viernes,1 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSEl rector de Vigo dice que los campus intentarán arreglar el "desaguisado"...
Las PAU no pasarán a la historia

El rector de Vigo dice que los campus intentarán arreglar el «desaguisado» de suprimir la selectividad

el mundo
El rector de la Universidad de Vigo y destacado miembro de la Conferencia de Rectores (CRUE), Domingo Docampo, aseguró, el sábado pasado, que las universidades españolas harán todo lo posible para arreglar el "desaguisado" que supuso la decisión de suprimir la selectividad por parte del Ministerio de Educación.

En una entrevista concedida a Europa Press, Docampo destacó la coincidencia entre los rectores españoles a la hora de considerar la supresión de la selectividad como "la creación de un problema donde antes no lo había", ya que las pruebas de acceso a la Universidad han funcionado hasta la fecha "como un reloj" y, debido a ello, "generaban confianza en el sistema".

"La ministra [Pilar del Castillo] se cargó demagógicamente la selectividad, que alguien me explique quién gana con eso", apuntó Domingo Docampo, quien recordó que esta prueba, al margen del "cierto nivel de estrés" que provocaba en los estudiantes, era superada por un 85 a 90% de los que la realizaban.

"De repente, las universidades nos vemos acusadas de que potencialmente podríamos hacer pruebas propias de acceso, lo que supone que el problema le sale gratis al ministerio y que se ha desviado hacia nosotros un conflicto que no habíamos generado ni pretendíamos", se lamenta el rector vigués.

No a los examenes de ingreso

En esta situación, Ocampo anuncia que, no obstante, los campus harán lo posible por reparar los "platos rotos", por mor de su sentido de la "responsabilidad", aun cuando no hayan sido partícipes de la desaparición de la selectividad, que todavía se celebrará al final del curso vigente.

"Al final, las universidades vamos a tratar de colaborar con las autoridades educativas para que todo el desaguisado que se ha hecho tenga los mínimos perjuicios para los estudiantes", apostilló el rector, quien se opone, al igual que la mayoría de sus homólogos, a que la selectividad acabe siendo sustituida por múltiples exámenes de ingreso particulares en cada facultad de España.

Entre las posibles soluciones que estudian los rectores se baraja el atribuir a la nueva reválida, prevista para 2006, una función evaluadora de carácter nacional similar a la que representa la selectividad, cara al ingreso de los alumnos en los campus, independientemente del lugar de España donde se radiquen.

Retraso en el proceso de convergencia

El también responsable, dentro de la CRUE, del Grupo de Trabajo sobre Espacio Europeo de Educación Superior lamentó que el Gobierno central no haya aprobado en la vigente legislatura los decretos de grado y de postgrado, lo que significará un "largo retraso" en la convergencia de los campus españoles con los de la Unión Europea.

"Se ha producido una involución, al menos un retraso, en el proceso de incorporación de España al Espacio Europeo", explica Docampo, quien en este asunto reconoce que el Ministerio "hizo sus deberes en tiempo y forma", en lo tocante a la elaboración y tramitación de los decretos. Sin embargo, a la hora de tomar la decisión final de llevarlos al Consejo de Ministros, el Ejecutivo "no ha tenido la voluntad" de aprobar los decretos, de modo que, por ejemplo, los cursos de postgrado seguirán sin tener carácter oficial al menos durante el año académico próximo. Todo ello ha supuesto un "jarro de agua fría" para las expectativas que se habían despertado entre los rectores.

"Hay auténtico miedo a producir un cambio radical en la estructura de titulaciones en España" para aproximarla y homologarla a la de los otros países europeos, añade el rector vigués, quien vincula la marcha atrás de la Administración a las "señalas de alarma" emitidas desde "colectivos profesionales".

Aunque Docampo no quiso citar cuáles son esos colectivos, son conocidas las críticas formuladas contra los decretos por los ingenieros industriales españoles, a quienes preocupa su situación en un espacio europeo abierto, en lo tocante a sus atribuciones profesionales.

El posgrado, determinante

En particular, alerta sobre el lastre que significa mantener los cursos de postgrado en su estado actual de títulos propios de cada universidad, y no como oficiales en todo el Estado, lo cual impide a los campus prepararse para su "auténtico reto" en el futuro inmediato.

Así, explica que en lo sucesivo "se dará más o menos cancha a cada universidad en la medida que sea capaz de ofrecer servicios educativos organizados para el reciclado y la puesta al día de los profesionales que ya se licenciaron, pero que necesitan incorporar nuevos conocimientos mediante el postgrado o la formación continua".

Domingo Docampo sitúa la atención al postgrado como el primer reto de la "batalla" pendiente de las universidades españolas, que es "la búsqueda continua de la calidad total". Se entiende como tal la que abarca todos los aspectos de la enseñanza superior, tales como "la docencia, los laboratorios, instalaciones, bibliotecas, investigación, transferencia de resultados, modelo de campus y servicios a los estudiantes".

Si las universidades no se comprometen con la calidad, sostiene Docampo, las reclamaciones de mayor financiación pública que puedan efectuar en lo sucesivo ante las autoridades educativas "no servirán para nada, serán un discurso estéril y hueco condenado al fracaso".

De interés

Artículos Relacionados