lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDonaciones de 15 empresas españolas alcanzaron el 35% de todo lo invertido...
Critica la «ineptitud»en las compras tras negar el problema

Donaciones de 15 empresas españolas alcanzaron el 35% de todo lo invertido por Sanidad ante COVID19

Redacción
Solo con las donaciones directas de 15 empresas españolas se alcanzó un 35% de todo lo invertido por el Ministerio de Sanidad durante los dos primeros meses de la pandemia de COVID-19.Así lo indica una investigación de la Fundación Civismo, vinculada a la Universidad de Navarra y al Instituto de Empresa (IESE) que critica la «ineptitud» del Ejecutivo en la compra de EPI en los dos primeros meses de pandemia, tras verse sorprendido el Estado ante la magnitud de un problema que trataron de negar

La investigación de Civismo, titulada El gasto sanitario ante la COVID-19  ¿público o privado?, ha sido realizada por Francisco Coll y José Francisco López, para abordar la dicotomía entre sector público y privado, ante la que considera que la pandemia del coronavirus ha puesto en tela de juicio muchas ideas, y analizar las  compras y gestión de material sanitario por parte del demonizado sector privado y del Estado.

Antes de ello, resalta que, si los infectados se cuentan por

millón de habitantes, España tuvo en los dos primeros meses 5.831 casos, un 34% más que el segundo, Estados Unidos (con 4.342 casos por millón de población), seguidos como muestra el gráfico superior por Italia, Reino Unido, Francia,  Alemania, Rusia, Turquía, Irán y Brasil.

.

También subraya que el material sanitario se retrasó y la escasez de equipos de protección adecuados provocó que más de un 15% de la población contagiada fuera personal sanitario.Si tenemos en  cuenta únicamente los rangos de edad entre 30 y 49 años, este porcentaje se dispararía hasta el 30%. Una cifra escandalosamente alta, que permite constatar la gravedad de la situación para aquellos que se jugaban la vida cada día con mascarillas de tela fabricadas en casa.

Al analizar este cronograma del coronavirus, la investigación indica que los vaivenes por parte del Ejecutivo no solo  resultaron nefastos a nivel de compras, sino de confusión. Debido a las decisiones adoptadas por el Ministerio de Sanidad, las comunidades autónomas no pudieron hacer acopio de material sanitario, y quedaron desabastecidas ante una pandemia que marcaba nuevos récords de casos día 

tras día.

El análisis con información detallada de cada una de las adquisiciones y contratos firmados por el Ministerio de Sanidad en la emergencia sanitaria, para el que recopilaron información de los 77 contratos elevados a públicos por parte del Ministerio de Sanidad,que contienen los datos más relevantes de la obtención de material y los más de 1.000 documentos publicados en el Boletin Oficial del Estado (BOE), abunda en la información recogida por Ibercampus.es el 3 de mayo: Sanidad contrató a 14 empresas sin dirección, transparencia ni control de cumplimiento legal y RSC.

En cambio, al analizar las donaciones del sector privado, la Fundación Civismo indica que gran parte de la población continúa pensando que, con un mayor peso del sector privado, quedaríamos a la deriva. A pesar de ello, los datos muestran que el colosal esfuerzo del que hace gala el Gobierno actual no lo es tanto si se compara con las aportaciones del sector privado.

Así, las compras del sector público, según los contratos referenciados en el Anexo hasta el 14 de mayo, suponen un total de 1.064 millones de euros. Mientras, algunas de las donaciones más destacadas del sector privado han sido, como poco, de 381 millones de euros (según el detalle del cuadro que sigue, donde las más importantes son los 150 millones de euros del Fondo de Empresas IBEX 35, 70 millones de Mercadona, 65 de Inditex, 35 de BBVA, 25 de Telefónica, 22 de Iberdrola, 5 de Mapfre,  4 de Banco Santander, 2,5 de Endesa, 2 de Caixabank,  y 1 de  Colonial.  

Esto significa que, tan solo con las donaciones directas de 15 empresas españolas, obtenemos un 35% de todo lo invertido por el Ministerio de Sanidad. La tabla siguiente está construida a partir de las noticias que han elevado a públicas cada una de las compañías.

  1.  

No obstante, indica que esa tabla con esa suma de 381,5 millones de euros  no tiene en cuenta muchas de las donaciones efectuadas por las empresas que se citan a continuación:

  1. Xiaomi: 30.000 mascarillas 
  2. Alibaba: 500.000 mascarillas 
  3. Novartis: 130 millones de dosis de 200 mg de hidroxicloroquina 
  4. Huawei: 1 millón de mascarillas
  5. Solán de Cabras: 240.000 litros de agua
  6. Mango: 2 millones de mascarillas
  7. Ikea: 2.500 conjuntos de ropas de cama para hospitales
  8. Más Móvil: 2.000 móviles y 400 routers

Podríamos seguir citando todo tipo de empresas, y no solo las grandes, además de asociaciones formales e informales que han estado produciendo material de forma mucho más eficiente y efectiva que otros organismos. Cabe destacar no solo la capacidad del sector privado para volcarse monetariamente, sino la que ha tenido para transformarse y comenzar a generar productos totalmente diferentes. Tal es el caso de SEAT, que ha estado fabricando respiradores; de L’Oreal, con soluciones hidroalcohólicas; o de Inditex, con material textil para los sanitarios. Muchas de ellas lo han conseguido pagando, además, los sueldos de gran parte de su plantilla, dice tambien la investigación, para añadir luego:

En conclusión, la cuestión no trata necesariamente de decir si es mejor lo público o lo privado. Pero sí de remarcar que las empresas españolas e internacionales que han donado lo han hecho, muy probablemente, no por solidaridad o altruismo, sino porque son las primeras interesadas en que la economía se reactive. De lo contrario, su actividad se verá reducida.

Inditex no necesariamente ayuda y provee de apoyo logístico al Gobierno de forma desinteresada y caritativa, sino porque quiere que España salga de esta crisis para que sus tiendas vuelvan a facturar.

BBVA dona porque precisa de actividad para que los agentes económicos pidan préstamos y paguen los ya existentes.

El Banco Santander ha donado 100 millones pero solo en aquellos países en los que tiene actividad.

Y a Juan Roig, presidente de Mercadona, renunciar a los 70 millones que iba a cobrar este año no deja de reportarle un preciado valor de marca ante la opinión pública. Todo ello constituye un incentivo que beneficia a todos y que, por tanto, no se puede desperdiciar.

Los patronos de Fundación Civismo son Julio Pomés; Presidente;, Juan Félix Huarte, Vicepresidente; Pedro Schwartz, Vicepresidente; Alexandre Pierron-Darbonne, Vicepresidente; Francisco Cabrillo, Secretario; Helena RevoredoCarlos Espinosa de los Monteros, Víctor RuizVíctor de UrrutiaMauricio ToledanoClaudio AguirreJuan Abelló y José Ramón Aizpún

De interés

Artículos Relacionados