martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl paro feminista, 6 de los 8 millones de ocupadas españolas, asombra...
Atrae 8proposiciones de ley,3 del PSOE y 5 de Unidos Podemos

El paro feminista, 6 de los 8 millones de ocupadas españolas, asombra al mundo y arrastra al PP

Redacción
Cientos de miles de personas, la gran mayoría mujeres, desbordaron las calles de las 60 principales ciudades españolas, en las manifestaciones que pusieron colofón a la primera huelga feminista de España, seguida según los sindicatos por casi 6 millones de personas, frente a 8,2 millones de ocupadas (18 millones con los hombres). La histórica jornada arrastró a PP y asombró al mundo, tras batir registros y previsiones realizadas desde los colectivos convocantes, sobre todo en educación y prensa.

El Congreso de Diputados tramita ocho proposiciones de ley (tres del PSOE y cinco de Unidos Podemos) para promover la igualdad retributiva, eliminar la segregación educativa o luchar contra la violencia machista, que todo parece indicar pueden ser aprobadas tras el éxito de la convocatoria de este 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, mayor en España que en otros países. A ello puede contribuir que Mariano Rajoy intentó capitalizar la movilizacion y otros destacadas dirigentes del PP denuncian la existencia de "una desigualdad inasumible" y de "comportamientos machistas inaceptables" (su portavoz Pablo Casado llamó a que "todo el mundo debe definirse como feminista"), y hasta los programas de televisión donde se repetía que algunas feministas hacen “flaco favor a la igualdad”  se han entregado a los datos en favor de la igualdad de oportunidades, pese a los previos anuncios de responder con una huelga a la japonesa como los de la ministra de Igualdad, Dolors Monserrat, o la presidenta de Madrid, Cristina Vifuentes. Pero Cs mantiene sus críticas a la convocatoria feminista.

España se convirtió en un foco mundial al ser el único país en el que había convocados paros y huelgas. Aunque la convocatoria de manifestaciones como otros años ha sido global, el éxito del masivo seguimiento en España ha sido noticia internacional, si bien en España el servicio público de prensa internacional sigue suspendido en La Moncloa desde Zapatero. The New York Times o Washington Post, los principales de EEUU,  dedican información a las movilizaciones y la CNN arranca con crónicas así: "Miles de mujeres sueltan sus herramientas, boicotean las labores domésticas y ocupan las calles de España en la primera huelga feminista del país".El éxito de la convocatoria quedó apatente en las calles. La participación en las movilizaciones del Día de la Mujer fue masiva, y su intensidad nada tuvo que ver con la de otros años. De Finisterre a Cádiz, pasando por Barcelona, Madrid, Bilbao, Zamora, Huesca… 

Los paros de dos horas, y en menor medida los de 24 horas, se dejaron notar con diferente intensidad en grandes empresas, incluso  en zonas de poco tejido industrial como de Galicia: Navantia, factorías de Calvo, Inditex, Citroën, Pescanova, Adolfo Domínguez, Ence, Gadisa, Alcoa, Textil Lonia, Bimba y Lola, entre otras.

UGT y CC.OO. dijeron que fue una «huelga sin precedentes en la historia del movimiento sindical» en España, al tiempo que cifraron en seis millones las personas que secundaron los paros parciales o totales. La CIG no se quedó atrás y subrayó que las gallegas volvieron a demostrar que, «se as mulleres paran, o mundo para».

Los líderes políticos tampoco perdieron comba. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy optó por no

entrar en demasiadas precisiones y se comprometió a seguir trabajando en la defensa de la igualdad entre hombres y mujeres sin regatear ni un solo esfuerzo. En la misma línea, el presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, para quien el apoyo debe hacerse los 365 días.

Las periodistas de decenas de periódicos, radios y televisiones han hecho huelga, autoorganizadas alrededor de un manifiesto denominado #LasPeriodistasParamos, formado por unas 8.000 informadoras y que ha sufrido efecto en las portadas y principales contenidos d todo tipo de medios denunciando el machismo. Hasta Susanna Griso decidió hacer huelga, y Ana Rosa Quintana canceló  a última hora su programa. Canal Sur apagó la emisión por momentos, Pepa Bueno no presentó  el Hoy por Hoy, Julia Otero Tampoco la tarde de Onda Cero. En La Sexta, por primera vez, no hubo mujeres presentando informativos. 

Todo ello después  de que la prensa escrita escrita fuera casi unánime en sus editoriales de este jueves: Por la igualdad real de la mujer (EL MUNDO), En defensa de la igualdad real (ABC), Por un cambio de mentalidad (LA VANGUARDIA), 8-M: La revolución pendiente (EL PERIÓDICO), El día 9, también (LA RAZÓN). Testimonios de mujeres y análisis sobre la situación de más del 50% de la población mundial acaparaban las páginas de todos los diarios. Así, EL PAÍS constataba "una nueva era feminista": "una nueva generación de mujeres ha revitalizado la lucha por la igualdad", Bajo el título "mujeres unidas por la igualdad", EL MUNDO simbolizaba en cuatro generaciones de una misma familia el avance femenino en las últimas décadas, así como todo lo que queda por hacer "hasta alcanzar la igualdad real". ABC titulaba: "Una jornada por la igualdad, un compromiso diario". LA VANGUARDIA: "movilización sin precedentes" por "una igualdad real". El diario destaca que "la huelga feminista pone en primer plano la discriminación laboral y social". "¡Hartas!", abría EL PERIÓDICO, al hablar de "más que una huelga", y que por primera vez el 8-M moviliza a organizaciones feministas, sindicatos y colectivos sociales contra la discriminación de la mujeres. Hasta LA RAZÓN: "Ellas son el futuro"

Los líderes sindicales consideran que los paros parciales que ellos han convocado, de dos horas por turno, han sido un éxito: 5,9 millones daban CCCOO y UGT. "Alta satisfacción, el seguimiento ha sido bueno, la gente está parando", decía Unai Sordo, de CCOO, en la concentración convocada por los dos sindicatos mayoritarios en la Plaza de Cibeles de Madrid a las 12:00. "La inmensa mayoría de los centros de trabajo del país, sobre todo empresas grandes y medianas, han parado; ha parado el sector del automóvil completo, ha parado el sector agroalimentario de forma muy importante… todas las noticias que nos llegan son de un paro muy generalizado", resumía, junto a él, Pepe Álvarez, de UGT.

Cuidados, sanidad y educación, destacados

La huelga fue especialmente protagonista en el mundo educativo. El Sindicato de Estudiantes habló de un apoyo «prácticamente total» en institutos, centros de estudio y universidades de Madrid, Barcelona, Sevilla, Vigo y Gijón, entre otras ciudades. "Un 90% de alumnas de Secundaria y Bachillerato", medía Comisiones Obreras de Madrid. Y fuentes de la Universidad Complutenseadmitían que las facultades estuvieron abiertas, "aunque apenas se han celebrado clases".

Un 48% de paros parciales en hospitales y centros de salud, interrupciones de la producción en fábricas como la Seat de Barcelona o la Ford de Valencia y huelgas del 100% en plantas como la de Pescanova en Galicia, según los sindicatos, contrastaron con el 8,7% de seguimiento en las pequeñas y medianas empresas, según su patronal, o el "nulo" apoyo en el comercio, la hostelería o la agricultura, en palabras de la Asociación de Trabajadores Autónomos

Las informaciones invitaban a seguir la convocatoria

El 77,69% de las profesionales sanitarias son mujeres, hay más del doble de mujeres matriculadas en enseñanzas universitarias de Ciencias de la Salud pero en la sanidad pública ellas cobran 8.941 € menos que sus compañeros. Una de cada cuatro directoras gerentes de hospitales públicos es mujer, según datos de la Federación de Sanidad de CCOO

Las mujeres son mayoría en la universidad. Desde hace años hay más mujeres matriculadas en estudios de grado y superan a los hombres entre los titulados. En el curso 2016-17 las universitarias eran el 55% frente al 45% de los hombres. 6 de cada 10 nuevos graduados fueron mujeres.

Ellas tienen también mejores resultados: las universitarias aprueban de media el 82% de los créditos en los que se matriculan, 10 puntos más que los hombres, cuando además el número medio de créditos matriculados es superior en las mujeres. La nota media de su expediente es mejor que la de los hombres y terminan la carrera en el tiempo previsto en mucha mayor proporción a sus compañeros (la diferencia es de casi 20 puntos porcentuales). Según datos recopilados por la Fundación CYD: "la tasa de idoneidad (porcentaje de titulados en los cuatro cursos que dura un grado) era del 41,2% para las mujeres frente al 23,7% de los hombres y la tasa de graduación (porcentaje de los que se titulan en cinco cursos, como máximo) era del 55,3% para ellas frente al 37,1% de los hombres".

Los buenos resultados académicos no se traducen, sin embargo, en una mejor inserción laboral. Los hombres con estudios superiores tiene menos paro que las mujeres (un 17,2% frente 20,5% de ellas). Las mujeres sufren más la precariedad: el 47,7% de los hombres asalariados tiene contrato indefinido mientras que en las mujeres es el 40,1%. Si miramos los contratos temporales, con beca etc… la mayoría son mujeres: el 38% frente a un 27% de hombres, 11 puntos porcentuales menos y son también mayoría femenina los trabajadores a tiempo parcial: un 30% frente al 16% de los hombres.

 

De interés

Artículos Relacionados