domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEspaña, país con más contagios y muertos por COVID esta semana, vuelve...
Es uno de los principales países sin revelar el nº de test

España, país con más contagios y muertos por COVID esta semana, vuelve a receptor de ayuda UNICEF

Redacción
España pasó esta semana a ser el país con más contagios y el tercero con más muertos por COVID19 y a uno de los principales sin revelar el número de sus test. Por primera vez desde la postguerra, la agencia de la ONU para la infancia, UNICEF, consideró así a España país receptor de ayuda humanitaria. Sus productos se están distribuyendo en coordinación con las autoridades y se trata de guantes, mascarillas y gel para desinfectar.

No todos los gobiernos han publicado datos sobre el número de pruebas realizadas desde el comienzo de la epidemia para detectar el coronaviru, según Statista. En España, que pertenece a este grupo de países que o no dispone de esa información o no la ha querido facilitar por el momento, se lanzó esta semana un nuevo método de test  para permitir saber si una persona se ha contagiado de COVID-19 con mayor rapidez. Aunque este tipo de test es menos preciso que el método usado hasta ahora, tal y como advertía el director de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, la facilidad con la que se realizará hará encontrar más casos positivos en el país, lo que hará aumentar el número de contagiados. Pero de hecho España ya era en las estadísticas el país con más aumento de los contagios desde el caso númeo 100, por delante de Italia y Alemania, según refleja el siguiente gráfico de

El parte de guerra contra el COVID 19 publicado al mediodia de este sábado por las autoridades de Sanidad confirmaban que ya son 24.926 casos confirmados y 1.326  los fallecidos. El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, anunció que en España había en ese momento contabilizados un total de 10.542 hospitalizados, de los que 1.141 casos están graves en la UCI. 

El gráfico de Statista que encabeza esta información muestra el número de pruebas de COVID-19 realizadas hasta ahora en algunos de los países afectados por la epidemia, donde España destaca también por su ausencia debido a la citada falta de transparencia informativa en las comparaciones internacionales, tónica que inició el Gobierrno de Zapatero al dejar de publicar durante la anterior crisis económica los resúmenes de prensa internacional que realiza con recursos públicos, mantuvieron los gobiernos de Rajoy, para luego el de Sánchez suspender incluso la publicación del resumen de prensa nacional.

En Corea del Sur, que es observado de cerca por el resto de países por su efectividad en la lucha contra el virus, se han realizado más de 285.000 tests, según la página World in Data, que recopila datos publicados por las distintas administraciones. 

En muchos países, una de las preocupaciones principales sobre la epidemia del SARS-CoV-2 y por la que se ha restringido la libertad de movimientos es el temor de no contar con la capacidad de atender a todos sus afectados en estado grave. Y es que los sistemas de salud cuentan con infraestructuras de cuidados intensivos que no están preparadas para un volumen de contagios como el que estamos presenciando.

 

UNICEF vuelve a dar ayuda humanitaria a España y da consejos para explicar la pandemia a los niños

UNICEF llegó a España en los años 50 para ayudar a los niños de la posguerra y, por primera vez desde entonces considera que España es un país que necesita ayuda, teniendo en cuenta el estado de alarma y la emergencia sanitaria que vive por culpa del coronavirus.La entidad además ha publicado una serie de consejos sobre cómo explicar a los hijos la pandemia del coronavirus Covid-19, con el objetivo de poder tener una "conversación franca" que les ayude a comprender y enfrentarse a esta delicada situación.

UNICEF lrecomienda empezar la conversación preguntando a sus hijos qué saben sobre la enfermedad, a través del uso de dibujos, juegos u otras actividades. "Si son muy jóvenes y todavía no son conscientes de la aparición del brote, puede que no sea necesario plantear el tema, pero es un buen momento para recordarles medidas básicas de higiene", detallan. Así, reiteran que "es de suma importancia" no minimizar o evitar las posibles preocupaciones que puedan tener. "Comprenda sus sentimientos y tranquilíceles explicando que es natural sentirse asustado ante este tipo de situaciones. Aparte de prestarles la máxima atención, también es necesario que comprendan que pueden hablar sobre el tema con usted o con sus profesores cuando quieran", argumentan.

UNICEF insiste en que la honestidad está "ante todo": "Los niños tienen derecho a saber la realidad y estar informados, mientras que los adultos tienen la responsabilidad de protegerlos de las aflicciones. Habrá que usar un lenguaje apropiado a la edad del niño, observar cómo reacciona y ser conscientes de su nivel de ansiedad". Si se desconocen las respuestas, recuerdan que "no hay que inventárselas", sino buscarlas, acompañadas de los niños, en las webs de las autoridades sanitarias, como la Organización Mundial de la Salud (OMS). A su vez, reiteran que es "importante" explicarles que no todas las informaciones en Internet son correctas y que hay que acudir a fuentes expertas en la materia.

Por otra parte, animan a enseñar a los niños a lavarse las manos de forma divertida, a través de vídeos con canciones o bailes que explian cómo realizar esta tarea y que son fácilmente accesibles en Internet. "También es recomendable enseñarles cómo cubrirse con el codo al toser o estornudar, explicarles que es mejor no acercarse demasiado a las personas que tienen esos síntomas y pedirles que nos cuenten si sienten que tienen fiebre, tos o dificultades para respirar", agregan.

Esta infografía de Statista muestra el número de camas de cuidadanos intensivos en una selección de países en el último año disponible, según los datos del Centro Nacional de Estados Unidos de Información sobre Biotecnología y de las revistas Intensive Care Medicine y Critical Care Medicine.

La epidemia del COVID-19 ha obligado a aquellos que viven en los países más afectados a trasladar su actividad laboral y de ocio a las plataformas de Internet y aplicaciones para móviles. El teletrabajo y la sustitución de los encuentros reales con otras personas por llamadas de teléfono y videoconferencia son los ejemplos más claros de este salto de la vida diaria al mundo online. 

Este cambio en la rutina, ahora desarrollada entre cuatro paredes y con ayuda de Internet, se refleja también en las aplicaciones descargadas por los usuarios. Muchos grupos de amigos en España, por ejemplo, podrán festejar el fin de semana gracias a la app de reuniones online Houseparty, que ha sido descargada más de120.000 veces entre la semana del 12 y 18 de marzo.

 

Las conexiones VPN (o, en español, red privada virtual) permiten conectar dispositivos con acceso a Internet a una red local, aunque estos se encuentren alejados. Estas posibilitan la creación de un espacio virtual en el que los ordenadores tengan acceso a las mismas funciones e información y sean reconocidos como parte de un mismo conjunto.

El uso de la VPN se ha popularizado en los últimos años gracias a su capacidad de falsear la geolocalización del dispositivo en cuestión para, por ejemplo, poder acceder a servicios no disponibles en un territorio determinado, como contenido de streaming. Estas además facilitan el teletrabajo, modo de trabajo que muchos se han visto forzados a asumir durante estos últimos días por la epidemia del coronavirus.

Esta infografía de Statista muestra cómo durante la semana del 9 al 15 de marzo aumentó un 36% el tráfico a través de las redes privadas virtuales de la marca Atlas en España en comparación con la semana anterior. En muchos otros países afectados por el COVID-19, como Italia, Estados Unidos e Irán hubo un crecimiento similar del uso, según un análisis de 50.000 usuarios de la citada empresa.

 

El número de personas afectadas por el COVID-19 alcanzará posiblemente hoy miércoles 18 de marzo las 200.000, 7.954 de las cuales han fallecido. 

Esta pandemia, por la cual los gobiernos han tenido que tomar medidas drásticas de libertad de movimientos y cierre de empresas, ha cambiado por completo las prioridades de la industria farmacéutica. Ahora, la carrera del 2020 será la de dar con una vacuna que inmunice contra el COVID-19, capaz de impedir una nueva epidemia y de frenar, si llega a tiempo, la epidemia actual. En este sentido, los expertos avisan (vía New York Times) de que esta muy posiblemente no estará disponible hasta después de un año.

Esta infografía de Statista muestra las empresas con un mayor volumen de negocio procedente de la comercialización de vacunas, con la británica GlaxoSmithKline como líder actual del mercado con unos ingresos de este segmento de 8.326 millones de euros en 2019, según datos de la consultora del sector Evaluate.

 

En muchos países, una de las preocupaciones principales sobre la epidemia del SARS-CoV-2 y por la que se ha restringido la libertad de movimientos es el temor de no contar con la capacidad de atender a todos sus afectados en estado grave. Y es que los sistemas de salud cuentan con infraestructuras de cuidados intensivos que no están preparadas para un volumen de contagios como el que estamos presenciando.

Esta infografía de Statista muestra el número de camas de cuidadanos intensivos en una selección de países en el último año disponible, según los datos del Centro Nacional de Estados Unidos de Información sobre Biotecnología y de las revistas Intensive Care Medicine y Critical Care Medicine.

 

De interés

Artículos Relacionados