en el internacional dado el carácter sistémico y global alcanzado en la actualidad por el primer banco español.

Conformando esa estructura encontramos en primer lugar un comité de sostenibilidad que tiene la función de promover la estrategia de sostenibilidad y las políticas sectoriales y generales del Banco , para someterlas a la aprobación del consejo de administración. Además, realiza el seguimiento de las iniciativas que ejecutan las diferentes áreas implicadas, tanto de negocio como de apoyo. El comité de cambio climático tiene como objeto identificar los riesgos y oportunidades de negocio en esta materia vinculada con el medio ambiente. También el Banco se ha dotado de un comité de voluntariado cuyo fin es identificar oportunidades de voluntariado corporativo y promover el programa Voluntarios Santander Comprometidos en todo el Grupo.

Junto a esta estructura de comités  el Banco ha desarrollado diversas políticas , códigos y normativa interna que se inspiran en las prácticas y protocolos internacionales , códigos de conducta y guías internacionales aplicables en cada materia. La política social y ambiental del Banco establece los mecanismos necesarios para el análisis de riesgos sociales y ambientales en la decisión de operaciones de financiación de proyectos. La política de defensa prevee que el Banco no financiará proyectos relativos a la fabricación, comercio o distribución de minas antipersona, bombas de racimo, armas nucleares, armas químicas o biológicas. Las políticas de energia, forestal y de agua, son de aplicación a las operaciones de Principios del Ecuador. La primera de éllas hace referencia a las actividades en los sectores de petróleo, gas natural, carbón, energías renovables y energía nuclear. La segunda establece los principios y criterios de financiación de determinadas actividades con impacto en los recursos forestales como productos de madera, obtención de papel, biomasa, biocombustibles, aceite de palma y soja, caucho y plantaciones y cultivos en las zonas forestales. La tercera se refiere a proyectos de hidroeléctricas ( presas, represas y embalses ), la depuración y potabilización de aguas y estructuras de saneamiento.

También el Banco de Santander se ha dotado de una política de derechos humanos  que pone de relieve que las denuncias y comunicaciones recibidas a través de los canales habituales del Banco se han gestionado de acuerdo con los procedimientos adecuados. No se han identificado episodios de explotación infantil ni episodios de trabajo forzado o no consentido.

Durante el año 2013 el Banco de Santander ha llevado a cabo una serie de medidas destacadas en sostenibilidad , de las cuales podemos destacar el programa Microcréditos Brasil que recibió el reconocimiento de la Cámara Americana de Comercio, entrega de 200.000.- euros a las ONG ganadoras de la V Convocatoria de Proyectos Sociales ,anuncio de la entrega de 10.000.- nuevas becas de prácticas en pymes para universitarios españoles durante los años 2014 y 2015 y la firma con el BEI ( Banco Europeo de Inversiones ) de tres líneas de financiación por importe de 528 millones de euros para estimular el crecimiento económico y la creación de empleo y luchar contra el paro juvenil.

Por último el Banco de Santander está adherido a iniciativas como el Pacto Mundial de Naciones Unidas, Principios del Ecuador, Principios de Inversión Responsable (PRI) y Principios de Aseguramiento Sostenible.

Ana Patricia Botín y su familia, cuyos principales representantes según las listas de Falciani tenían oculto en Suiza más de 2.000 millones de euros, son propietarios del 1,6% de las acciones del Banco Santander.

De interés

Artículos Relacionados