viernes,19 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónEspaña y Marruecos se ven como plataforma de estabilidad para el Magreb
Universidades y empresas, protagonistas

España y Marruecos se ven como plataforma de estabilidad para el Magreb

Redacción
El Rey Juan Carlos ha abierto puertas en Marruecos tanto a empresas como a universidades. La presencia de 14 rectores de universidades españolas ha servido para imulsar la movilidad universitaria entre los dos países, que según ha dicho alguno de los rectores a Ibercampus podrían convertirse en plataforma de estabilidad y seguridad política, económica y jurídica en el norte de África, si no fallara la voluntad política ni la reputación institucional de los dos impulsores.

Ninguno de los rectores se ha pronunciado todavia publicamente sobre esta oportunidad de actuar como plataforma de estabilidad en el Magreb desde la educación y la cultura, aunque los análisis de las fuentes consultadas por Ibercampus coinciden en que está presente tanto en la actuación del Rey como en el deseo de otras potencias geopolíticas mundiales y europeas que ven con preocupación los conflictos en la zona durante los próximos años. Pero el primer encuentro de rectores (14 de universidades españolas y 13 de Marruecos) ya ha servido para que los gobiernos de España y Marruecos firmen un acuerdo de intenciones para impulsar la movilidad universitaria, entre otros aspectos de colaboración, y para sistematizar la cooperación entre universidades de los dos países. Habrá una comisión encargada de supervisar los avances.

En este sentido, rectores y empresarios presentes el lunes en la cena de gala de los dos reyes comentaban como significativo ante esa posibilidad de la plataforma africana hispano-marroquí que Juan Carlos I resaltara como ejemplos muy valiosos de apertura y estabilidad a España y Marruecos, así como la voluntad conjunta de dar "un salto cualitativo" en la cooperación en materia de educación e investigación,  aspecto de las relaciones bilaterales que, según dijo el Monarca, tiene una "vertiente prometedora" en el proceso de "asociación estratégica" entre ambos países.

España es ya el primer proveedor de Marruecos, por delante de Francia e Italia. Además, España también es el primer mercado exportador del Reino alauí. Relaciones que podrían incrementarse considerablemente tanto entre ellos como hacia los demás de África y Europa.

En el tercero de sus cuatro dias de 

viaje oficial y de trabajo al Reino de Marruecos, ayer el Rey recibió al primer ministro Abdelilah Benkirán y a los presidentes de las dos cámaras de representación de Marruecos, antes de clausurar el I encuentro de rectores de universidades de ambos países y de presidir en la Embajada de España una recepción a representantes de instituciones españolas.

Don Juan Carlos habló en la clausura de un encuentro en Rabat entre 14 rectores de universidades españolas y 13 rectores marroquíes, en presencia del director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha. Se refirió el Rey al "gran esfuerzo" que España está haciendo para promocionar el castellano en Marruecos, donde 15.000 marroquíes estudian español en once colegios e institutos y once centros del Cervantes, y dijo que la aspiración es que la lengua española "ocupe en este admirado país el lugar que le corresponde por historia, vecindad y cercanía". Su exposición abordó por un lado el "esfuerzo común" en educación que están llevando a cabo los dos países, y por otro el valor de la colaboración recíproca para intensificar los estudios de español.

Según Efe, el mismo encuentro de los rectores, clausurado por el Rey Juan Carlos dentro de su viaje oficial a Marruecos, supone a su entender "una muestra clara de que ambas naciones han alcanzado una sólida madurez en sus relaciones". Dentro de lo que llamó "cooperación reforzada" en materia universitaria, apuntó que "el horizonte final es la creación de una red universitaria hispano-marroquí que se convierta en un auténtico referente para la cooperación entre nuestras dos regiones". En este sentido, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, presente en el acto, señaló que el programa europeo Erasmus para intercambio de estudiantes universitarios puede servir de "modelo" de futuro para las relaciones entre España y Marruecos en materia educativa.

Con referencias a una tradición de relaciones que se remonta a la Edad Media, con contactos entre las universidades de Fez con la de Salamanca o el Estudio General de Palencia, el Rey Juan Carlos aseguró que la perspectiva de entre cuatro y seis millones de universitarios de todo el mundo que en 2025 estudiarán fuera de sus países supone un "estímulo" y un "reto" para España y Marruecos. Respecto al castellano, segunda lengua de comunicación internacional y también la segunda más utilizada en internet, el monarca español dijo que España quiere que "de esta sólida realidad puedan beneficiarse la sociedad y la economía marroquíes, al tiempo que se fortalecen los lazos entre nuestros dos pueblos". Con el impulso de la enseñanza del español se trata, insistió, de "favorecer el objetivo compartido que supone el logro de la mayor prosperidad hispano-marroquí", porque la cultura y la educación, insistió, "son pilares fundamentales en la construcción de ese futuro común que pertenece a nuestros jóvenes".

Por su parte, el ministro García-Margallo aprovechó el acto para enfatizar que España y Marruecos son "países estables que hemos hecho de la reforma nuestra estrella polar" y que han apostado por el "camino más acertado" y "tranquilo" de la transición, algo a lo que "no es ajeno que tengamos dos regímenes monárquicos que han contribuido a la estabilidad", según sus palabras. El director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, explicó que en Marruecos esta institución difunde no sólo el español que se habla en España sino el de todos los países hispanohablantes porque "no es sólo una obra de España, sino una obra de todos los que hablamos español". La presidenta de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CREU), Adelaida de la Calle, y el ministro de Enseñanza marroquí, Lahcen Daoudi, también defendieron el impulso a la cooperación educativa.

Ámplia comitiva de altos cargos y empresarios

La comitiva del Rey, además de los 14 rectores, estuvo formada por cinco ministros del Gobierno español, nueve exministros de Asuntos Exteriores y presidentes o consejeros delegados de 27 de las principales empresas. 

Ante casi un centenar de empresarios marroquíes, estuvieron presentes  27 representantes de las principales compañías españolas como ACS, Entrecanales, Acciona, Ferrovial, Gamesa, Abengoa, Endesa, Telefónica, OH, Iberia e Indra, entre otras. Son las de mayor presencia en el país, o las que pujan por hacerse con nuevos proyectos, tanto del sector de la Defensa y Aeroespacial (casos de Indra e Iberia) como también de grandes energéticas y tecnológicas, entre las que tambien parecen Gamesa, écnicas Reunidas, Talgo Grupo Exentium, o el Grupo Antolín. 

Los ministros fueron el de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; el de Interior, Jorge Fernández Díaz; el de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón; el de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y la de Fomento, Ana Pastor. Les acompañaban los exministros de Asuntos Exteriores vivos, a quienes invitó el propio Rey como gesto hacia Marruecos, con la excepción del socialista Fernando Morán, a quien se lo impide su estado de salud. Junto a ellos figuraban ltambién los presidentes de la CEOE, de Cepyme y del Consejo Superior de Cámaras de Comercio.


Objetivo Magreb

En el Magreb viven más 86 millones de personas, de mayoría árabe, según Sergio Rodrigo en Entrefronteras. Su nombre viene de Al- Magrib, que significa “Poniente” y es la voz que recibe en árabe Marruecos, luego extendida a toda la terminológica geopolítica aplicada a esta región bañada por el mar Mediterráneo al Norte, el océano Atlántico al Oeste y el desierto del Sáhara al sur. Está conformado por seis países, Mauritania, Marruecos, Argelia, Libia, Túnez y Sahara Occidental, parcialmente ocupado por Marruecos y en proceso de descolonización.

En el Magreb existen minorías bereberes, los autóctonos del Magreb, antes de la llegada del imperio islámico, y posen su propia lengua. En países como Argelia se ha reconocido su lengua. Pero los seis países que conforman la región africana son de mayoría musulmán, y de confesión Sunní, aunque tienen minorías judías y cristianas, así como influencias del áfrica subsahariana en países fronterizos como el sur Argelia, Mauritania o Libia.

De interés

Artículos Relacionados