jueves,7 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
Un programa intergeneracional muy enriquecedor

El cristal con el que miras

Universia
Jóvenes y ancianos, con edades comprendidas entre los 20 y los 90 años, retratan su visión de la realidad a través de fotografías y cortometrajes, gracias a un proyecto de la Universidad.

Jesús García Mínguez, profesor del Departamento de Pedagogía de la Universidad de Granada, está convencido de que la colaboración entre mayores y jóvenes puede ser una fuente inagotable de enriquecimiento para ambas generaciones. 

Y para muestra, un botón. El grupo de investigación ‘Educación Social y Cultural’, que él dirige, es el responsable del Programa Intergeneracional por el Desarrollo Comunitario y el Envejecimiento Activo (PRITECO-EA), una iniciativa en la que participan cerca de 150 personas con edades comprendidas entre los 20 y los 90 años, y que pretende “educarles en la técnica del lenguaje no verbal”, o lo que es lo mismo, en la cultura de la imagen.

A través de este proyecto de I+D, que se está desarrollando en Las Gabias, La Zubia, el Zaidín y la Zona Norte de la capital, los investigadores de la UGR trabajan aspectos como la fotografía, el vídeo o el uso de Internet y las nuevas tecnologías, con la intención, en palabras de García Mínguez, “de realizar una lectura de la cultura popular distinta a la habitual”.

De este modo, los alumnos de este particular taller aprenden en él las técnicas necesarias para transmitir su visión de la realidad, “que se ve enriquecida por la diferencia de edad de los participantes, y la lógica diferencia en sus planteamientos”, explica el profesor de la UGR.

Describir cómo es la vida cotidiana en su barrio, grabar un documental con la única temática del color azul o fotografiar la vestimenta de los vecinos son algunos ejemplos de las actividades que desarrollan los integrantes de PRITECO-EA, y que sin duda les enriquece gracias a este particular foro de intercambio de ideas.

Aspectos técnicos

“Nosotros nos encargamos de enseñarles la técnica necesaria, es decir, a manejar una cámara de fotos, de vídeo o el programa informático que necesitan para ‘montar’ sus trabajos”, explica Jesús García Mínguez. 

Esta iniciativa de la Universidad de Granada –que cuenta con el apoyo económico del IMSERSO y en la que, en el caso del Zaidín, también participan inmigrantes de diversos países- ha dado lugar a cortos de cine “en los que jóvenes y mayores plasman su visión de las calles y plazas, de los jardines, de la gente, de todos aquellos detalles que les llaman la atención”.

El profesor de la UGR destaca que el objetivo de este programa no es otro que “romper barreras a través del enriquecimiento mutuo intergeneracional. Aunque todos salen ganando con esta experiencia, en el caso de los mayores adquiere una mayor importancia, ya que su mentalidad es a menudo más hermética”.

Este ejercicio de creatividad culminará el próximo mes de febrero, cuando los alumnos de PRITECO-EA expongan sus pequeñas ‘obras de arte’ para que puedan ser contempladas por el resto de sus vecinos.

De interés

Artículos Relacionados