Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

viernes, 29 de mayo de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Las empresas IBEX35 se resisten a informar de cómo cumplen en corrupción,impuestos yderechos ajenos
ICO opera con Atradius Crédito-Caución aunque le prohiben que sus avales pasen por paraíso fiscales
Una veintena de organizaciones urge libre acceso a la información administrativa
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Las universidades tendrán tres años para reducir las tasas hasta los niveles de 2011
El Europarlamento pide más eficacia que el CCU español en el reembolso de vuelos no realizados
El Ranking CYD 2020 del 94% de las Universidades reafirma el liderazgo de vascas y catalanas
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"El COVID 19 es un evento quizá nunca ocurrido como ahora, y pone en peligro nuestra civilización"
"Tratamos de predecir cuál será la próxima enfermedad emergente para evitar otras más como COVID"
"En un año,aunque no haya vacuna,habrá infectado un 40% o 50% de la población y el virus frenará"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Los ERTE salvan 3,3 millones de empleos y más de medio millón de empresas, según Trabajo
Mucho interés de avance en la Comisión de Seguimiento Tripartita para los ERTEs tras el 30 de junio
ANPE reivindica la enfermera escolar en todos los centros educativos tras la pandemia de COVID
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
Bajan los precios básicos menos el arroz, con 7 países iberoamericanos entre los 23 con más COVID
América Latina perderá un 7% de su PIB este año por el COVID, 2 meses atrasado, según Banco Mundial
Brasil supera a Portugal como segundo país iberoamericano con más víctimas por COVID tras España
TENDENCIAS Ampliar +  
El voto latino en las elecciones de EEUU 2020 llegará al 13,3%
La tasación de viviendas pasa de física a digital y solo Madrid y Barcelona superan mínimos de 2012
El siglo de Asia empieza este 2020 de Juegos en Japón con temores existenciales y de salud mental


LIBROS

"Contagio" y "La Peste", pandemias de ficción, se convierten en virales y en causas de aprendizaje

Fotograma de la película 28 días después (Danny Boyle, Gran Bretaña, 2003).

Dos entre las muchas obras de ficción sobre epidemias de las que la humanidad apenas aprendió son virales en las redes con el COVID-19. "La Peste", novela escrita por Camus en 1947, y "Contagio", la película de Steven Soderbergh, destacan como apocalipsis sanitarios más revisitadas ahora. Aparte del consuelo que nos brindan sus tranquilizadores desenlaces, ¿qué nos enseñan acerca de las epidemias reales?, se pregunta el sociólogo, profesor e investigador en Universidad Rey Juan Carlos (URJC).
SINC/ Pablo Francescutti Sociólogo, profesor e investigador en el Grupo de Estudios Avanzados de Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC 10 de mayo de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Lanzan un proyecto para investigar bulos del coronavirus en línea con la lucha iniciada por ANIS
 España, en estado de alarma cuando tiene en proporción más víctimas del COVID-19 que China
 El Ibex35 cae este jueves otro 14%: las bolsas acumulan pérdidas de un tercio por el coronavirus
 La ciencia española se centra en investigar al COVID-19, según Marca España

El único efecto positivo hasta el momento del COVID-19, comentaba un analista, es el interés renovado del público por la gran novela existencialista de Albert CamusLa Peste (1947).

La avidez por su crónica de la imaginaria peste bubónica en la ciudad de Orán (Argelia) se ha extendido a Contagio (2011)de Steven Soderbergh. Según la plataforma iTunes, se ha disparado el alquiler de esta película protagonizada por el MEV-1, un ficticio virus surgido en China a partir de una mezcla de genes de murciélagos y cerdos, y causante de 26 millones de muertes en todo el mundo.

Ciertamente, quien busque referencias a la pandemia actual en la literatura y en el cine encontrará mucho donde rascar. Puede arrancar con la reconstrucción que Daniel Defoe hizo de la gran plaga que se abatió sobre Londres en Diario del año de la peste (1722), seguir con La Máscara de la Muerte Roja (1842), de Edgar Allan Poe, y El último hombre (1826) de Mary Shelley, el primer escenario posapocalíptico asociado a una plaga.

Según la plataforma iTunes, se ha disparado el alquiler de la película 'Contagio' 

Póster de la película 'Contagio' (2011), de Steven Soderbergh.

Ya en el siglo XX, continuará con Soy Leyenda (1954), donde Richard Matheson presentó un virus que transmite el vampirismo; La Amenaza de Andrómeda (1966), en cuyas páginas Michael Crichton imaginó un mortífero microbio venido en un satélite artificial; Los inmortales (1973), del francés René Barjavel, y su patógeno transmisor de la inmortalidad; Apocalipsis (1978), la novela de Stephen King sobre la súper gripe escapada de un laboratorio militar; y Outbreak (1987), el superventas de Robin Cook, creador del thriller médico, en donde fantasea con la llegada del ébola a California.

El cine no se quedó atrás. Aunque existía el antecedente de Pánico en las calles (Elía Kazan, EE UU, 1950), las producciones sobre colapsos sanitarios se multiplican a partir de los años 70. The Omega Man (Boris Sagal, EEUU, 1971) parte de la guerra bacteriológica librada entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

El mismo año, Muerte en Venecia (Luchino Visconti, Italia) muestra a la ciudad de los canales asediada por el cólera. En 1995, Fernando Meirelles lleva a la pantalla El Ensayo sobre la ceguera de José Saramago, referido a una misteriosa epidemia que deja ciegas a casi todas las personas; Wolfgang Petersen estrena Estallido, basada en Hot Zone, el libro de Richard Preston sobre la carrera por atajar el Ebola en África; y 12 Monos (Terry Gillian, EEUU) arma una trama futurista con un virus ultraletal liberado por un científico desquiciado.

Narrativas apocalípticas del 2000

Las narrativas apocalípticas se hicieron aún más populares conforme se acercaba el año 2000 y reflotaba un milenarismo banal que se regodeaba con el fin del mundo. Tuvieron además el acicate de las especulaciones sobre el retorno de la gripe española, y de las muy reales crisis de las vacas locas, el SARS y la gripe aviar.

De esta variedad de fuentes manó la inspiración para 28 Días después (Danny Boyle, Gran Bretaña, 2003), filme sobre un virus de la rabia mutado en un laboratorio experimental y soltado inadvertidamente por un comando animalista, la mencionada Contagio, y Guerra Mundial Z (M. Foster, GB/EEUU, 2013), una guerra con zombis creados por una plaga extraña. Son algunos de los filmes más conocidos, aunque la lista continúa.

Quien acuda a las obras citadas en busca de lecciones prácticas deberá aclarar primero un punto: ¿realmente son las epidemias y pandemias su verdadero trasunto? Con frecuencia, los patógenos de la ficción han servido de pretextos para aludir a otras cosas.

'La Peste' era una parábola de la resistencia a la ocupación nazi y en 'Ensayo sobre la ceguera' Saramago reflexiona sobre la ley de la jungla en sociedades individualistas 

El Diario del año de la peste es, como mucha literatura inglesa de la época, un estudio de las pasiones y su efecto perturbador en la naturaleza humana.

De La Peste se dijo que era una parábola de la resistencia a la ocupación nazi de Francia y una exploración de las reacciones del individuo ante el absurdo de la existencia exacerbado por una situación límite.

En la ceguera masiva del libro de Saramago se trasparenta una reflexión sobre la ley de la jungla en sociedades individualistas y la tendencia autoritaria de los Estados capitalistas. Y en el zombi se ha visto un condensado de las conductas antisociales, el consumismo, la inmigración, la muerte y otras ansiedades del mundo desarrollado.

Para algunos estudiosos, esta imaginación artística es típica de sociedades del riesgo como la nuestra. Según la teoría acuñada por Ulrick Beck, a partir de la Segunda Guerra Mundial la ciencia y la tecnología se ven puestas en entredicho a medida que los efectos adversos del progreso van eclipsando sus beneficios.

Y sin embargo, la sociedad no puede dejar de aferrarse a la ciencia y la técnica para solventar los peligros creados por estas mismas. Tanto más en un mundo tan interconectado donde, como expresó Susan Sontag en su ensayo La enfermedad como metáfora, “todo lo que puede circular lo hace, y donde cada problema es o está destinado a ser global”. La errante nube radiactiva de Chernóbil es un estremecedor ejemplo de la ubicuidad de los riesgos.

Metáforas de ciencia fuera de control

En tal contexto, los gérmenes de las ficciones funcionan como metáforas de una ciencia fuera de control y de sus riesgos asociados: los riesgos de la exploración espacial en el texto de Crichton; los peligros de las armas bacteriológicas en Stephen King; el lado oscuro de la medicina en Robin Cook; las consecuencias indeseadas de la experimentación genética en Terry Gillian...

Las creaciones recientes, en cambio, hablan de la globalización y las tecnologías que permiten que el miedo y los virus se propaguen por el planeta de modo fulminante; tratan asimismo de las amenazas planteadas por los flujos de capital especulativo, fake news, migrantes, alimentos tóxicos, sustancias contaminantes y enfermedades nacidas de la promiscuidad entre humanos y animales.

Las creaciones recientes hablan de la globalización y las tecnologías que permiten que el miedo y los virus se propaguen por el planeta de modo fulminante 

Pero eso no es todo. Al analizar el cine de desastres de los años 50, el crítico Peter Biskind concluyó que lo fundamental de su mensaje no radicaba tanto en las causas del trastorno, sino en las soluciones propuestas para superarlo y en los colectivos sociales encargados de conducir a la sociedad en la emergencia.

Un grupo de películas sostenía, en contrario, que los uniformados eran los más preparados para gestionar la crisis, y otro atribuía ese liderazgo a los científicos.

En las ficciones actuales el villano es el patógeno, auxiliado a veces por individuos e instituciones como los militares y los laboratorios farmacéuticos.

“Los militares no pueden resistir la tentación de controlar una cepa mortal, un papel sugerido a los guionistas por su implicación en las armas biológicas en el pasado.Y los laboratorios son a menudo los culpables de que una cepa desconocida esté circulando en la población”, explica Luis Miguel Ariza, periodista científico, escritor y autor de una tesis doctoral sobre el cine de catástrofes.

En la vida real, las fuerzas armadas ayudan en la contención y los laboratorios buscan terapias, mientras que en la ficción el público prefiere historias con militares descerebrados y científicos sin escrúpulos

 Según Ariza, “en la vida real, las fuerzas armadas suelen ayudar en la contención de la crisis mientras los laboratorios buscan una vacuna o terapia aprovechando las condiciones del mercado. Pero el público acepta más fácilmente las historias con militares descerebrados y científicos sin escrúpulos que solo buscan la fama”.

En otras ocasiones, las narraciones se ponen del lado de la ciencia representada por la medicina (los epidemiólogos y virólogos de Contagio); o fusionan a militares y científicos en una misma figura heroica (el coronel médico de Estallido); o exudan pesimismo (el descarnado retrato de la sociedad autodestructiva de 28 Días después); o defienden la violencia ejercida por militares y sobrevivientes (los relatos de zombis). Un panorama variopinto con unas pocas coincidencias: los patógenos siempre vienen de países pobres y los salvadores son los científicos occidentales.

Enseñanzas distorsionadas

Campaña de los Centers for Disease de Estados Unidos utilizó los muertos vivientes como herramienta educativa.

Los expertos afirman que el público se guía por esas ficciones para interpretar las crisis reales. A la vista de la situación actual, Ariza duda de la utilidad de esas interpretaciones.

“La gente está asustada. Pero la ciencia dice que nos enfrentamos a un coronavirus con ciertas peculiaridades, aunque no es un desconocido como pudo ser el sida, pues su genoma ya se ha secuenciado. ¿Por qué los estantes vacíos en los supermercados ante un virus del que tenemos la certeza de que no nos va a matar? Nos toca pasar en casa unas pocas semanas. ¿Por qué no hacerlo con tranquilidad? El porcentaje de afectados es muy pequeño; sin embargo, la percepción es que estamos todos en peligro".

"En mi opinión,—continúa— las películas sobre pandemias han preparado el camino a estas reacciones. Bajo su luz interpretamos los medios que informan de muertes y contagios y no hablan de los pacientes que se recuperan, y los mensajes grandilocuentes de los políticos. Nuestro presidente lanza una solemne alerta y nos suena al discurso de Morgan Freeman en el filme Deep Impact. Imitando a las hordas del cine, nos decimos: 'Tenemos que abastecernos por lo que pueda ocurrir', cuando en realidad disponemos de alimentos de sobra. ¿Y por qué? Porque las películas proponen un código de comportamiento que aceptamos en contra de los datos científicos”.

Y si bien es cierto que producciones como Contagio describen con realismo las fases de una pandemia y de la investigación médica, Ariza advierte que muchos otras enseñan a la audiencia a interpretar las crisis en clave conspirativa.

“El público ha abandonado la imagen romántica del científico que solo busca la verdad, y se decanta por el estereotipo del investigador vendido a oscuros intereses. Siempre habrá quien culpe a los científicos de ser instrumentos de una farmacéutica que libera un virus para hacer dinero con la vacuna. De hecho, actualmente podemos leer titulares absurdos relativos al coronavirus del estilo:'¿Lo ha creado un laboratorio?”

¿Por qué en esta crisis nos hemos lanzado a abastecernos, cuando disponemos de alimentos de sobra? Porque las películas proponen un código de comportamiento que aceptamos en contra de los datos  

Maticemos que no siempre estas piezas resultan contraproducentes. Lo ejemplifica la decisión de los Centers for Disease Control (CDC) de Estados Unidos de utilizar a los muertos vivientes como herramienta educativa. En 2011 aprovechó su popularidad entre los jóvenes, un grupo de edad soslayado por las campañas de protección civil, so pretexto de prepararlos para un apocalipsis zombie. Su mensaje se hizo viral, logrando cinco millones de seguidores.

Para bien o para mal, las narrativas sobre pandemias se han vuelto endémicas en la cultura popular. Antes de condenarlas, conviene recordar que sus historias tremebundas no tienen por objetivo educar sino entretener (y entretener asustando).

Su tirón revela que el público no se cansa de apocalipsis plagados de toses, fiebres y estornudos, quizás porque, además de un placer morboso, le dan la seguridad de que, al final de terribles peripecias, la humanidad sabrá superar el desastre.


Otros asuntos de Libros
Más asuntos de Libros
ADICAE lanza una batería de publicaciones sobre el uso de redes sociales
Indicadores comentados sobre el estado del sistema educativo español 2019 para entenderlo mejor
21 lecciones para el siglo XXI
Periferias. Nuevas geografías del malestar
Capital e ideología, un esquema para erradicar la desigualdad y superar el capitalismo
La mente económica.Importancia de pensar en clave económica
España, uno de los líderes europeos en "fintech" y "crowdfunding", y sólo el 17% sabemos lo que son
Vigilancia permanente
Lo que hacen los mejores profesores universitarios"
De matasanos a cirujanos: Joseph Lister y la revolución que transformó el truculento mundo...
Mercado o Democracia. Los tratados comerciales en el capitalismo del siglo XXI
Estas son las grandes reformas que ha de realizar la Unión Europea para afrontar sus desafíos
Ararat
Crece el conflicto de interés en las ayudas a médicos por parte de farmacéuticas
El enemigo conoce el sistema. Manipulación de ideas, personas e influencias
Memoria de Tiananmen. Una primavera de Pekín
Este jueves se presentan diez novedades de libros promovidos o promocionados por AEDOS
Informe sobre la Democracia en España 2018
Crimen Internacional y Jurisdiccional Penal Nacional
Recuperando el talento invisible

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Mi heroína eres tú. ¿Cómo pueden los niños luchar contra la COVID-19?
"Contagio" y "La Peste", pandemias de ficción, se convierten en virales y en causas de aprendizaje
Las administraciones españolas
"Jesucristo ¿Quien fue?",obra del exsacerdote y ufólogo Freixedo tras morir a los 96 este octubre
Envejecimiento, personas mayores y Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: perspectiva regional
Sobre la paz perpetua: contexto histórico, filosófico y desafíos.
TESIS Y TESINAS
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
En confinamiento, la desigualdad se magnifica
España, segundo país de la UE donde más creció la desigualdad de rentas durante la crisis
Alta evidencia del poder de las élites empresariales en la política de Chile y otros 7 países de AL
La inteligencia artificial supera barreras para el reconocimiento automático de lenguas de signos
España incumple el Tratado ONU de Discapacidad en áreas clave como integridad y consentimiento libre
1 Una lectura de ciego de la encíclica ecológica Laudato sí.
2 El Expediente Royuela
3 Las ONGs exponen lo que se logra al marcar Fines Sociales en la declaración del IRPF
4 ¿Qué virtudes asumir ante el colapso que padecemos?
5 Movilizar la adhesión y el compromiso en los procesos de cambio
6 Mi heroína eres tú. ¿Cómo pueden los niños luchar contra la COVID-19?
7 Las universidades tendrán tres años para reducir las tasas hasta los niveles de 2011
8 Este lunes el 53% de España estará ya en fase 1 y el otro 47% de la población pasará a la fase 2
9 El Ranking CYD 2020 del 94% de las Universidades reafirma el liderazgo de vascas y catalanas
10 En las crisis de interdependencia que trae el COVID, sostener y enmendar,vacunas también necesarias
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Vaciar los centros de educación especial (para integrar a sus alumnos en colegios),misión imposible
Un curso académico malherido este de 2019-2020
Hay que controlar al infectado con su movil, aunque sin dar nombre y apellidos
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS