jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y Sostenibilidad´El informe PISA no es una carrera´
Mercedes Cabrera, Ministra de Educación

´El informe PISA no es una carrera´

ibercampus.es/EFE
El director del informe PISA, Andreas Schleicher, y Mercedes Cabrera han comparecido hoy, juntos, ante los medios para llenar de buenas intenciones el tenso escenario educativo. Mientras que él ha dicho que España puede y debe mejorar su media respecto a Europa, ella ha pedido a las comunidades autónomas más participación en la evaluación de los alumnos y ha asegurado que el informe no debe tomarse como una carrera entre países vecinos.

La posición de España en la evaluación internacional de alumnos de 15 años PISA 2006 es la esperable, en general, por sus circunstancias socio-económicas, pero debe decidir si se queda en la media de la OCDE, donde se encuentra, o avanza para ser un país competitivo.

Ésta es una de las ideas manifestadas hoy por el director del informe PISA, Andreas Schleicher, quien ha explicado que los centros educativos españoles carecen del nivel de responsabilidad que tienen los de aquellos países con mejores resultados.

En conferencia de prensa conjunta con la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, el responsable del estudio ha reiterado que la repetición es un sistema que consume muchos recursos educativos y es poco productivo, frente a la ayuda individualizada de los alumnos con dificultades.

Ha indicado que la comparación internacional demuestra que se pueden mejorar los resultados y ha elogiado el esfuerzo del sistema educativo español de las últimas décadas y en relación con la generación anterior.

Ha advertido inmediatamente que mantenerse en la media no va a hacer que España sea competitiva.

Ha citado el ejemplo de Corea del Sur, con una situación socio-económica similar a la española, pero que ha sabido moverse desde los años sesenta para estar en cabeza de los resultados de PISA.

Sin embargo, cuanto mejores sean los rendimientos, más difícil será mantener la equidad, en la que España logra ahora buenos datos.

Los países con mejores rendimientos, ha explicado, se basan en objetivos elevados y un buen apoyo del sistema de colegios, la responsabilidad específica de los centros y cómo intervienen cuando hay que ayudar a estudiantes con dificultades, así como la combinación de la igualdad de oportunidades y el refuerzo individualizado cuando es necesario.

En cuanto al descenso de la comprensión lectora de los estudiantes españoles, Schleicher lo achaca a que el sistema de enseñanza se orienta a la reproducción de conocimientos, cuando lo que valora el informe es el uso creativo de lo que se lee.

"No es que los alumnos sean incapaces de leer, sino que les cuesta reflexionar, extrapolar y sacar conclusiones", ha dicho.

Preguntado por la Ley Orgánica de Educación (LOE), aprobada esta legislatura, Schleicher ha señalado que parece ir "en el sentido adecuado", aunque un texto legislativo no es en sí mismo la solución.

Esto no es una carrera

Por su parte, la titular de Educación ha insistido en que este informe "no es una carrera entre países", sino que muestra las ventajas y desventajas de cada sistema educativo, lo que permite buscar fórmulas para mejorarlo.

"Todos sabemos que sólo implicando al conjunto de la sociedad mejoraremos la calidad de la educación porque los jóvenes no se educan sólo en lo centros escolares, se educan también en sus casas", ha indicado Cabrera.

"La responsabilidad política es nuestra -ha continuado-, la asumimos y nunca la hemos esquivado, de todas las administraciones, no sólo del Ministerio sino de las comunidades autónomas."

El Gobierno está interesado en que todas las autonomías se sometan con muestra propia a las pruebas de PISA para un conocimiento más ajustado del sistema educativo español.

Diez de las diecisiete comunidades ya han participado voluntariamente en PISA 2006 (La Rioja, Castilla y León, Navarra, Aragón, Cantabria, País Vasco, Asturias, Galicia, Cataluña y Andalucía), y Baleares y Murcia han comunicado a Educación que se incorporarán en la próxima edición.

Canarias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura y Madrid aún no se han pronunciado.

Cabrera se ha referido igualmente a la evaluación sistemática y periódica de la educación española y a la comunicación de sus resultados anualmente al Congreso de los Diputados, según prevé la Ley Orgánica de Educación. Para ello, probablemente se cuente con la ayuda de la OCDE, que es la responsable de PISA.

De interés

Artículos Relacionados