martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaCríticas desdeONU tras aprobar el Consejo Europeo la Ley de Copyright con...
Tras rechazar antes 11 Estados los artículos 11 y 13

Críticas desdeONU tras aprobar el Consejo Europeo la Ley de Copyright con solo 5 países en contra

Redacción
Tras su rechazo en anteriores reuniones, la última por la oposición de 11 países, el Consejo Europeoha ha aprobado la reforma de la Ley de Copyright y sus polémicos Artículos 11 y 13 según el acuerdo franco-alemán. El siguiente paso será la votación del 26 de febrero en el Comité de Asuntos Legales (JURI) y la posterior votación final del pleno del Parlamento Europeo.

La nueva legislación de derechos de autor y su controvertido artículo 13 harecibido a los pocos días de ser aprobada críticas del relator de Naciones Unidas en materia de derechos humanos, David Kaye, quien dice que "Europa tiene la responsabilidad de modernizar sus leyes de derechos de autor para afrontar los desafíos de la era digital". Sin embargo, asegura, todo ello "no puede hacerse a expensas de la libertad de expresión de la que los europeos disfrutan hoy".

En un comunicado, el relator especial para la libertad de expresión criticó el artículo 13 de la directiva, que de ser aprobado obligaría a plataformas privadas como Twitter Facebook o YouTube a tener sistemas automáticos de censura previa para evitar que se publique cualquier tipo de copia ilegal.

Ese artículo "parece dirigido a que las plataformas de internet controlen y restrinjan el contenido de los usuarios, una presión hacia el filtrado previo que ni es necesario ni soluciona las infracciones de derechos de autor en la red", destacó.

A raíz de críticas previas, el proyecto legislativo se había modificado para incluir excepciones a estos sistemas de controlen beneficio de proveedores de contenidos con limitada penetración en los mercados europeos, algo que en opinión de Kaye no reduce la actual preocupación ante la directiva.

"La mayoría de las plataformas no entrarían en esas excepciones y afrontarían presiones legales para instalar y mantener costosa infraestructura de filtrado de contenidos", alertó el experto. También advirtió de que "a largo plazo esto pondría en peligro el futuro de la diversidad y pluralismo de la información en Europa", ya que sólo grandes compañías podrían permitirse los altos costes de filtrado.

Kaye recomendó al Parlamento Europeo colaborar con las partes implicadas en la directiva, incluyendo a artistas, periodistas y otros representantes de la sociedad civil, antes de votar definitivamente la normativa, algo inicialmente previsto para la última semana de marzo.

Aprobación difícil y polémica 

Italia, Polonia, Luxemburgo, Holanda y Finlandia han votado en contra, mientras que Bélgica y Eslovenia se han abstenido. En caso que la votación final del Parlamento dé su visto bueno, todos los países miembros de la Unión Europea tendrán hasta 24 meses para introducir en su legislación local una directiva que encaje con la nueva reforma.

En anteriores votaciones, Francia y Alemania no se habían puesto de acuerdo sobre las plataformas comerciales que tendrán la obligación de implantar ciertos filtros, pero una vez han acercado posturas la votación sí ha logrado una mayoría cualificada. El Artículo 13 de la reforma de los derechos de autor establece que los propietarios de sitios web deben hacer "todo lo posible" para comprar licencias, además deberán establecer filtros de subida y herramientas de control para detectar si el contenido posee derechos de autor para, en caso afirmativo, evitar que se suban a la web. En concreto, todas las plataformas digitales deberán cumplir la nueva normativa salvo que se cumplan a la vez tres condiciones concretas:Disponibles para el público desde hace menos de 3 años, Facturaciones anuales inferiores a 10 millones de euros y Menos de 5 millones de visitantes únicos al mes

Por su parte, el Artículo 11, sobre buscadores y los agregadores de noticia, exige autorización explícita a quienes reproduzcan pequeños fragmentos de texto de otros medios. Una medida que afectará a páginas como Google, quien según esta nueva reforma no podría ofrecer sus noticias ya que contienen pequeños fragmentos.

A través de un comunicado conjunto, los países que han votado en contra han publicado un manifiesto indicando su rechazo al texto aprobado. 

"Los objetivos de esta Directiva son mejorar el buen funcionamiento del mercado interno y estimular la innovación, creatividad, inversiones y producción de nuevo contenido, también en el ecosistema digital. Las tecnologías digitales han cambiado radicalmente la manera de como el contenido se produce, distribuye y accede y este marco legislativo no refleja esos cambios."

"Creemos que la Directiva en su forma final es un paso atrás para el Mercado Único Digital. Más notablemente, creemos que la Directiva no incide en el justo balance entre la protección de los derechos y los intereses de los ciudadanos europeos y las compañías. Incluso pone en riesgo la innovación más que promoverla y podría tener un efecto negativo. Además, creemos que la Directiva carece de claridad jurídica y dará lugar a una inseguridad jurídica para muchos interesados y puede llegar a invadir los derechos de los ciudadanos de la UE."

Organizaciones en defensa de los derechos digitales han creado el hashtag #SaveYourInternetpara mostrar su rechazo ante la nueva reforma de la Ley del Copyright que sigue avanzando en las sucesivas votaciones. Los medios han circulado estos meses de debate información que no es correcta, según la Coalición #SaveTheInternet, de EDRi, Copyright4Creativity y SaveTheLink, cuya web está accesible en https://es.saveyourinternet.eu/

Un grupo de países entre en que se encontraban Finlandia, Eslovenia, Países Bajos, Bélgica y Alemania habían mostrado antes según Xataca su rechazo en el Consejo anterior oposición a los artículos 11 y 13 tal y como se habían desarrollado en la Directiva sobre Derechos de Autor, aprobada en el Parlamento Europeo en septiembre. Italia había prometido votar en contra pero no parecía claro que lo fuera a hacer, y finalmente se ha unido a los anteriores junto con Polonia, Luxemburgo, Suecia y los inéditos en la lucha Croacia y Portugal, que no se habían posicionado en contra hasta esta fase final de las negociaciones.

Tras un proceso legislativo comenzado en 2016, y que ha sido complejo pero que se había resuelto hasta ahora generalmente de forma favorable (con su excepción), el rechazo del Consejo Europeo habia frenado la Directiva y sus artículos 11 y 13 sólo de forma temporal, al igual que la aprobación de la reforma sólo los acercaba a la aprobación definitiva esperada para este Consejo de principios de 2019.La presión que han ejercido Google (con YouTube de su mano), Wikipedia y otras tecnológicas contra la aprobación de la directiva, que suponía la primera revisión en 20 años, puede haber sido clave en el cambio de opinión de los países que ahora se han opuesto al texto votado en el Consejo.

Lo que al principio se pudo ver como algo anecdótico que afectaba a memes, finalmente ha sido tenido muy en cuenta por la compañía de Mountain View, que ha avisado que Google News podía correr en la zona comunitaria el mismo destino que en España a causa del Canon AEDE, y de que los ciudadanos europeos corrían el riesgo de ser aislados de los vídeos. Esa toma de conciencia ha sido compartida, tras una fuerte campaña, por los creadores de contenido, que se han encargado de divulgar los perjuicios que la reforma de la Ley de Copyright podría generar sobre Internet y sus creaciones.

Según el Financial Times, Alemania buscaba antes del pacto final que las pequeñas y medianas empresas con ingresos menores de 20 millones estuvieran exentas del filtrado, a lo que Francia se opuso. El artículo 11 también ha sido muy polémico, entrando en debate si su aplicación (la que afecta a buscadores y agregadores) debía efectuarse sobre fragmentos o sobre palabras específicas.Opositores como Julia Reda, eurodiputada y presidenta de los Piratas Jóvenes de Europa, ya habían advertido de que incluso a quien el artículo 13 pudiera beneficiar, los titulares de los derechos por los que habría que pagar, ahora están en contra de su aplicación. Entre ellos se encuentran LaLiga, MediaPro, la Premier League, etc.

De interés

Artículos Relacionados