viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaBanco de España pide ahora desprotejer el empleo fijo para acabar con...
Ligera rectificación del emisor, que elude responsabilidad

Banco de España pide ahora desprotejer el empleo fijo para acabar con la legión de desprotegidos

Redacción
El Banco de España recomienda ahora recortar la "excesiva protección" de los contratos indefinidos y abaratar el coste del despido para corregir la dualidad del mercado laboral, en el que el nuevo empleo que se crea es fundamentalmente temporal, tras años de recomendar este. El gobernador de la entidad, Luis María Linde, alertó ante el "fuerte incentivo" que la actual regulación otorga a la contratación temporal y abogó por "potenciar el atractivo de la contratación indefinida".

Además pone de relieve la baja capacitación de empresarios y trabajadores con respecto a los países de nuestro entorno. Directivos, autónomos y asalariados se sitúan a la cola de los países de la OCDE en cuanto a formación, habilidades cognitivas y capacidades de gestión. Por ello el organismo incide en la importancia de actuar sobre el sistema educativo y mejorar la formación de los parados y los ocupados.

Según el informe anual 2015 del Banco de España donde se incluyen estas y otras recomendaciones, los principales desequilibrios que hacen vulnerable a la economía española son la elevada tasa de paro – en un nivel "socialmente inaceptable", como subrayó Linde – y los altos niveles de deuda y déficit públicos. "La necesidad de apelar recurrentemente a los mercados financieros para refinanciar un volumen elevado de deuda aumenta la vulnerabilidad de la economía ante posibles reacciones adversas del sentimiento inversor", señala el Banco de España, que hace hincapié en la situación de la Seguridad Social y recomienda "la incorporación de otras fuentes de financiación del sistema, delimitar los conceptos que se financian a través de él y desarrollar los mecanismos de seguro y ahorro" para completar las pensiones públicas en el futuro. "El mecanismo de ajuste se producirá principalmente a través de la pensión media", advierte.

En la parte positiva, Linde destacó que "el ajuste de precios y costes relativos de bienes y servicios ha permitido mejorar la capacidad competitiva de la economía española, dinamizando las exportaciones e impulsando el gasto interno y el empleo". No obstante el banco emisor recuerda que "este proceso dista de haber concluido, como muestra la concurrencia simultánea de una elevada dependencia importadora, un abultado saldo deudor neto frente al exterior y una tasa de paro todavía muy elevada".

La entidad reconoce que la consolidación fiscal "tendrá costes en el corto plazo", pero incide en que es esencial para preservar la confianza en la economía española y asegura que generará beneficios en el medio plazo. Por otro lado, advierte de que al impacto del ajuste fiscal se sumará el agotamiento de algunos factores que han propiciado el crecimiento económico desde 2014, como el abaratamiento del petróleo y otras materias primas, la depreciación del euro respecto al dólar o la moderación de costes de financiación derivados de una política monetaria expansiva por parte del BCE".Además, el Banco de España recomienda "vigilar la presión que el contexto de bajo crecimiento nominal y tipos de interés muy reducidos ejerce sobre la rentabilidad de la intermediación bancaria".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al ser preguntado por la reforma laboral que sugiere el Banco de España, dijo que respeta que el organismo haga las propuestas que considere oportunas y convenientes pero opinó: "Creo que es mejor la mía, que dice que cuando alguien contrate a una persona fija durante los primeros cuatro años no tendrá que cotizar por los primeros 500 euros de sueldo mensual y que toda persona que convierta un contrato temporal en fijo tampoco tendrá que cotizar a la Seguridad Social por esos primeros 500 euros", explicó. Defendió que esta propuesta permitirá estimular la contratación indefinida y es "mucho más entendible y mejor que lo que ha planteado el Banco de España".

Valoraciones de la prensa 

El Banco de España pone deberes al próximo Gobierno (EL MUNDO): Las recomendaciones sobre la economía española recogidas en el informe anual del Banco de España que se publicó ayer "son un compendio de los deberes que tendrá que hacer el próximo Gobierno para encarrilar el crecimiento económico. O, de otra forma, recuerda las reformas que el Ejecutivo popular se dejó en el tintero en la última legislatura y que por no llevarlas a cabo han frenado la actividad". "El Banco de España considera imprescindible que si el próximo Gobierno, del signo que sea, considera emprender una nueva rebaja de impuestos, tiene que acometer a la vez una decidida política de reducción del gasto público". También hace hincapié en que el elevado nivel de desempleo es inaceptable, y para reducirlo es imprescindible 'reducir las barreras al dinamismo empresarial'. El Banco de España pide dotar de una mayor flexibilidad al mercado de trabajo y en el documento hay continuas referencias a la responsabilidad de los políticos para dar una respuesta adecuada y decidida a los 'retos que plantea el envejecimiento de la población'. "En definitiva, el Banco de España dice que el próximo Gobierno va a tener poco margen de actuación si quiere que la economía mantenga la senda de crecimiento iniciada en 2014, lo cual parece evidente".

La economía española no admite programas irresponsables(LA RAZÓN): Del informe del Banco de España "conviene quedarse con la reflexión de que es esencial culminar el proceso de consolidación fiscal emprendido en la última legislatura". "Se puede discutir, y se discute, si la economía española será capaz de seguir creciendo a los actuales ritmos, algo imprescindible para compensar la rebaja fiscal en las cuentas públicas", pero "se antoja una propuesta razonable, contrastada en la experiencia de los dos últimos ejercicios y basada en la confianza en nuestras propias capacidades. Por el contrario, los partidos del arco de la izquierda se han embarcado en una especie de concurso de ofertas electoralistas que parten (…) de un diagnóstico tremendista y profundamente maniqueo". Hay muchos españoles que sufren aún las consecuencias de la crisis, "pero ello no justifica ni la demagogia ni, mucho menos, el recurso a las viejas políticas clientelares, que desincentivan a la sociedad y nos devuelven a la espiral del déficit y la deuda". "No todo es aceptable en política, ni siquiera en periodo electoral. Incrementar el gasto público no productivo y cubrirlo con mayores impuestos es un camino trillado hacia una nueva recesión. Al menos el PSOE no debería caer en promesas falaces que cuantifican el valor del voto de los que han sufrido más la crisis, sino afrontar el reto de las urnas desde el realismo y la credibilidad. Unidos Podemos es populismo de izquierda y ya se sabe".

Cómo avanzar en la flexibilidad (CINCO DÍAS): El Banco de España reclama un nuevo abaratamiento del despido, y señala que la excesiva protección del empleo fijo incentiva la temporalidad. "Un asunto delicado políticamente. ¿Cómo abordarlo? Quizás la vía ya no sea tanto volver a bajar por ley las indemnizaciones como abordar de forma integral la insoportable dualidad del mercado, dividido entre empleos muy protegidos y una legión de desprotegidos".

Por otra parte, entre los digitales, EL CONFIDENCIAL señala que el Banco de España se suma ahora a la corriente que reclama menos contratación temporal y más puestos de trabajo indefinidos. El informe anual del regulador, conocido este viernes, sostiene, en concreto, que para corregir el “fuerte incentivo que la actual regulación otorga a la contratación temporal”, se hace necesario “potenciar el atractivo” de la contratación indefinida, evitando que su excesiva protección siga incentivando la temporalidad.El Banco de España siempre ha sido esquivo a la hora de cuestionar la apuesta por el empleo temporal impulsada por casi todas las reformas laborales. Pero nunca, como ahora, había sido tan claro. La contratación temporal representa cerca 26% del conjunto del empleo después de haber sobrepasado el 34% en los años de expansión, pero ese porcentaje cayó con fuerza después de que la crisis se cebara con el empleo más precario (inmobiliario y construcción, fundamentalmente).

El banco central estima que el dinamismo del empleo en 2015 se concentró en los asalariados temporales, que repuntaron un 8,3%, frente al 1,9% de los trabajadores indefinidos, lo que elevó la ratio de temporalidad hasta el 25,7% a finales de año. Es decir, casi cuatro puntos por encima de su nivel a principios de 2013, cuando esta tasa alcanzó su mínimo cíclico.El banco central achaca el repunte de la temporalidad a que los parados salen de su situación de desempleados mediante un contrato precario. Lo que coincide con el hecho de tampoco se observa un “aumento significativo” de las conversiones de contratos temporales en indefinidos, que habían mostrado una tendencia claramente descendente desde el inicio de la crisis y que, en el período más reciente, se mantienen “en niveles reducidos”.

Ahora, lo que dice el Banco de España, que respaldó las últimas reformas laborales, es que es preciso “mejorar las políticas activas, especialmente las destinadas a favorecer la empleabilidad de los trabajadores con menores niveles de cualificación”. Normalmente, trabajadores con más empleo temporal.

Ahora bien, el banco central entiende que la consolidación de un crecimiento “equilibrado y generador sostenible de empleo” requiere del mantenimiento y ampliación de las ganancias competitivas alcanzadas durante estos años. Y la receta que propone es “un marco laboral que refuerce la flexibilidad interna y facilite la adecuación de los salarios a las condiciones específicas de las empresas”. En definitiva, una nueva reforma laboral.

Expresado en otros términos. Lo que reclama es una “reasignación del empleo entre empresas y ramas de actividad”, para lo cual se requieren ajustes de los precios y costes relativos”, de modo que los salarios “se vinculen a las condiciones específicas de los distintos sectores y empresas”.

De interés

Artículos Relacionados