viernes,21 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEuropa retira una guía de lenguaje inclusivo que excluía términos cristianos y...
Las prioridades legislativas de la UE para 2022 reafirman la línea verde, digital e inclusiva

Europa retira una guía de lenguaje inclusivo que excluía términos cristianos y de identidad ciudadana y familiar

Las prioridades legislativas de la Unión Europea (UE) para 2022 reafirman la línea verde, digital e inclusiva, días después de retirar una guía de lenguaje inclusivo presentada públicamente el 30 de noviembre y que pedía - a fin de herir susceptibilidades religiosas, migratorias o de sexo- evitar términos como Navidad, María y José, europeo o ciudadano de la UE, así como imágenes de familia tipo y decir esposa/marido o padre/madre.

En lugar de decir “vacaciones de Navidad”, las Directrices de Comunicación Inclusiva ahora sometidas a «actualización». Era una guía para uso de los funcionarios y trabajadores de las instituciones europeas, editada por la Comisaría de Igualdad, Helena Dalli, también conocida como Helena Abela, exministra en Malta de Diálogo Social, Asuntos de las Personas Consumidoras y Libertades Civiles y en la de Asuntos Europeos e Igualdad. Ésta anunció el 30 de noviembre la retirada provisional de la guía en un tuit que esta miércoles 22 de diciembre llevaba 141 «me gusta» y 384 citas, muchas de ellas de disconformidad con la decisión de retirada.

La decisión de Dalli se produjo tras algunas criticas en la prensa italiana y una pregunta en rueda de prensa de Bruselas. Sus Directrices más criticadas aconsejaban no usar siempre conceptos o nombres cristianos o típicos de una religión y sustituir por ejemplo los de María y José por “Malika y Julio, aunque Malika es un nombre de origen árabe.

Tras llegar la polémica a oídos de la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen, la Comisaria de Igualdad se disculpó públicamente al anunciar la retirada de la guía, y expresó en un tuit su preocupación con respecto a algunos ejemplos proporcionados en las Directrices sobre Comunicación Inclusiva,  aún en proceso:

Dijo también Helena Dalli que se trata de un “documento interno de comunicación para el personal de la Comisión en su trabajo diario”. La intención, añade, era ilustrar sobre la diversidad de la cultura europea y mostrar algunos ejemplos de inclusión de la Comisión europea hacia todas las diferentes formas de vida y creencia de los ciudadanos europeos.

Reconoció la Comisaria que la versión publicada de la Guía no sirve de forma adecuada a estos propósitos. No es un documento madurado y no cumple todos los estándares de calidad de la Comisión

Pese a esa consideración ahora de documento interno, la guía de 30 paginas y carátula con un diseño de colores fue presentada en público por la misma Dalli (foto que ilustra esta información), además de publicada en su Twitter el 26 de octubre diciendo: La integración de la igualdad significa que todos los productos deben incorporar la dimensión de la igualdad, incluida la comunicación. Me enorgullece presentar las directrices de la Comisión Europea para la comunicación inclusiva.

La guía también recomendaba evitar las palabras ciudadano o europeo, para no discriminar a los inmigrantes que no tienen un estatus legal en Europa. Pero el estatus jurídico de ciudadano o ciudadanía europea es uno de los pilares fundamentales de la UE, como sujetos de derechos y obligaciones, adoptado en el Tratado de Maastricht de 1992. En vez del término europeo como sinónimo habitante de la UE, recomendaba usar sino gente que vive en la UE, porque hay otros países europeos como Ucrania o los Balcanes occidentales que no forman parte de la Unión.

Asimismo, aconsejaba evitar representar imágenes con una familia tipo y decir esposa/marido, padre/madre, para asegurarse de que se incluyen no-heterosexuales o no cis-género (sic). También se prohíbe decir las palabras gay o lesbiana  por “inapropiadas” y hay que sustituirlas por “parejas del mismo género”. Incluso se aconseja sustituir las palabras transgénero/transexual por “gente trans» o “personas trans” y cambiar la palabra hermafrodita por intersexual. “Sé abierto con el lenguaje de diferentes culturas y generaciones y pregunta qué pronombre prefieren”, es otra de las instrucciones de la guía.

Adoptando la ideología LGBTIQ, extendía sus consejos a evitar referirse a las personas como Mr. o Mrs. -señor y señora, en inglés-, por basarse en el sexo asignado en el nacimiento (sic), y en caso de duda usar “Mx”, para incluir las formas no-binarias. Desconocemos la forma aconsejada en español.

Igualmente, aconsejaba evitar referirse a las parejas casadas o a las personas solteras, para no invisibilizar otras situaciones familiares, como las parejas de hecho.

Además, rechazaba términos como “la colonización de Marte”, porque la palabra colonización tiene connotaciones negativas.

Las prioridades legislativas de la UE para 2022 reafirman la línea verde, digital e inclusiva

El presidente del Parlamento Europeo, en nombre de la Presidencia del Consejo, y la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen, como ya es costumbre desde 2016, han presentado un Documento de trabajo sobre las prioridades legislativas de la UE para 2022, con 138 propuestas legislativas clave. Además, en torno al mismo han firmado una Declaración Conjunta sobre las prioridades legislativas de la UE para 2022, resaltando las principales propuestas legislativas que estudiando los colegisladores o que la Comisión Europea presentará en otoño de 2022.

Esta Declaración Compromete a las tres Instituciones a dar máxima prioridad al Pacto Verde Europeo, lograr una Europa adaptada a la era digital, crear una economía al servicio de las personas, promover una Europa más fuerte en el mundo, promover nuestro modo de vida europeo, proteger y reforzar nuestra democracia y defender nuestros valores europeos comunes.

Las tres Instituciones tratarán de conseguir el mayor progreso posible de aquí a finales de 2022 en las iniciativas que se recogen la Declaración Conjunta. Las tres Instituciones también han afirmado su compromiso de dar seguimiento a los resultados de la Conferencia sobre el Futuro de Europa dirigida por los ciudadanos.

Los dirigentes de las tres Instituciones acogieron además con satisfacción los logros alcanzados en 2021. Entre ellos se incluyen la adopción del ambicioso paquete de medidas del marco financiero plurianual 2021-2027 y el extraordinario esfuerzo que ha permitido adoptar en el plazo de dos meses el certificado COVID digital de la UE para que los ciudadanos puedan viajar libremente dentro de la Unión. Además, se adoptó legislación importante para una serie de ámbitos prioritarios que ya se establecían en la Declaración Conjunta de 2021, concretamente la Legislación Europea sobre el Clima, el Centro Europeo de Competencia en Ciberseguridad, la tarjeta azul de la UE para trabajadores migrantes altamente cualificados, normas sobre la información fiscal por países, un régimen de la Unión Europea para el control de los productos de doble uso, la implantación del Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes, así como legislación sobre la prevención de la difusión de contenidos terroristas en línea y la lucha contra el abuso sexual de menores en línea. Otras propuestas prioritarias, como el octavo Programa de Acción en materia de Medio Ambiente que prorroga otros diez años las ventajas de la itinerancia para toda la UE, y el refuerzo de los mandatos de la Agencia Europea de Medicamentos y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, ya han sido aprobadas provisionalmente por los colegisladores y se están ultimando antes de su adopción.

De interés

Artículos Relacionados