domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónBlogsComisión de Quejas de la FAPE: ¡Mucho ojo! (II Parte)
Humor y Comunicación Política

Comisión de Quejas de la FAPE: ¡Mucho ojo! (II Parte)

Humor y Comunicación Política
La semana pasada anuncié a los lectores de La Voz Libre que iba a publicar la segunda parte de mi estudio sobre la Comisión de Quejas de la FAPE en Ibercampus.es. La razón es clara: Ibercampus.es ha sido un actor importante en todo este proceso y esta columna quiere ser un acto de agradecimiento. Eric […]

La semana pasada anuncié a los lectores de La Voz Libre que iba a publicar la segunda parte de mi estudio sobre la Comisión de Quejas de la FAPE en Ibercampus.es. La razón es clara: Ibercampus.es ha sido un actor importante en todo este proceso y esta columna quiere ser un acto de agradecimiento.

Eric Berne escribió un libro que tuvo un éxito mundial y que tituló Juegos en que participamos. Su discípulo principal, Claude Steiner, escribió El otro lado del poder, dedicado precisamente a los juegos de poder.

En el Capítulo 5 del libro de Berne, éste ofrece diversos criterios para clasificar los juegos, y que resultan muy útiles. Entre ellos, están tres variables:

  1. La flexibilidad. Hay personas que admiten más los cambios que otras.
  2. La tenacidad. Algunas personas renuncian a sus juegos fácilmente y otras son más agresivas.
  3. La intensidad. Algunas personas juegan tranquilamente, otros con más tensión y agresividad. En función de esta variable, los juegos se dividen en fáciles y difíciles.

Las tres variables convergen para hacer los juegos calmados o violentos:

A. Un juego de primer grado es aquél que es socialmente aceptable en el círculo del agente.

B. Un juego de segundo grado es aquél del que no se desprende un perjuicio permanente e irreparable, pero que los jugadores prefieren esconder del público.

C. Un juego de tercer grado es el que se juega «a muerte», y que termina en un quirófano, en el juzgado o en el depósito de cadáveres.

 

 

Notas distintivas de la Comisión de Quejas

La respuesta de Carlos Hernández-Sanjuán refleja que los vocales de esta Comisión de Quejas :

  • se comportan de una manera muy poco flexible, puesto que aceptan las falsificaciones – como define este término María Moliner- de la ponente María Dolores Masana. Encargaron a la Sra. Masana que hiciera un caballo; ella les entregó un camello; pues bien, ellos están muy contentos con el camello. Cualquiera con cinco dedos de frente puede pensar que los vocales de esta Comisión no se pueden declarar en huelga moral en un caso como éste;
  • desde luego, son tenaces cuando persisten en «sostenella y no enmendalla» , como demuestra la redacción del Sr. Hernández-Sanjuán;
  • y por supuesto, la redacción de esta carta abre un boquete muy grande en la credibilidad de esta Comisión. ¿Qué es eso de que «no cabe»?. ¿Cómo puede firmar este señor una carta de esta guisa en 2014? ¿En qué época se cree que estamos viviendo?.

Pues sí, «cabe» afirmar algunas cosas importantes, que paso a detallar.

La respuesta del Secretario Carlos Hernández-Sanjuán, a la respuesta que dirigí al Presidente de la Comisión, D. Manuel Núñez Encabo,  refleja que los vocales de esta Comisión de Quejas :


El estilo de decidir de esta Comisión y los juegos de poder en que participa

La manera de actuar de esta Comisión es igual que la que emplearon los soviéticos, no sólo durante el estalinismo sino hasta Gorbachov. La diferencia está en que los soviéticos participaban en juegos de poder de segundo y tercer grado.

Como pruebas de lo que afirmo, presento la primera página de la carta que Beria dirigió a Stalin el 5 de marzo de 1940, proponiendo la eliminación de los prisioneros polacos. Fíjense que sobre la carta estamparon su firma Stalin, Voroshílov, Molotóv y Mikoyán. Y, en el margen: Kalinín, a favor, Kaganovich, a favor. (En el libro de Pavel Sudoplatov y Anatoli Sudoplatov, Operaciones especiales, Barcelona, Plaza y Janés, P. 589).

Si consultamos en la Wikipedia la biografía de Anastás Mikoyán leemos lo siguiente: "Se ha afirmado que para 1964 Mikoyán se había convencido que Jruschov se había convertido en una carga para el Partido, y que planeó en noviembre de 1964 el golpe de Estado que puso a Leonid Brézhnev en el poder. Sin embargo, el biógrafo William Taubman niega tanto que eso sea cierto como la afirmación de que Mikoyán era el único miembro del Presidium (el nombre del Politburó en la época) que defendió a Jruschov."

Asegura que Mikoyán sí votó a favor de forzar el retiro de Jruschov (en el estilo tradicional soviético el voto debía ser unánime). Fue el único de los colegas de Jruschov que le deseó lo mejor en su retiro, a pesar de que nunca le volvió a hablar. Es posible especular que hizo eso porque habría sido políticamente un error mantener a Jruschov en el poder o porque para entonces dejó de tolerar a Jruschov. Su decisión de enviar flores a su funeral en 1971 tal vez fue por culpa o por cierto afecto hacia Jruschov o tal vez por ambas causas». (Consultada el 13-11-2013).

¿En qué juegos participa la Comisión de Quejas? En los de segundo grado, pues sus dictámenes afectan a personas que no tienen la defensa de su prestigio que sí tienen los periodistas europeos y los de muchos otros países. Estos vocales emiten una condena moral sin posibilidad de recurso. Incluso, puede haber personas que presenten una queja para manipular a la Comisión, pues lo que van buscando es, sin tener que pagar los honorarios de un abogado, o de varios, conseguir un dictamen favorable con el que ir ya a un juzgado, sabiendo que cuentan con un precedente que les beneficia.

Las grandes lagunas de conocimiento de los miembros de la Comisión de Quejas

También dice el Sr. Hernández-Sanjuán que las Resoluciones de la Comisión no admiten Recurso de Reposición. Con lo cual, demuestra que se encuentra muy contento con que España sea diferente en un aspecto tan perjudicial como éste para el prestigio de esta Comisión. Pero ante el escándalo que causó la resolución chapucera de esta Comisión, ha habido muchas personas que no quieren que esta Comisión sea una antigualla como ahora, es decir, que no esté a la altura europea.

Le respondí haciéndole ver que profesores de diversas universidades españoles acometieron la tarea de examinar las propuestas de las Comisiones deontológicas y libertad de expresión. Analizaron las quejas tratadas por los siguientes órganos deontológicos de Alliance of Independent Press Councils of Europe (AIPCE):

  • Press Complaint Commission (Reino Unido)
  • Österreichische Presserat (Austria)
  • Consiglio nazionale dell´Ordine dei giornalisti (Italia)
  • Îáùåñòâåííîé êîëëåãèè ïî æàëîáàì íà ïðåññó (Rusia)
  • Schweizer Presserat (Suiza)
  • Comisión de Quejas y Deontología (FAPE) (sólo el comienzo de una investigación a fondo)

En resumen, analizaron quejas del periodo 1996- 2013 (el periodo es distinto para los distintos órganos; depende de la puesta en marcha) El total de quejas estudiadas se sitúa por encima de los 3.000.

El principal objetivo fue comprobar si alguno de estos órganos deontológicos se había pronunciado en alguna ocasión sobre un material escrito por un profesor universitario acerca del trabajo de otro profesor universitario.

Conclusión: no existe un precedente de este carácter. Ninguna Comisión o Consejo de los analizados ha admitido en ningún momento una queja relacionada con conflictos académicos.

La Press Complaint Commission (Reino Unido) resuelve casi todos los casos relacionados con información publicada en blogs (bitácoras) aplicando el derecho a réplica (válido también para noticias antiguas que continúan disponibles online). En el caso Richard A E North (Sunday Times) la PCC reconoce:

In the realm of blogging (especially in cases touching upon controversial topics such as climate change), there is likely to be strong and fervent disagreement, with writers making use of emotive terms and strident rhetoric. This is a necessary consequence of free speech.

«En el ámbito de la actividad en los blogs (especialmente en casos que abordan asuntos sensibles como el cambio climático), probablemente va a haber un desacuerdo fuerte y muy animado, con escritores que emplean términos emotivos y retórica estridente. Esto es una consecuencia necesaria de la libertad de expresión».

Entonces, ¿por qué se empeñan los miembros de esta Comisión en apoyar a alguien tan indefendible como la ya citada ponente?

Ibercampus.es quiere ponerse a la altura europea y promueve una Petición en Change.com para que cambie la Comisión de Quejas

A raíz de la sentencia de la Comisión de Quejas, los responsables de Ibercampus.es, diario digital universitario, me preguntó por qué no colaboraba con ellos. Lo estuve pensando, pero como en verano disponemos de más tiempo, me comprometí a escribir una sección titulada Humor y comunicación política.  Comencé en julio y así lo he venido haciendo desde entonces.

Ibercampus.es inició una Petición a la Comisión de Quejas a través de la Plataforma Change.org, con el siguiente texto:

Por el derecho de los periodistas

¿Sabes que la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se diferencia muy desfavorablemente de organizaciones similares en otros países europeos?

No tiene reconocido recurso alguno. Es decir, quien pierde el caso, no tiene posibilidad alguna de refutar los argumentos de quien haya sido el/la ponente. Además, si examinas y contrastas algunas Resoluciones de esta Comisión, comprobarás que hay una gran diferencia de calidad entre unas y otras. Esto significa que cada periodista español que recibe una queja está al albur de la calidad de la propuesta de quien sea ponente de su caso.

Te pongo ejemplos de cómo tratan este asunto tan importante organizaciones similares en otros países europeos.

Press Complaints Commission (PCC). (Reino Unido)  Tienen lo que denominan el Revisor Independiente: Si al final del proceso, el periodista tiene reservas sobre la manera en que su caso ha sido tratado por la Comisión y sus miembros, debe escribir- en el plazo de un mes de haberle comunicado el resultado de su caso- al Revisor Independiente (Independent Reviewer). Él investigará su recurso e informará de cualquier hallazgo y transmitirá recomendaciones a la Comisión.

  1. Deutscher Presserat (Alemania).Existe la opción de reapertura del caso (Wiederaufnahme del caso) en el caso de nuevas pruebas que podrían afectar la decisión.
  2. Österreichische Presserat (Austria). Existe la opción de reapertura del caso (Wiederaufnahme del caso) en el caso de nuevas pruebas que podrían afectar la decisión.
  3. Schweizer Presserat (Suiza). En un plazo de 10 días a partir de la fecha de la resolución, se puede pedir la opinión deontológica del Pleno del Consejo a petición de al menos dos miembros del Consejo de Prensa.
  4. Общественной коллегии по жалобам на прессу (Rusia).En el caso de Rusia, la decisión que emite la comisión ad hoc puede ser revisada (reposición) por el Consejo (Коллегия).
Ibercampus.es solicita a la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología :

a) Que reconozca el derecho al Recurso a que los periodistas españoles tienen derecho, como los demás periodistas europeos, porque el pago de sus cuotas les da ese derecho;

b) Que un periodista pueda recusar a un miembro de la citada Comisión por las mismas causas que en cualquier proceso.

c) Que, siguiendo la tendencia internacional, y no sólo en el campo del Derecho, el periodista pueda conocer el nombre del/ de la ponente y de lo que haya votado cada miembro de la Comisión y del razonamiento en que haya basado su decisión.

Atentamente,

.

Antes de proceder a la petición pública, que sigue abierta indefinidamente a las adhesiones en change.org, una encuesta realizada por Ibercampus.es demostró que el 90% de los votantes estaban a favor de que los profesionales de la comunicación tuviesen este derecho, como ya lo tienen en otros países de nuestro entorno, como Reino Unido, Alemania, Austria, Suiza y Rusia

La Petición recibió 2.500 firmas en un tiempo récord

¿Qué va a hacer esta Comisión de Quejas? ¿Lo saben ustedes? Yo, no. La cerrazón que la carta de Hernández-Sanjuán manifiesta, y después de los pasos que veo que están dando – me dicen que están empleando, de nuevo, con ligereza el concepto de «sabio»- , el futuro de esta Comisión es de una velocidad creciente hacia el desprestigio. Desde luego, muchas personas no estamos dispuestos a que las cosas sigan como están.

Mi recomendación a quienes se vean acusados ante esta Comisión es que la ignoren mientras no esté a la altura europea y de los países que garantizan una auténtica libertad de información.

Volveré a ocuparme en otra columna, dentro de cierto tiempo, de Dña. María Dolores Masana Argüelles. Firma como «periodista y escritora». Vamos a ver qué ha escrito.

Acabo esta columna con el dictamen que un vocal de esta Comisión, D. Fernando González Urbaneja pronunció sobre la Comisión de «sabios» que redactó el Informe sobre Televisión por encargo de la entonces Directora de RTVE, Carmen Caffarell.

El 20 de Julio de 2005, el entonces Presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid y de FAPE pronunció una conferencia titulada Televisión, política y economía. Las televisiones públicas en el presente, a las 11:30 de la mañana, en Santo Domingo de la Calzada.

Cuando llegó el coloquio, le preguntaron: «¿Qué piensa usted del Informe de Comité de sabios?». Respondió: «Una mierda». (La conferencia fue grabada en video).

Pues a ver cuándo dice lo que piensa sobre lo que le parecen algunas Resoluciones de la Comisión de Quejas. Mientras no haya la más mínima autocrítica en esta Comisión, poco podemos esperar.

Acabo esta columna con el dictamen que un vocal de esta Comisión, D. Fernando González Urbaneja pronunció sobre el Comité de de «sabios» (del que él formaba parte y que que redactó el Informe sobre Televisión por encargo de la entonces Directora de RTVE, Carmen Caffarell).

De interés

Artículos Relacionados