viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl gasto en educación y sanidad frenan su caída
El 80% de los menores de 30 años convive con sus padres

El gasto en educación y sanidad frenan su caída

Redacción
El gasto público en educación y sanidad dice Hacienda que ha subido por primera vez desde que empezó la crisis, aunque los números lo que reflejan es que solo ha dejado de bajar y se sitúa en los niveles de 2005. La realidad es que, aunque las administraciones públicas empiecen a abandonar los recortes, la educación y los medicamentos cuestan al terminar 20015 a las familias casi un 20% mas que en 2011, y a ello se añade que el 80% de los menores de 30 años convive con sus padres.

El gasto que las Administraciones Públicas destinaron a la sanidad y a la educación subió en 2014, por primera vez durante la crisis, según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda, aunque las estadísticas de subidas de precios pagados porlas familais indican que se ha encarecido en torno a un 20% desde 2011. Pese a ello, los recursos para estos capítulos fundamentales del estado de bienestar han retrocedido durante la legislatura. El dinero destinado a sanidad ha disminuido un 8,5% y a educación un 10,3% entre 2011 y el año pasado. En 2014, recibieron 10.740 millones de euros menos que tres años antes. El capítulo de ocio, cultura y religión ha sido el que más ha mermado bajo el mandato del PP, un 26% menos.

El año pasado fue el primero en que la economía española encendió las luces tras años circulando por la oscuridad. El PIB avanzó un 1,4% después del volantazo en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y del cambio de marcha de la política económica del Gobierno, que relajó las dosis de la austeridad rampante de los primeros años de la legislatura.

El ritmo de ajustes en el gasto público se ralentizó en busca de un crecimiento económico que ayudase a jibarizar la elevada tasa de paro. La consolidación fiscal se fio al aumento de los ingresos que llegaban por la mejora económica. Ese giro en la política presupuestaria permitió al conjunto de las administraciones públicas españolas aumentar los recursos en sanidad y educación en 2014, dos de los capítulos más castigados durante la crisis.

El gasto para sostener los hospitales y los centros de salud aumentó en España un 0,3% durante el año pasado. Los fondos para colegios, institutos y universidades avanzó otro tímido 0,5%, según los datos oficiales correspondientes a 2014 publicados ahora por el Ministerio de Hacienda. Estas competencias dependen fundamentalmente de las comunidades autónomas, cuyo gasto, junto con el de los servicios sociales, representa cerca del 80% de sus presupuestos.

El conjunto de las Administraciones Públicas destinó 63.339 millones a pagar las facturas de los hospitales y ambulatorios, los salarios de los médicos, enfermeras y asistentes, medicamentos y otros suministros sanitarios, unos 9.600 millones menos que en 2009. Por su parte, el dinero destinado por las comunidades para gestionar los colegios, universidades, escuelas infantiles y abonar la nómina de los profesores ascendió a 42.298 millones, unos 7.300 millones menos que en el origen de la recesión. 

De interés

Artículos Relacionados