miércoles,20 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaCientíficos de la UGR estudian los lagos de Sierra Nevada para analizar...
Investigación

Científicos de la UGR estudian los lagos de Sierra Nevada para analizar el cambio climático global

ibercampus.info
El objetivo es determinar si el incremento en las tormentas de polvo africano, como consecuencia del cambio climático, puede afectar a lagos remotos y utilizarse como sensores climáticos. Un equipo internacional de científicos pretende analizar la incidencia de las nubes de polvo sahariano en los lagos de alta montaña. Esos ecosistemas aislados constituyen un peculiar laboratorio "natural" para estudiar qué está ocurriendo con el clima a escala global.

Científicos del Instituto del Agua de la Universidad de Granada lideran un estudio internacional que pretende analizar los ecosistemas de alta montaña como los del macizo granadino. Sierra Nevada constituye uno de esos “ecomarcadores” de alto valor ecológico que pueden delatar las consecuencias del aumento de intrusiones saharianas, que también pueden alcanzar la costa Este de América. A los investigadores granadinos se suman científicos nacionales e internacionales que analizarán lagos de los Alpes, los Pirineos, la Antártida, el Ártico y la Patagonia.

Según han constatado los investigadores, las polvorientas nubes transportan nutrientes minerales y microorganismos procedentes del suelo africano, que se depositan en los lagos de los macizos montañosos. Esta “migración” de partículas, cada vez más frecuente, puede modificar las poblaciones de bacterias autóctonas, transformar el ecosistema por completo e incluso tener consecuencias negativas para la salud humana.

Para acometer el estudio, los científicos filtran el aire de la atmósfera a 3.000 metros de altura mediante colectores atmosféricos de alto volumen. El siguiente paso consiste en la purificación del ADN de los organismos incluidos en la columna de aire para determinar el origen de la misma. De ahí se obtienen pequeñas cantidades de material genético que, por su escasez, resulta necesario amplificar. La secuenciación de este ADN permitirá determinar qué microorganismos son transportados asociados al polvo del desierto durante largos trayectos.

Una vez identificados los microorganismos que llegan a los lagos, se procederá a especificar sus consecuencias para los ecosistemas locales.

De interés

Artículos Relacionados