lunes,23 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl misterio de la Isla de Pascua, ¿al descubierto por fin?
Arqueología

El misterio de la Isla de Pascua, ¿al descubierto por fin?

ibercampus.es/AFP
Arqueólogos británicos anunciaron el lunes haber dado un nuevo paso hacia la resolución del misterio sobre los tocados rojos de los moáis de la Isla de Pascua, gracias al descubrimiento de un camino en el sector de la cantera de Puna Pau de esta isla chilena del Pacífico. "Ahora sabemos que hacían rodar los sombreros, hechos con polvo de escoria roja comprimida, por la carretera ya sea manualmente o utilizando troncos de árboles", explicó en un comunicado Colin Richards, de la Universidad de Manchester, que con Sue Hamilton, del University College de Londres, fueron los primeros arqueólogos autorizados a excavar en Puna Pau.

Este avance, sin embargo, no responde al mayor enigma sobre estos tocados, es decir, cómo lograban colocarlos encima de las gigantescas estatuas diseminadas por la remota isla de espaldas al mar.

Los arqueólogos británicos estudiaron cómo transportaban los miembros de la etnia Rapa Nui los tocados de varias toneladas de peso producidos en la cantera oculta dentro del cráter de un volcán hace entre 500 y 750 años.

«Un tercio de la cantera fue extraída por la producción de sombreros», explicó Sue Hamilton. «Hasta el momento hemos localizado 70 sombreros en plataformas ceremoniales y en tránsito. Muchos otros podrían haberse roto».

Su compañero explicó que también había evidencias de que la cantera Puna Pau, había producido primero moáis, que los nativos consideran sus guardianes.

«Inicialmente los polinesios construyeron los moái con varios tipos de piedra local, incluida la escoria de Puna Pau, pero entre 12.000 y 13.000 DC Puna Pau cambió su producción de estatuas por la de sombreros», agregó. «El cambio está correlacionado con un aumento del tamaño general de las estatuas en toda la isla», agregó el arqueólogo, que seguirá trabajando durante por lo menos cinco años en la isla.

La Isla de Pascua, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un territorio insular chileno ubicado en medio del Océano Pacífico, que visitan anualmente unos 50.000 turistas, atraídos por su paisaje volcánico, sus playas y los míticos moáis.

De interés

Artículos Relacionados