jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadCataluña se niega a más recortes en educación y salud
Al prorrogar sus presupuestos del 2012

Cataluña se niega a más recortes en educación y salud

Redacción
Tras resaltar que por culta del déficit fijado como objetivo anual "el Gobierno español nos está obligando a hacer más recortes en sanidad, educación y servicios sociales", el presidente de la Generalitat confirmó ayer la prórroga de los presupuestos del 2012 anunciada en principio al anticipar las pasadas elecciones. La decisión es hoy criticada por otras razones en los editoriales de los diarios impresos, sobre todo los que más apoyan al ejecutivo de Mariano Rajoy.

La noticia anunciada ayer por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, llega tras conocerse la semana pasada que el límite de déficit para Cataluña es del 1,58% del PIB y el de todas las autonomías un tercio del total estatal, como su participación en el gasto público. "No queremos ni podemos recortar más. No se pueden acometer nuevas reducciones de gasto", dijo, y recordó que él mismo trasladó al Gobierno que presentaría los presupuestos si el límite de déficit se fijaba en el 1,8%. "Somos coherentes con la advertencia y plantamos cara, y la manera de hacerlo es prorrogar el presupuesto hasta final de año", explicó.

Mas aseguró que en 2014 sí habrá presupuestos y condicionó el cumplimiento del déficit a que mejore la financiación y el Gobierno "pague sus deudas" con Cataluña. Incidió en el cobro de "deudas pendientes" en concepto de obras del Estado no ejecutadas, por valor de 750 millones, así como la recuperación de anticipos. También pidió al Ejecutivo que compense a la Generalitat por la suspensión del cobro del impuesto sobre depósitos bancarios y que reconsidere la disminución en 500 millones de las cantidades que avanza a las comunidades cada año en concepto de liquidación de impuestos.

Por otro lado, el Govern recurrirá ante los tribunales el reparto del déficit, que "va contra la propia ley de estabilidad presupuestaria" y que Artur Mas definió como "injusto e ilegal". En este sentido, LA RAZÓN titula en portada: "Mas denuncia al Gobierno por el déficit mientras recibe más de 28.000 millones" y precisa que el Estado entregará a Cataluña 1.987 euros por habitante, "252 euros más que a Madrid".

Todas las fuerzas políticas catalanas, excepto CiU y ERC, han rechazado la decisión de prórroga.. El portavoz del PSC, Jaume Collboni, calificó de "ejercicio de cinismo y cobardía" la decisión del president que, según dijo, demuestra que "quien gobierna en la sombra es ERC". El portavoz de Ciutadans, Jordi Cañas, lo consideró "un fraude de cara a los ciudadanos" y emplazó a Mas a dimitir si no es capaz de gobernar. Para el portavoz adjunto del PP en el Parlamento catalán, Santi Rodríguez, recurrir el déficit es "marear la perdiz" y acusó a Mas de "no dar la cara". Para la portavoz de ICV, Dolors Camats, se trata de una "estafa" que devuelve a Cataluña a una situación "prácticamente predemocrática", sin dar oportunidad al Parlament a discutir.

Editoriales de los periódicos

Los diarios catalanes son los únicos diarios que justifican parcialmente la decisión.

Para LA VANGUARDIA, "A estas alturas del año, en pleno agosto, quizás no había otra salida más realista (…) La Generalitat no sólo ha conocido muy tarde el límite de déficit público", sino que además "ha sido más reducido de lo que esperaba. Las dificultades de todo tipo y los nuevos recortes que ello comportaba han condicionado la decisión final adoptada ayer".

La prórroga supone "un claro mensaje de rechazo a las excesivas limitaciones presupuestarias impuestas por el Gobierno central, pero también una opción para evitar un mayor desgaste político, en el marco del acuerdo que permite gobernar a CiU con el apoyo imprescindible de ERC". Respecto a los presupuestos de 2014, "sin una buena negociación con Madrid, el escenario es complicado".

Para EL PERIODICO, es una "solución pragmática a una situación que tiene su origen en algunas decisiones del Gobierno español pero también en la dinámica excepcional que el propio Mas ha generado en la legislatura recién comenzada". Mas decidió presentar las cuentas de 2013 al adelantar las elecciones. "Es una responsabilidad únicamente suya". Y en enero decidió posponer la presentación a la espera de que la Comisión Europea revisara el objetivo de déficit para España. "El resultado final de este episodio no ayuda a reconciliar a los ciudadanos con la política, pues se mezclan a partes iguales el oportunismo de aquí y la deslealtad de allí para debilitar el control democrático". En el litigio del reparto del déficit, la Generalitat tiene razón. También en las aspiración a un nuevo sistema de financiación. "En todo caso son caminos difíciles de abordar desde la dinámica rupturista con la que se ha abierto la legislatura".

En cambio, EL MUNDO dice que "es la forma que tiene el presidente de la Generalitat de agradecerle a Rajoy su ayuda. Rajoy es quien ha facilitado el rescate de Cataluña con el Fondo de Liquidez Autonómica y es quien ha consentido que exista el déficit a la carta que beneficia a esta comunidad, a sabiendas de que eso le supondría enfrentamientos dentro de su propio partido".

"La prórroga del Presupuesto es la excusa de Mas para seguir ganando tiempo". "El presidente catalán evita tener que ir a negociar ahora con quien es su único apoyo: ERC. (…) La trampa de Mas es que está construyendo su apuesta independentista sobre una profunda división ideológica que tiene que acabar asomando más pronto que tarde".

Igualmente, ABC opina: "La Generalitat cierra su inverosímil círculo victimista, olvidando convenientemente que en Cataluña no ha habido otra cosa que gobiernos nacionalistas, bien en su versión original, bien en el sucedáneo socialista, y que estos han decidido a sus anchas en qué gastaban y en qué no, gestionando Cataluña como un coto privado. Culpar ahora a otros de su descalabro económico es un insulto a la inteligencia de los ciudadanos".

"Mientras Artur Mas sigue perdiendo el tiempo con su proceso soberanista y financiando ´embajadas´ y campañas separatistas, Cataluña da avisos de un deterioro social cada día más grave".

Por su parte, LA RAZÓN asegura que solo hay "retórica y una excusa política sin recorrido". Mas ha escogido la ruta "más conveniente para sus intereses". El desatino secesionista y la bronca y el ruido que lo acompañan han supuesto en definitiva una dejación de las responsabilidades principales". "La prórroga de los Presupuestos ha sido el último eslabón de una cadena de despropósitos". El presidente de la Generalitat "pudo y debió" elaborar las cuentas con el déficit previsto y buscar los apoyos necesarios. "Eligió, sin embargo, abocar a Cataluña y a los catalanes a una encrucijada marcada por la inseguridad, la arbitrariedad y el desgobierno".

En la prensa económica, CINCO DÍAS dice que Cataluña tensa la cuerda con Hacienda y ha decidido "elevar la tensión política con Madrid, ciñéndose ahora a argumentos supuestamente económicos". "Lógicamente en el planteamiento de la Generalitat hay un componente político muy elevado, el que en toda la relación financiera entre el Estado y Cataluña parece ya inevitable, pero que ahora pisa el delicado territorio de una revisión completa del estatus constitucional.

Necesariamente tiene que ser reconducido a las posibilidades reales que ofrecen los números y el margen que Bruselas ha otorgado a España para lograr su consolidación fiscal". "Está en juego mucho más que el bienestar al que Cataluña tendría que renunciar para llegar a los objetivos marcados, que son mucho menos exigentes que para otras regiones".

De interés

Artículos Relacionados