viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadGobierno y oposición endurecerán delitos sexuales tras la alarma social por la...
Calle, políticos y prensa, indignados ante las flojas penas

Gobierno y oposición endurecerán delitos sexuales tras la alarma social por la condena a ´lamanada´

Redacción
La alarma social causada por la floja condena a los violadores de "la manada" ha recibido como respuesta el anuncio por Gobierno y oposición de endurecer penas por estos delitosLa sentencia condena a los 5 acusados a penas de 9 años de prisión por abuso sexual con prevalimiento (no por violación) de una chica en Pamplona durante las fiestas de San Fermín en 2016.Toda la prensa refleja la ola de indignación social que ha reabierto el debate sobre la actuación de la justicia ante delitos sexuales

Cientos de miles de personas participaron el jueves en las múltiples movilizaciones convocadas  en la calle y en las redes sociales por colectivos feministas en toda España,  en señal de repulsa y condena a la sentencia citada contra los integrantes de La Manada. Todos los diarios impresos de este viernes comparten ésa indignacion o inquietud generalizada (desde polémica a repugnante son los calificativos a la decisión judicial ), y las acciones de protesta siguieron este viernes en calles y redes.

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra condenó a cada uno de los cinco jóvenes conocidos como La Manada a 9 años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual con el agravante de prevalimiento, y no por agresión sexual, al no apreciar violencia, contra una joven en Pamplona durante los sanfermines de 2016.

La sentencia rebaja el delito penal solicitado al descartar el empleo por parte de los acusados de "violencia o intimidación que integran el concepto normativo de agresión" y sí ver el subtipo agravado en el delito de abuso sexual.

El tribunal condena a los encausados, además de a 9 años de prisión, al pago de un tercio de las costas procesales, les impone una orden de alejamiento y prohibición de comunicación con la víctima por 15 años, y les obliga a indemnizarle conjunta y solidariamente con 50.000 euros, mientras que deberán pagar 1.531 euros al Servicio Navarro de Salud por la atención sanitaria a la víctima.

El fallo, contra el que cabe recurso, y que ha sido anunciado por los abogados de los cinco condenados, contó con el voto discrepante de uno de los magistrados, quien abogaba por la absolución de los cinco jóvenes de los delitos de agresión sexual, contra la intimidad y robo con intimidación, al señalar que fue un caso de "sexo en un ambiente de jolgorio y regocijo".

De los 5 condenados, uno es guardia civil y otro soldado, y de momento seguirán cobrando el 75℅ del sueldo. "Ese individuo fué suspendido de funciones el 16 de julio de 2016, en cuanto se conoció su imputación, y será expulsado en cuanto la sentencia sea firme. Es el trámite que exige la Ley Orgánica de Régimen Disciplinario aprobada por el Parlamento", precisó ante las primeras informaciones la Benemérita.

El Sindicato de Estudiantes ha convocado huelga el próximo jueves 10 de mayo en los institutos y universidades de toda España para protestar contra la "escandalosa sentencia" de la Audiencia de Navarra a los cinco miembros de La Manada, que este pasado jueves fueron condenados a nueve años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual, pero fueron absueltos del delito de agresión sexual del que habían sido acusados.

El Gobierno anunció tras el Consejo de Ministros de este viernes que va a estudiar un cambio en la tipificación penal de la violación, tras la polémica sentencia de La Manada. El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha informado de que el titular de Justicia, Rafael Catalá, ha informado al Consejo de Ministros de que se ha puesto en contacto con la Comisión General  de Codificación para solicitar que la Sección Cuarta de Derecho Penal, que preside Esteban Mestre Delgado, estudie el asunto.

De este modo, el órgano asesor del Ministerio realizará un informe sobre si la tipificación del delito de violación "está convenientemente reflejada" en el Código Penal en vigor o si por el contrario necesita "una actualización". Méndez de Vigo recordó que la tipificación en el actual Código Penal data de 1995, cuando gobernaba el socialista Felipe González.

El ministro portavoz ha subrayado que el Ejecutivo "acata" la sentencia, pero que "siempre ha estado, está y va a estar con las víctimas. Por eso, el primer pacto de Estado de esta legislatura ha sido el Pacto contra la Violencia de Género". Además, ha resaltado que no es una "sentencia firme", por lo que caben "varios recursos".

Todos los partidos cuestionan el fallo

La Comisión creada en el Congreso para hacer seguimiento y control del cumplimiento del Pacto de Estado contra la Violencia de Género ha sido convocado para el próximo jueves 3 de mayo. Partidos de la oposición como el PSOE, Podemos o Compromís habían pedido su convocatoria tras conocer la sentencia del caso de 'La Manada', aunque los demás partidos también han condenado la sentencia.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó que el Ejecutivo debe tener "máximo respeto" ante las decisiones de un juez, tras lo que añadió que "todos los poderes públicos" deberán ahora analizar lo sucedido "para evitar que conductas como esta se vuelvan a repetir en el país". El secretario de Estado de Igualdad, Mario Garcés, dijo estar "plenamente alineado con el sentimiento unánime de la sociedad española que manifiesta su más absoluto desprecio y la más absoluta repulsa contra estas conductas".

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, tras mostrar su "respeto" a la sentencia, emplazó a los grupos políticos a una reforma del Código Penal "si es conveniente". Catalá insistió en la necesidad de "revisar la legislación si en algún caso se identifica que hay alguna duda en cuanto a la aplicación de los tipos penales". El ministro de Educación y Portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, insistió en el "firme compromiso" del Gobierno con la erradicación de "la lacra de la violencia de género".

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, dijo que "las sentencia de los tribunales hay que respetarlas aunque no te gusten", pero aclaró que "sería bueno" que ambas partes recurran para que se revise" el fallo. El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, señaló su "profundo rechazo" como "ciudadano y persona comprometida con las mujeres y contra la violencia ejercida contra ellas". El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se preguntó "si lo que hizo La Manada no fue violencia grupal a una mujer indefensa ¿qué entendemos por violación?".

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, calificó la condena a La Manada solo por abuso como "una pésima noticia", y dijo sentir "vergüenza y asco". Desde IU, Alberto Garzón señaló que "a todas luces" fue "una violación en gren los diarios

EL PAÍS titula: "La sentencia de La Manada desata una ola de indignación". EL MUNDO destaca que "La Manada esquiva las penas más duras porque 'no hubo intimidación'". ABC publica en portada: "La Manada cometió abuso, pero no agresión sexual". Según LA VANGUARDIA, "La sentencia contra La Manada levanta una ola de indignación". EL PERIÓDICO habla de "indignación popular contra la indulgencia judicial".LA RAZÓN, tras detallar un fragmento de la sentencia, se pregunta: "¿No es esto una violación?". 20 MINUTOS subraya: "Recursos judiciales y protestas tras la condena a La Manada solo por abuso".

Valoraciones editoriales de los diarios impresos 

Los diarios inciden en que la sentencia no encaja bien con el relato de los hechos, en que, tras constatar el "bloqueo emocional" de la joven, de quien se dice que "sintió un intenso agobio y desasosiego, que le produjo estupor y le hizo adoptar una actitud de sometimiento y pasividad", se reconocen como hechos "incontrovertidos" que la denunciante conoció al grupo de jóvenes sevillanos y mantuvo relaciones sexuales con ellos, pero subraya que la "discrepancia" está en la voluntariedad o no de esas relaciones, consentidas según ellos y obligada, en inferioridad física y numérica, según la joven. Según la sentencia, las acusaciones no han probado el empleo de un medio físico para doblegar la voluntad de la denunciante.

Polémica sentencia (EL PAÍS):La sentencia del caso La Manada ha sido considerada insatisfactoria por una gran parte de la sociedad. No es de extrañar". "Las protestas se multiplicaron ayer por todo el país". "Para la sociedad española, como para la Audiencia de Navarra, no hubo consentimiento por parte de la víctima y, por tanto, los cinco acusados cometieron un gravísimo delito. De modo que muy atrás ha quedado aquella obscena connivencia social con las actitudes más machistas e insoportables y, más aún, con la culpabilización de las víctimas de delitos sexuales. El debate que suscita la sentencia va, sin embargo, más allá. Porque si bien los jueces han impuesto la pena más alta posible por abusos sexuales -nueve años-, lo que se cuestiona es la calificación del delito, que muchos consideran debía haber sido de violación, dado el relato de los hechos que la propia sentencia recoge". "Sólo los jueces tienen todas las evidencias del caso, pero esta sentencia indica que quizá no se ha considerado en su justa medida la intimidación en un caso de agresión sexual; el punto más débil de la argumentación judicial. En todo caso, este hecho marca un antes y un después y ha provocado un necesario debate social del que convendría desterrar opiniones apresuradas y demagógicas. Las mujeres no tienen por qué sentirse menos seguras por esta sentencia ni los agresores sexuales quedan menos impunes".

Un fallo discutible de un tribunal legítimo (EL MUNDO): Como siempre que la repulsión moral no parece acompañada de un simétrico reproche penal, la sentencia contra La Manada ha decepcionado a amplios sectores de la sociedad, en especial a las mujeres". "Pero la civilización, huyendo del linchamiento tribal, confía a los jueces la tarea de aplicar la ley, lo que no siempre coincide con la percepción popular de lo que significa administrar justicia. La ley exige pruebas y desecha sensaciones". "Difícilmente puede soslayarse la intimidación en un relato que presenta a cinco sujetos encerrados con una chica en un portal. Cabe recurso. Ahora bien, apelar al 'veredicto social' como alternativa visceral al derecho supone retroceder a los tiempos en que el escarmiento justiciero y no la laboriosa decantación de evidencias racionales deciden sobre la vida y la libertad del procesado"

.La Manada sacude la justicia (ABC):  La sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra sobre 'La Manada', una infame banda de depredadores sexuales, provocó ayer protestas multitudinarias contra la condena por delito continuado de abuso sexual en numerosas ciudades de España". "La repugnancia que suscita este suceso no puede soslayar que la más noble de las causas necesita ser sustentada por pruebas concluyentes para que sea acogida por un tribunal. El proceso penal es la suma de pruebas, no de opiniones ni de pancartas". "La respuesta a los hechos juzgados por la Audiencia navarra debería ser social, no sólo judicial, porque van más allá de los límites que establece el Código Penal. En este sentido, es necesario pensar en los niños y los jóvenes. Es necesario replantear la educación sexual desde el respeto a la dignidad personal, y no como un manual de prácticas eróticas, insistiendo desde la escuela en la inculcación de valores en las relaciones humanas, para que no queden cosificadas al albur de los instintos".

Una sentencia controvertida (LA VANGUARDIA): "Hacía mucho tiempo que una sentencia judicial no provocaba tanto rechazo y dosis de indignación social y política como la dictada por la Audiencia Provincial de Navarra" contra los miembros de La Manada. "Con el debido respecto a las decisiones judiciales, y a la espera de los recursos que puedan presentarse en instancias superiores, es comprensible que cause indignación que los jueces del citado tribunal navarro hayan descartado el empleo por parte de los cinco acusados de violencia contra la citada joven, a la que acorralaron y forzaron sexualmente". "La sentencia resulta todavía más paradójica porque, pese a reconocer la violencia ejercida por los cinco hombres, y pese a justificar la pasividad" de la joven, afirma que las acusaciones no han probado el empleo de un medio físico para doblegar su voluntad. En cualquier caso, la sentencia no es definitiva. Cabe esperar que "las instancias judiciales superiores corrijan las interpretaciones erróneas del Código Penal que puedan haberse dado al juzgar la brutal actuación de La Manada".

La indignidad de una sentencia (EL PERIÓDICO): "La sentencia del caso de La manada  ha generado un aluvión de críticas y de rechazo social". "Visto el relato de los hechos probados, aún se hace más incomprensible una sentencia que se sustenta en la consideración de que en el ataque sexual no hubo 'violencia o intimidación". "Es una noticia lamentable". "Se ha perdido la oportunidad de hacer una pedagogía activa en un caso tan mediático y hemos retrocedido como sociedad. El desprecio que suscitan las acciones de los culpables y el rechazo a una débil sentencia deben dirigirse a no cejar en el empeño de la tolerancia cero ante las violaciones y agresiones sexuales. Sin descanso".

La justicia solo se hace con justicia (LA RAZON): La mera transcripción de los hechos probados en la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra "explica la perplejidad con la que se ha recibido en amplios sectores sociales el fallo del tribunal". La descripción de los hechos "se ajusta, a nuestro entender, a lo que se entiende por una violación, en este caso grupal, sobre una mujer indefensa e intimidada, aunque sólo fuera por el mero número de los participantes". "Ciertamente, la decisión judicial plantea varias cuestiones que no es posible obviar, comenzando por el hecho evidente de que se había producido un juicio paralelo en la opinión pública, que explica ciertas reacciones desmesuradas, y siguiendo por los problemas de interpretación que plantea la redacción de nuestro Código Penal, que establece en las conductas contra la libertad sexual una línea demasiado fina, subjetiva en muchas ocasiones, entre la agresión y los simples abusos". Pero las discrepancias que pueden plantearse con respecto al contenido de la sentencia, "y la nuestra es clara", tienen sus cauces correspondientes mediante los recursos, y "no pueden convertirse en un palmario desacato a la independencia del Poder Judicial, con expresiones insultantes y juicios de intenciones que retratan a quienes las hacen". "El 'linchamiento' mediático de unos magistrados que han decidido en conciencia, desde el profundo conocimiento de los hechos y con abstracción de presiones externas, hace un flaco favor a la convivencia de una sociedad democrática".

 

De interés

Artículos Relacionados