sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl año electoral nos deja con mayores PIB y deudas
La deuda pública de 2011 crece otros 300.000 millones

El año electoral nos deja con mayores PIB y deudas

Redacción
El año de las elecciones autonómicas, municipales y generales termina con mayor crecimiento económico y empleo, aunque también con más deuda pública pública.

El Tesoro Público ha fijado como objetivo para 2016 una emisión neta de 45.000 millones de euros, cifra inferior en un 9,1% a la prevista en los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo. De esta cantidad, la mayor parte (41.000 millones) serán emisiones a largo plazo y el resto, Letras del Tesoro.

En el conjunto del año que ahora termina, la emisión neta también ha sido inferior a la prevista a principios de año, con los costes de emisión y de deuda en circulación más bajos de la historia y un alargamiento de la vida media. En concreto, la emisión neta se situó en 47.717 millones de euros, 7.283 millones menos de lo inicialmente previsto, con un coste del 0,84% (3,14% para el total de la deuda en circulación) y un alargamiento de la vida media hasta los 6,45 años. La deuda en manos de no residentes supone el 53,5% del total.

La progresiva reducción del déficit público permite una menor apelación al mercado en estos últimos años, desde los máximos alcanzados en 2012. En 2015 la emisión neta del Tesoro se ha situado en 47.717 millones de euros, la mitad respecto de la llevada a cabo hace cuatro años. Los 45.000 millones previstos para 2016 suponen una reducción adicional del 5,7%. La emisión bruta también se rebaja en estos años. Pasa de 236.817 millones de euros al cierre de 2015, hasta los 226.694 previstos para 2016. En el próximo año, la mayor parte de la emisión neta se centrará en el largo plazo (41.000 millones), y si se incluyen los vencimientos, la distribución será de 125.301 millones a medio y largo plazo y 101.393 en Letras del Tesoro.

La mayor parte de los 236.817 millones de financiación bruta de 2015 se ha obtenido en 48 subastas, 24 de Bonos y Obligaciones del Estado y 24 de Letras del Tesoro. El resto del programa de emisiones se ha cubierto mediante cuatro sindicaciones de Obligaciones del Estado. La sindicación permite diversificar geográficamente y por tipo de inversor la colocación de bonos al tiempo que dota a las nuevas referencias de liquidez en los mercados globales. Se han emitido mediante esta técnica dos nuevas referencias de Obligaciones del Estado a 10 años, por un importe total de 14.000 millones de euros, una referencia de Obligaciones del Estado a 15 años por importe de 7.000 millones de euros y una referencia de Obligaciones del Estado a 15 años ligada a la inflación de la Zona del Euro por importe de 3.500 millones de euros. El programa de Bonos y Obligaciones del Estado indexados a la inflación de la Zona Euro, inaugurado en 2014, ha pasado en 2015 a formar parte del programa de subastas regulares.

Las subastas han disfrutado de buena demanda, como se refleja en las elevadas ratios de cobertura, 2,27 de promedio en las subastas de Bonos y Obligaciones y 2,42 en las de Letras.

En 2015 el Tesoro ha conseguido reducir además el coste y el riesgo de la cartera de Deuda del Estado. El coste medio de emisión de la Deuda del Estado ha descendido desde el 1,52% en 2014 hasta el 0,84% en 2015. Ello ha incidido en un menor coste medio de la Deuda del Estado en circulación que ha pasado de un 3,47% a finales de 2014 a un 3,14% a finales de 2015. Ambas cifras son las más bajas de la historia del Tesoro. A partir de 2013 aumenta la vida media de la Deuda en circulación. Esta tendencia se ha intensificado en 2015, año en el que se ha pasado de una vida media de 6,28 años a 6,45 años.

Las tenencias de Deuda del Estado no segregada en manos de inversores no residentes se situaron a finales de noviembre de 2015, último dato disponible, en 418.738 millones de euros, un 53,5% del total de la cartera registrada. Este dato contrasta con el mínimo registrado en 2012, año en el que la cartera registrada en manos de inversores no residentes se situaba en 191.836 millones de euros.

El calendario de emisiones para 2016 es el siguiente:

El grueso del programa se ejecutará mediante la celebración de subastas ordinarias de Bonos y Obligaciones del Estado y de Letras del Tesoro. Ocasionalmente se podrá recurrir a métodos alternativos de emisión, como las sindicaciones bancarias, las colocaciones privadas o las subastas especiales.

El Banco de España señala en su último informe que "la evolución de la actividad en el último trimestre del año está siendo ligeramente más favorable" de lo que anticipó en septiembre y estima un crecimiento del PIB del 0,8% entre septiembre y diciembre respecto al trimestre anterior. Esta mejora lleva al emisor a revisar una décima al alza su previsión de crecimiento para 2015, del 3,1% al 3,2%, y para 2016, del 2,7% al 2,8%.

No obstante, advierte de riesgos a la baja, como un mayor frenazo del crecimiento de los emergentes en el ámbito externo y "la incertidumbre asociada al curso de las políticas económicas" a escala interna, "dada la influencia que ejercen la agenda reformadora y la política presupuestaria sobre la confianza y las decisiones de gasto" de empresas y familias. El supervisor insiste en que "un posible agotamiento en el proceso de aplicación de reformas estructurales podría afectar negativamente las expectativas" y señala que pueden resultar necesarios nuevos ajustes para "corregir eventuales desviaciones en la ejecución de los planes presupuestarios de las Administraciones, cuyo cumplimiento es esencial para preservar la confianza".

En este sentido, ayer se conocieron las cifras de déficit. Diez comunidades superan en octubre el límite para todo el año y algunas, como Cataluña o Murcia lo triplican. Hasta septiembre, las Administraciones Públicas han ajustado 5.000 millones, de los 16.000 millones previstos, con lo que el déficit en el tercer trimestre se situó en el 3,12% del PIB.

La Seguridad Social acumuló un déficit en los primeros once meses de 5.807 millones, un 0,54% del PIB. En diciembre el sistema destinó 8.360,4 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, una cifra récord

Por otra parte, la recaudación fiscal creció un 4,7% hasta noviembre, en términos homogéneos, según la Agencia Tributaria. En términos de Contabilidad Nacional, los ingresos impositivos aumentaron un 6,6%.

Déficit por las pensiones 

Las cuentas de la Seguridad Social presentan un saldo negativo de 5.807,06 millones de euros a 30 de noviembre de 2015, frente a un saldo negativo de 3.426,91 millones de euros obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos de ejecución reflejados en el Sistema de Información Contable de la Seguridad Social.

Este saldo negativo de 5.807,06 millones de euros es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 114.804,53 millones de euros, que aumentan sobre el año anterior un 3,83%, y unas obligaciones reconocidas de 120.611,59 millones de euros, que crecen un 5,80% en relación al mismo período del año anterior.

Del volumen total de derechos reconocidos, el 91,77% corresponde a las Entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,23% restante a las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad. En cuanto a las obligaciones, el 90,48% ha sido reconocido por las Entidades gestoras y el 9,52% por las Mutuas.

Cotizaciones sociales

Las cotizaciones sociales han ascendido a 92.126,42 millones de euros, lo que representa un aumento de 1,33 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior, que viene originado por el aumento de la cotización de ocupados en un 2,68%, mientras que la cotización de desempleados registra un decremento del 14,39%.

En conjunto, la Seguridad Social tiene previsto ingresar este ejercicio un total de 109.833,30 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones actualmente representan el 83,88% de lo previsto para 2015.

Las transferencias corrientes totalizaron 15.544,69 millones de euros, un 1,22% más que las acumuladas a la misma fecha de 2014.Las transferencias de capital ascendieron a 3.881,26 millones de euros, derivado, fundamentalmente, del ingreso recibido de las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad.Los ingresos patrimoniales registran 2.216,00 millones de euros, con un decremento interanual del 13,03%, y las tasas y otros ingresos reflejan la cantidad de 1.018,60 millones de euros, con un decremento interanual del 8,12%.

Prestaciones a familias e instituciones

Las prestaciones económicas a familias e instituciones totalizaron 109.777,24 millones de euros, cifra que representa un 91,02 % del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social.En un análisis detallado de las distintas prestaciones contributivas, las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares) alcanzan un importe de 92.783,39 millones de euros, cifra superior en un 3,38% al año anterior. En cuanto a las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se elevaron hasta los 1.974,65 millones de euros, lo que representa un incremento interanual del 1,48%. En Incapacidad Temporal el gasto realizado alcanza un importe de 4.775,03 millones de euros, un 13,65% más que en el mismo periodo de 2014.

A 30 de noviembre las pensiones y prestaciones no contributivas, incluidos los complementos a mínimos de las pensiones contributivas, alcanzan un importe de 9.836,18 millones de euros, cifra que supone un decremento del 0,91% respecto al ejercicio anterior. De dicho importe, se destina a pensiones no contributivas y mínimos 8.383,91 millones y a subsidios y otras prestaciones 1.452,27 millones de euros, de los que 1.372,36 millones de euros corresponden a prestaciones familiares.

Cobros y pagos no financieros

En términos de caja, la recaudación líquida del sistema alcanza los 113.117,64 millones de euros, con un aumento del  4,16% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, los pagos alcanzaron  los 120.497,86 millones de euros, con un aumento porcentual del 5,82%.​La nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó los 8.360,4 millones de euros el pasado 1 de diciembre. Este resultado va unido al hecho de que el crecimiento anual del número de pensiones (del 0,97%) está entre los más reducidos de la última década, lo que acompaña a la moderación del gasto.

En diciembre la pensión media de jubilación alcanzó los 1.029,53 euros, un 2,17% más respecto del mismo periodo del pasado año. En cuanto a la pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), se situó en 893,13 euros, lo que supone un aumento interanual del 1,89%.

En síntesis, el conjunto del Sistema público cuenta hoy con 9.360.799 pensiones, que representa un incremento del 0,97% respecto al año pasado. Más de la mitad de estas prestaciones, 5.686.678 son por Jubilación; 2.358.932 corresponden a Viudedad;  936.666 a Incapacidad Permanente; 339.166 a Orfandad y 39.357 a Favor de Familiares.

Déficit de todas las administraciones

En el periodo enero-noviembre, el Estado ha registrado un déficit de 27.523 millones de euros en términos de contabilidad nacional, cifra que supone una reducción del 22,2% respecto al mismo periodo de 2014. En términos de PIB, el déficit es equivalente al 2,55%, muy por debajo del 3,40% registrado en noviembre de 2014.El déficit primario, que excluye los intereses de la deuda pública, se ha reducido hasta los 535 millones de euros (0,05% del PIB), frente al déficit de 7.630 registrado el mismo mes del año anterior (0,73% del PIB). Este descenso del 93% del déficit primario es consecuencia del significativo descenso del déficit público.

Recursos no financieros del Estado

Los recursos no financieros del Estado registran un crecimiento interanual del 4,7%, hasta un total de 163.001 millones, impulsados por el crecimiento de los ingresos impositivos que aumentan un 6,6%. Los impuestos sobre la producción y las importaciones crecen un 7,8%, entre los que destaca el buen comportamiento del IVA. Los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, que incluyen los ingresos por IRPF e Impuesto sobre Sociedades  presentan un crecimiento del 5% hasta noviembre, a pesar de la rebaja de impuestos de la reforma fiscal.

En cuanto al resto de recursos no impositivos, las transferencias entre Administraciones Públicas aumentan un 31,7%, principalmente por el efecto de la liquidación definitiva del año 2013 del sistema de financiación.

Las rentas de la propiedad, por su parte, disminuyen un 46,7%. Al igual que en meses anteriores, este descenso se debe a dos factores: la caída de dividendos por el descenso de los correspondientes al Banco de España y los menores ingresos por intereses, que disminuyen un 54,5% ya que en 2015 se ha fijado un tipo de interés del 0% para todos los préstamos que tuviesen las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales con cargo a los mecanismos extraordinarios de financiación.

Empleos no financieros del Estado

Los empleos no financieros del Estado se reducen hasta los 190.524 millones, un 0,3% menos que en el periodo enero-noviembre de 2014. Descontando la devolución parcial la paga extraordinaria de 2012, los empleos no financieros descenderían un 0,5%.

En noviembre aumentan los consumos intermedios un 7,1% por el incremento de los gastos electorales de las elecciones generales. También aumenta remuneración de asalariados por la devolución parcial de la paga extra de 2012 (2,6%), así como las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie por el aumento de las pensiones de clases pasivas que se incrementan en un 3,4%.

Entre que las partidas que disminuyen destacan los intereses, que descienden un 2,7% interanual, así como las transferencias corrientes entre Administraciones Públicas, que caen un 2,4%. Esto se debe fundamentalmente al descenso de las transferencias en los Fondos de la Seguridad Social por la disminución en un 30% de las destinadas al Servicio Público de Empleo Estatal, consecuencia de la buena evolución del mercado laboral. En sentido contrario, aumentan las transferencias a las Comunidades Autónomas  y a las Corporaciones Locales un 2,4% y un 2%, respectivamente.

Dentro de los empleos de capital, destaca el crecimiento del 8,7% de la formación bruta de capital fijo, así como el aumento de las transferencias de capital entre Administraciones en 507 millones, debido fundamentalmente a las mayores transferencias al ADIF y al IDAE.

Déficit conjunto total(hasta finalizar octubre)

Hasta octubre el déficit consolidado de las Administraciones Públicas, excluyendo a las Corporaciones Locales, ha sido de 36.934 millones, un 9,8% menos que en el mismo periodo de 2014 y también por debajo del registrado en el mes anterior (septiembre). El déficit es equivalente al 3,42% del PIB, ratio inferior en 0,51 puntos porcentuales a la registrada en el mismo mes de 2014. Estas cifras excluyen la ayuda financiera, que no se tiene en cuenta para valorar el cumplimiento del objetivo de estabilidad, que fue de 231 millones de euros en 2015, frente a los 767 millones registrados en el mismo periodo del año pasado.

Administración Central

La Administración Central reduce su déficit en un 20,7%  hasta octubre, excluyendo la ayuda financiera. En términos de PIB, el déficit de este subsector desciende hasta el 2%, 0,62 p.p. por debajo al registrado en el mismo periodo de 2014.

El saldo de la Administración Central incluye el saldo del Estado, que reduce su déficit en un 20,6% y el saldo de los organismos de la Administración Central que registran un superávit que asciende a 2.373 millones, una vez descontada la ayuda financiera.

Comunidades Autónomas

Hasta octubre, las Comunidades Autónomas han reducido su déficit un 5,9% interanual, hasta un total de 12.595 millones. En porcentaje de PIB, el déficit autonómico se sitúa en el 1,17%, frente al 1,29% registrado en octubre 2014.

 

De interés

Artículos Relacionados