sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEspaña incumplirá de nuevo hasta el 2016 los objetivos de déficit público...
Comisión, Ecofin y Eurogrupo le piden revisar presupuestos

España incumplirá de nuevo hasta el 2016 los objetivos de déficit público pese al aumento del PIB

Redacción
La Comisión Europea confirmó ayer "el riesgo de incumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento" por parte de España, tanto en 2015 como en 2016, según explicó el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, tras la reunión del Eurogrupo. Ello se produce tras el aumento del PIB en toda la Eurozona a partir del 2013 como consecuencia de la política monetaria mas expansiva y la mayor tolerancia contra los déficit aplicada por Europa, que ahora pide a España revisar sus presupuestos.

Retorna pues el riesgo de reactivar los recortes en sanidad y educación, los mayores gastos públicos junto con pensiones, deuda y paro, pese a que con un cálculo de crecimiento del 3,1% a fecha de septiembre, Bruselas mantiene las previsiones de primavera y estima que las cuentas públicas cerrarán con un déficit del 4,5% este año y del 3,5% en 2016 (frente al 4,2% y 2,8% comprometidos, respectivamente). El informe será presentado esta tarde después de la reunión del Ecofin.

"A la luz de estos riesgos, se va a invitar a las autoridades a que remitan un presupuesto actualizado inmediatamente después de que asuma el cargo el nuevo Gobierno", dijo el comisario, que reclamó al Ejecutivo que ejecute "estrictamente" el presupuesto de 2015 y que tome "las medidas necesarias en el proceso presupuestario nacional para asegurar que el presupuesto de 2016 cumplirá los objetivos".

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se mostró "absolutamente convencido" de que este año se cumplirá el objetivo de déficit del 4,2% del PIB, "teniendo en cuenta la evolución de ingresos y gastos públicos". Según el ministro, la discrepancia entre las cifras de Bruselas y las del Gobierno "es muy pequeña y tiene que ver fundamentalmente con tasas de crecimiento". "No han pedido más recortes", explicó y añadió: "No creo que haya muchos reproches".

Bruselas ha elaborado estas previsiones ad hoc para España ahora en vez en noviembre, junto al resto de los socios comunitarios. Los diarios coinciden en que Bruselas ha anticipado su valoración para que el Gobierno pueda introducir cambios en la tramitación de los Presupuestos.

La economía española ralentizó ligeramente su crecimiento entre julio y septiembre al avanzar un 0,8%, dos décimas menos que en el trimestre anterior, según la estimación que publicó ayer el Banco de España. "Durante el tercer trimestre la economía española prolongó su fase de expansión, si bien a un ritmo de crecimiento más atenuado que la primera mitad del ejercicio", afirma la entidad supervisora en su boletín económico de septiembre. En la comparación anual, el crecimiento del PIB llegaría hasta el 3,4%.

La demanda interna volvió a ser el motor de la economía española durante el pasado verano, manteniendo "un tono expansivo", si bien los expertos de la autoridad monetaria advierten de que "los indicadores disponibles apuntan a una pérdida de vigor en los distintos componentes del gasto". En este sentido, el gasto de los hogares tuvo un avance menos intenso que entre abril y junio.

La entidad que dirige Luis María Linde confirma el escenario de recuperación que anticipó en junio, con un crecimiento estimado del 3,1% en 2015 y del 2,7% en 2016. No obstante, señala que el grado de incertidumbre en torno a estas proyecciones "se ha ampliado" y que los riesgos de desviación a la baja "se han acentuado debido al deterioro de las perspectivas de crecimiento mundial". En cuanto a los riesgos en el ámbito interno, el Banco de España señala que son los derivados de la incertidumbre acerca del curso que tomarán las políticas económicas tras las próximas elecciones generales.

El Banco de España prevé un mayor protagonismo de la demanda interior en el avance de la economía y una peor aportación del sector exterior, aquejado por la incertidumbre sobre la economía china. En este sentido, la entidad estima que la contribución de la demanda exterior será negativa en 2015 y 2016, ejercicios en los que se contraerá el 0,3%, de acuerdo con la revisión de las proyecciones. Por el contrario, prevé que el consumo privado aumentará un 3,5% este año y un 2,9% el próximo, por encima de lo previsto en junio. También se acelerará el consumo público, hasta tasas del 1,1% en 2015 y 0,3% en 2016. La inversión también crecerá a tasas mayores de las previstas (6,5% este año y 6,6% en 2016). En cuanto al empleo, la entidad estima que crecerá un 2,8% este año y un 2,5%, el próximo.

S&P y Fitch elevan su previsión de crecimiento

Por otro lado, la agencia de calificación Standard & Poor´s elevó ayer su previsión de crecimiento para España al 3,2% en 2015. S&P estima que el crecimiento se desacelerará hasta el 2,7% el próximo año y el 2,4% para 2017. Por su parte, Fitch incrementó tres décimas su previsión de 2015, al 3,1%, y una décima la del año que viene, al 2,5%.

EL PAÍS 39/EL MUNDO 30/ABC 41/LA VANGUARDIA 55/EL PERIÓDICO 22,23/LA RAZÓN 32/CINCO DÍAS 1,25/EL ECONOMISTA 1,30/AGENCIAS

Mientras, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, dijo ayer en el Senado que el PIB crecerá por encima del 3% este año, aunque aún no sabe exactamente el incremento que alcanzará al cierre del ejercicio.

AGENCIAS

LAGARDE ALERTA DE UN CRECIMIENTO "MÁS DÉBIL" ESTE AÑO Y VE RAZONES PARA ESTAR "PREOCUPADOS"

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha señalado que el crecimiento de la economía mundial en 2015 será "más débil" que el año anterior, para dar paso después a una "modesta aceleración" en 2016, y aseguró que existen "razones para estar preocupados". "La perspectiva de un aumento de los tipos de interés en EEUU y la ralentización de China están contribuyendo a la incertidumbre y a una mayor volatilidad de los mercados", remarcó.

En un discurso en el Consejo de las Américas, Lagarde dijo que "se ha producido una fuerte desaceleración en el crecimiento del comercio global", y que "la rápida caída de los precios de las materias primas está presentando problemas a las economías basadas en estos recursos". Además, mostró su preocupación por aspectos como el flujo de refugiados en Europa, que, en su opinión, es el "último síntoma" de las fuertes tensiones políticas y económicas en el Norte de África y Oriente.

Lagarde indicó que pese a que las reformas realizadas en los últimos años han evitado una situación "mucho peor", estos avances pueden estar ahora "en peligro", lo que lógicamente está generando "confusión y preocupación". En este contexto, defendió que con "políticas correctas, un fuerte liderazgo y una cooperación global" se podrá gestionar la situación y lograr un futuro mejor para todos. Por lo que respecta a Latinoamérica, Lagarde dijo que se enfrenta a una "brusca desaceleración" económica, por lo que debe "restaurar la credibilidad y certidumbre

De interés

Artículos Relacionados