viernes,1 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
Profesorado

Estabilidad laboral en el campus

el mundo
Se ha hecgo público el primer convenio colectivo, pionero en España, que pretende acabar con la precariedad de los profesores asociados, dotándolos de un contrato laboral.

Casi 6.000 profesores madrileños estaban esperando un milagro: un acuerdo que acabara con la situación de precariedad laboral a la que se ven sometidos en sus universidades.

La LOU ya se había hecho eco de sus denuncias y ahora la Comunidad de Madrid se ha convertido en la primera región que acaba con esta inestabilidad a través del I Convenio Colectivo, al que ha tenido acceso M2.

Hasta ahora en la universidad había dos clases de profesores que no se distinguían precisamente por su excelencia educativa sino por la situación legal que les amparaba: los funcionarios y los de contrato administrativo, renovable anualmente.

Después de meses de negociación, la Consejería de Educación ha logrado el consenso suficiente para lograr, antes de 2006 (fecha que marca la LOU para acabar con esta precariedad), establecer siete figuras a las que se podrán ir acogiendo todos los profesores que están en la cuerda floja.

La pieza clave del proceso de convergencia será la Agencia de Calidad Universitaria de la región, que empezará a funcionar a partir de abril. Los profesores deberán probar su excelencia para quedarse en la universidad. El premio si superan el examen será cambiar su contrato administrativo (sin derecho a paro, sin trienios, sin estar inscritos en la Seguridad Social) por un contrato laboral que, por convenio, valorará su experiencia docente como antigüedad.

Al margen de los funcionarios, el acuerdo convertirá a los antiguos asociados, visitantes y eméritos a:

e Profesor Asociado: Los que se acojan a esta figura estarán contratados para la docencia en materias que tengan que ver con su profesión. Para ello, se les exige ser especialistas de reconocida competencia, acreditar un mínimo de tres años de experiencia profesional adquirida fuera de la universidad y cualquier otra documentación que la universidad decida. El sueldo correspondiente parte de una base de 549,26 euros al mes, con un contrato de un año o del periodo que dure la asignatura y que sólo podrá ser prorrogado dos veces.

Profesor Emérito: Sus tareas estarán centradas en docencia e investigación. Los requisitos para ocupar una de estas plazas es estar jubilado del cuerpo funcionarial de docentes universitarios, ser persona de reconocido prestigio cultural o científico y otras exigencias que establezca el centro. Sus honorarios se fijan en 817,71 euros al mes y su contrato es de un año prorrogable a otros dos.

e Ayudante: Estos profesores buscarán completar su formación investigadora, aunque podrán colaborar en funciones docentes.Para entrar en el puesto, deben acreditar haber superado el periodo de docencia de tercer ciclo. El contrato tiene una duración máxima de cuatro años, y dos cursos como mínimo, con una remuneración de 1.159,18 euros al mes.

e Profesor Colaborador: Su trabajo será impartir enseñanzas sólo en las áreas que establezca el Gobierno, previo informe del Consejo de Coordinación Universitaria. Tienen que ser licenciados y contar con el informe favorable de la Agencia de Calidad Universitaria (ANECA). Esta figura es una de las pocas afortunadas que cuentan con un contrato indefinido y un sueldo de 1.274,13 euros.

e Ayudante Doctor: Serán tanto docentes como investigadores.Para conseguir una de estas plazas deben contar con el título de Doctor, acreditar dos años de experiencia docente, como mínimo, en centros no vinculados con la universidad contratante y pasar el examen de la ANECA. Sus ingresos son de 1.347,03 euros al mes. Al igual que el Ayudante, el contrato no podrá superar los cuatro años, siendo la duración mínima de dos cursos.

e Profesor Contratado Doctor: Se trata de la segunda figura con suerte: su contrato es indefinido. Su entrada en la universidad es para cubrir tareas de docencia y, prioritariamente, de investigación.Los requisitos establecidos son tener el título de Doctor, acreditar al menos tres años de actividad posdoctoral docente y el visto bueno de la Agencia de Calidad. El sueldo es de 1.527,60 euros.

e Profesor Visitante: Se trata de profesores de reconocido prestigio que han desarrollado su actividad en universidades y centros de investigación españoles o extranjeros. Su experiencia servirá tanto a la labor docente como a la investigadora. Optar por esta contratación es incompatible con otros trabajos remunerados en España. La retribución económica parte del mínimo de 1.989 euros y su contrato cubre un curso, ampliable a dos en los supuestos razonados.

Suplementos económicos, jubilación, beneficios sociales, vacaciones, jornada laboral… todos los aspectos relacionados con su trabajo quedan bien atadon en el convenio para que no haya ningún resquicio de inestabilidad. Hasta los contratos temporales (trabajo por obra) tienen limitado su principio, su final y sobre todo la retribución mínima que se tiene que pagar. Ahora les toca el turno al resto de autonomías que no han legislado todavía y a la Agencia de Calidad que debe dictaminar si los docentes son dignos o no de estar en las universidades madrileñas.

De interés

Artículos Relacionados