miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioEmpresaBBVAEliminar las cláusulas suelo de las hipotecas costará 1.000 millones a la...
ADICA ve en las fundaciones bancarias riesgo de nueva estafa

Eliminar las cláusulas suelo de las hipotecas costará 1.000 millones a la banca

Redacción
Eliminar las cláusulas suelo de las hipotecas costaría 1.000 millones a la banca, según estimaciones realizadas entre las principales entidades tras la sentencia del Supremo que juzgó nulas por poco transparentes algunas de ellas. Este y otros fraudes serán abordados hoy en la Universidad de Verano del Instituto 25-M por ADICAE, asociación que reclama a los gobiernos territoriales el desmantelamiento de las fundaciones bancarias por el riesgo de nueva estafa a la sociedad y los consumidores.

El 9 de mayo de 2013 el Tribunal Supremo dictó una sentencia que consideró nulas por poco transparentes las cláusulas suelo de hipotecas de BBVA, Novagalicia (Abanca) y Cajamar. Su fallo afectaba solo a estas tres entidades, que ya las eliminaron. Pero todo apunta a que el resto de bancos que las aplica -CaixaBank, Sabadell, Popular, Liberbank y Bankia- también las eliminará, según indica Expansión. Además, es posible que deban devolver las cantidades cobradas a sus clientes en virtud de estas acotaciones en los contratos -que impiden beneficiarse en toda su magnitud de la bajada del euríbor, ahora en mínimos históricos- a partir de la fecha de ese primer fallo del Supremo.

La banca tendrá que asumir un coste de 1.000 millones de euros si se ve obligada a eliminar las cláusulas suelo de las hipotecas y devolver lo cobrado desde el 9 de mayo de 2013, según la media simple de los cálculos de las firmas de análisis Deutsche Bank y Morgan Stanley. El banco alemán indica que el mayor impacto corresponde a Sabadell (334 millones), seguido de CaixaBank (281 millones), Popular (248), Liberbank (113) y Bankia (63).

Los cinco bancos están pendientes de que el Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid dicte sentencia sobre la demanda colectiva de Adicae que incluye a 15.000 clientes contra un centenar de entidades -ahora 31 tras los procesos de fusión. La asociación de consumidores espera el fallo después del verano. Y una resolución a favor de los clientes que fulmine todas las cláusulas suelo de hipotecas en España.

Deutsche Bank incide en que Liberbank sería la entidad financiera más afectada por la retirada de las cláusulas suelo de las hipotecas en cuanto a la merma de ingresos anual que sufriría en su margen de intereses hasta 2017, con un 12% del total, mientras que el impacto medio en Sabadell, CaixaBank y Popular sería del 5%, y en Bankia del 2%.

Para el secretario general de Adicae, Fernando Herrero, la nulidad de las cláusulas suelo de las hipotecas está clara después de que el Tribunal Supremo se pronunciara en cuatro ocasiones sobre ella, por lo que la incógnita que se despejará con el fallo del Juzgado de lo Mercantil es sobre el alcance de la nulidad, que podría ser desde la firma del contrato o desde el 9 de mayo de 2013.

Hasta ahora, el Alto Tribunal ha tenido en cuenta en sus fallos sobre demandas individuales el grave daño al orden público económico que supondría obligar a los bancos a restituir lo cobrado al cliente desde la firma del contrato. Por eso no lo ha decidido así, marcando la senda a seguir por los jueces que dirimen casos similares.

En este sentido, el Juzgado de lo Mercantil podría obligar a las entidades a devolver las cantidades a partir de la fecha de la primera sentencia del Supremo que las declaró nulas por falta de transparencia. Se podría entender que los bancos que las mantienen a partir de esa fecha no actúan de buena fe, explica Herrero.

«Por coherencia, la restitución de las cantidades debería ser total», estima, si bien reconoce la posibilidad de que se falle la devolución desde el 9 de mayo de 2013. «Las cláusulas suelo solo operan en beneficio del banco y nunca del usuario», subraya Herrero, convencido de que éstas han tenido un papel determinante en casi el 90% de los desahucios.

Antes de que el Supremo alimentara el clamor popular contra los suelos hipotecarios, el Banco de España advertía en su informe anual de 2010 que su supresión podría acarrear el aumento del coste del crédito. Después envió en 2013 una carta a la patronal bancaria en la que recomendaba revisar la adecuación de las cláusulas suelo a los criterios de transparencia del Alto Tribunal en su fallo de 2013.

En la gran mayoría de los casos, los bancos mantienen las cláusulas suelo de sus hipotecas hasta que una sentencia falla en su contra. Argumentan que no existen elementos que permitan concluir a priori de manera taxativa que las cláusulas suelo contenidas en sus contratos no pueden superar el doble filtro de transparencia que exige dicha sentencia.

La patronal hipotecaria (AHE) defiende en este sentido que estas acotaciones son legales y que la ley ya establece los requisitos informativos que los bancos han de cumplir, así como las obligaciones de notarios y registradores como valedores de la transparencia y legitimidad de los procedimientos.

A este respecto, en Adicae afirman que, a pesar de algunos movimientos llevados a cabo en los últimos tiempos, los notarios y los registradores no garantizan la defensa de los intereses de los clientes bancarios. «No han ejercido una función de advertencia real a la parte más débil del contrato, atornillan los privilegios del sector bancario», dice Herrero.

Este y otros fraudes serán abordados hoy en la Universidad de Verano del Instituto 25-M por ADICAE, dentro del campus de verano que Podemos ha abierto a movimientos sociales y ciudadanos. Esa asociación reclamará a los gobiernos territoriales el desmantelamiento de las fundaciones bancarias, por el riesgo de nueva estafa a la sociedad y los consumidores.

Mediante sesiones tanto presenciales como virtuales, y a través de la Plataforma online de educación financiera de ADICAE, la Asociación aborda desde finales de julio a finales de agosto el debate sobre los grandes problemas que afectan a las y los consumidores y las propuestas de cambio y avance a trasladar a las instituciones y los grupos políticos.

En este marco ADICAE lleva sus posiciones y propuestas a los debates del Campus de Verano de Podemos, “aprovechando el carácter abierto del mismo y su apertura a consumidores y ciudadanos en general”, afirman. Es este viernes 24 de julio a las 16.00 horas, en la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, cuando Manuel Pardos, presidente de ADICAE, impartirá la conferencia Cajas de ahorro: fraude e impunidad, junto a Gustavo Matías, profesor titular de Estructura Económica y Economía del Desarrollo en la Universidad Autónoma de Madrid.

En esta conferencia el presidente de ADICAE abordará el progresivo proceso de degeneración que siguieron las cajas de ahorro, la realidad y efectos de la mal llamada “reestructuración” de un sector que aglutinaba más del 50% de los activos del sistema financiero, y el evidente riesgo de impunidad con que se pretende hacer una suerte de “borrón y cuenta nueva”, a pesar de “las evidencias de fraude a la ciudadanía y al ahorro de millones de personas en la actuación de las cajas”.

La desaparición de la Obra Social de las cajas y su falsa sustitución por las Fundaciones bancarias en que se han reconvertido serán también objeto de análisis y debate, especialmente ante “el peligro de que se reproduzcan los mismos mecanismos de gobierno de las extintas cajas y estas entidades se constituyan en un nuevo fraude a la sociedad, la ciudadanía y los consumidores”.

De interés

Artículos Relacionados