viernes,20 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl desarrollo digital de España no llega al empleo
Escasa ocupación española en TICs pese a alta sobreformación

El desarrollo digital de España no llega al empleo

Redacción
Las empresas españolas son las de menos dificultades en Europa para cubrir una vacante de especialista en tecnologías de la información (TIC), debido a la alta sobreformación en el sector. Esto no impide que también seamos uno de los países que menos aprovecha el desarrollo digital pese a disponer de multinaciones como Telefónica: el año 2011 el sector aportaba un 2,7% del empleo total, frente al 3% de media europea,y en 2016 llegó al 3% pero entonces la media europea estaba ya en el 3,7%.

Esto significa que la brecha o diferencia negativa entre la intensidad española del empleo en el sector de las TIC se ha más que duplicado en los últimos seis años, al pasar este sector de representar un 0,3% menos del empleo total que en la media europea a ostentar el pasado año un 0,7% menos que en el promedio de la Unión Europea. Es decir, que el tener empresas mnultinacionales como Telefonica o Indra o atraer grandes oligopolios exteriores, o el mayor desarrollo digital de España en algunos indicadores de usuarios domésticos (en general los vinculados al nivel de usuarios empresariales muestrabn menor implantación) no está siendo ventaja alguna para el empleo. Telefónica España cerró el año 2016 con un total de 28.107 trabajadores, lo que supone cerca de 4.000 menos respecto a 2015, según Statista. Pero a principios de los años ochenta, antes de iniciar el desarrollo internacional , el grupo tenía más del doble del empleo que actualmente.

En España, el sector de las TIC acaparó el 3% de la oferta total de empleo del paísel pasado año 2016. De todos los trabajadores, el 84,6% eran hombres. El perfil que arroja Eurostat del profesional de las TIC es el de un varón, menor de 35 años y con estudios superiores.Lo que las estadísticas de Eurostat sugieren ahora es que ese empleo especializado en TICs tampoco ha ido a otras empresas, a pesar de la relativamente elevada sobreformación de los jóvenes españoles en TICs respecto a otros países.

En efecto, las empresas españolas fueron en el 2016 las que menos dificultades tuvieron en toda la Unión Europea para cubrir una vacante de especialista en TIC. Sólo un 17% de compañías afirmó haber tenido complicaciones en la búsqueda de profesionales del sector, según Eurostat, y tal y como muestra el gráfico que sigue:

 

España fue en 2016 el tercer país de la UE con mayor proporción de especialistas en TIC que tenían educación superior, con un 79,1%, una media superior a la de la UE (56,5 %) y sólo inferior a la de Irlanda (82,4%) y Lituania (80,7%). 

En 2016, el ámbito de estas tecnologías dio empleo a 8,2 millones de personas en toda la comunidad europea, lo que supuso el 3,7% del empleo total en la UE. Los Estados con más trabajadores TIC fueron Reino Unido (1,6 millones de personas), Alemania (1,5 millones) y Francia (1 millón), que sumaron entre los tres la mitad de empleos en el sector.

En la UE, el 41% de empresas que trató de contratar a profesionales TIC tuvo dificultades. República Checa fue el país en el que más difícil fue encontrar a un especialista en el sector, con un 66% de empresas que reportaron dificultades.

Sólo el 15,4% de los especialistas en tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en España eran mujeres en 2016. Una cota poco inferior a la de la Unión Europea (UE) que se situó en el 16,7%, según informó  la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, y muestra el cuadro siguiente, donde se ve que en toda la Union Europea los hombres suponen en el sector de TICs 30 puntos más de empleo (83,3%) que en la media de toda la economia europea (53,9∞) 

Las cifras muestran que las mujeres están "insuficientemente representadas" entre los especialistas TIC en todos los Estados miembros. Esto contrasta llamativamente con la proporción en el empleo total. Según los datos de Eurostat, ambos sexos están más igualados en los resultados de empleo generalizado (53,9% de hombres y 46,1% de mujeres).

Las mayores tasas de hombres en el sector se dieron en Eslovaquia (90,8 %), República Checa (88,8 %), Malta (88,3%), Grecia (87,3%), Hungría (86,9%) y Croacia (86,7%). Y las menores se registraron en Bulgaria (69,8 %), Rumanía (73,7%) y Letonia y Lituania (ambas 75,2%).

Tambien muestran las cifras (terceras columnas del gráfico) que los jóvenes de menos de 35 años representan en el sector TICs el 36,3% del empleo, cuando para el conjunto de la economía o sectores europeos los jovenes de esa edad suponen el 30,7% del empleo.

En otras palabras: el desarrollo y la inclusión digital, a los que Ibercampus.es presta especial atención, no favorecen en la Unión Europea, y menos en España, otras formas de inclusión como la del género, ni en general la del empleo, salvo ligeramente por edades entre los jóvenes. Frente al 3% del empleo total aportado por las TICs en España, su recuperación del volumen de negocio desde 2014 ha hecho que la evolución de la ratio de ingresos respecto al PIB en el sector de TICs y contenidos de datos alcanzara el año 2015 un 9,1%, según estimaciones del Observatorio Español de las TICs ; es decir, el triple que la ratio de empleo.

De interés

Artículos Relacionados