viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadHolland pide a Europa firmeza ante Trump, cuyo decreto contra emigrantes es...
Rajoy se limita a publicar su apoyo a los valores de la UE

Holland pide a Europa firmeza ante Trump, cuyo decreto contra emigrantes es suspendido por una juez

Redacción
El presidente francés, François Hollande, llamó a la Unión Europea a "dialogar con firmeza" con el presidente estadounidense,Donald Trump, para hacer frente a sus políticas más radicales.Mientras su primer decreto antiinmigrantes provocaba reacciones en todo el mundo antes de ser suspendido por un juez, Trump y Putin rebajaron la tensión en una conversación telefónica y Rajoy hizo pública su defensa de los valores de la UE.Esta tampoco ha secundado aun el rechazo al refuerzo del muro con México

Según la Casa Blanca, Donald Trump ha firmado en su primera semana en el despacho oval 15 órdenes presidenciales dentro de su compromiso Make America great again (Hacer grande de nuevo América). LA VANGUARDIA advierte este domingo contra la facilidad de hacernos creer que esta batería de firmas va a traducirse en realidades inmediatas. Añade que el sistema democrático de EE.UU. es especialmente sensible a la división de poderes y muchas de estas órdenes serán frenadas por jueces o desvirtuadas o paralizadas por el Capitolio, capaz de influir, por ejemplo, si niega la financiación de ciertas medidas. Será entonces cuando, inevitablemente, el estilo empresarial del presidente estará obligado a descender a la arena política, por la que tanto desdén muestra.

En el plano de las relaciones internacionales, Trump mantiene sus posiciones conocidas pero ya han aparecido unas saludables correcciones. Así, durante la primera visita de un líder extranjero a la Casa Blanca, la británica Theresa May, el presidente de Estados Unidos dio por buena la estructura y financiación de la Alianza Atlántica, tras criticarla en la campaña. Quedó asimismo claro que la Unión Europea tiene un gran detractor en Washington. Resta por ver si Donald Trump será tan filorruso como para levantar las sanciones comerciales a Rusia y qué medidas adoptará en el plano económico y comercial con China.La conclusión es que Donald Trump mantiene su agenda sin desviaciones, pero la plasmación va a depender de su capacidad política, no de su "contrastada capacidad empresarial" según LA VANGUARDIA. 

Ya ha sido también anulada cautelarmente por la justicia la decisión de prohibir la entrada en el país a refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana -Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen- comenzó a aplicarse el sábado con la detención de una decena de ciudadanos iraquíes en el aeropuerto de Nueva York.  El decreto presidencial suspende todas las acogidas de refugiados durante los próximos cuatro meses, así como la entrada de inmigrantes de los siete países citados durante 90 días, con el objetivo de "proteger a la nación de la entrada de terroristas extranjeros", según explicó el propio Trump. 

Sin ebargo, la jueza Ann Donnelly, de Brooklyn, en Nueva York, ha accedido a la petición de la Asociación de Defensa de los Derechos Civiles (ACLU, según sus siglas en inglés) de suspender con carácter cautelar las deportaciones de personas procedentes de esos siete países, decretada por el presidente el viernes, medida contra la que se registraron manifestaciones como la de la foto.

La sentencia de Donnelly solo afecta a las personas arrestadas a su llegada a EEUU que, según la magistrada, habían tenido la mala suerte de estar viajando en el momento en el que Trump firmó la Orden Ejecutiva en la que establecía la prohibición de derecho de asilo a esas personas. Como estableció la jueza, "presumiblemente, nuestro propio Estado autorizó su entrada en el país". Evidentemente, cuando una persona viaja a EEUU tiene que tener sus papeles en regla, y en los casos de los solicitantes de asilo, ese requisito es más obvio.

La aplicación del decreto presidencial sorprendió en pleno vuelo a decenas de refugiados con permiso para viajar a EEUU. Por el momento se desconoce el número de afectados, aunque podrían ser cientos de personas con residencia legal en EEUU que se encontraban de vacaciones o desplazados en sus países de origen. Mientras las compañías aéreas comienzan a advertir de que sólo podrán embarcar rumbo a EEUU quienes cuenten con permisos diplomáticos, estudiantes y trabajadores con visados en regla descubren que no podrán regresar de sus destinos. Varias organizaciones en favor de los derechos civiles presentaron ayer una demanda en un juzgado de Nueva York para pedir la puesta en libertad de los primeros detenidos en el aeropuerto JFK, a cuyas puertas se repitieron ayer las manifestaciones de protesta contra Trump.

El Gobierno de Irak respondió  al veto de Trump a los inmigrantes musulmanes anunciando que aplicará la reciprocidad y prohibirá la entrada de estadounidenses en el país durante tres meses. El ministro iraní de Asuntos Exteriores consideró la orden del presidente estadounidense como una "ofensa abierta contra el mundo musulmán", y advirtió de que responderán con "medidas consulares, jurídicas y políticas".

Por otra parte, el presidente estadounidense firmó ayer una nueva orden ejecutiva en la que da un plazo de 30 días al Estado Mayor Conjunto para que presente un plan para derrotar al Estado Islámico. Esta era una de las promesas anunciadas por Trump durante la campaña electoral, en la que se comprometió a poner en marcha "operaciones militares conjuntas y agresivas" para "aplastar y destruir" al Estado Islámico, cooperación internacional para cercenar sus vías de financiación e incrementar el intercambio de inteligencia y guerra electrónica para "dificultar e inhabilitar" su propaganda y reclutamiento.

Trump y Putin rebajan la tensión bilateral por teléfono

Donald Trump y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, mantuvieron una conversación telefónica en la que coincidieron en señalar al Estado Islámico y la lucha contra el terrorismo yihadista como el enemigo común contra el que deben cooperar sus gobiernos. Según fuentes de sus respectivos departamentos, además de mostrarse dispuestos a colaborar contra el terrorismo, conversaron sobre la inestabilidad en Oriente Medio, el conflicto árabe-israelí, la no proliferación de armas nucleares, Corea del Norte y el programa nuclear de Irán. Sin embargo, la conversación no sirvió para acercar posiciones sobre Ucrania. Por el momento, el presidente estadounidense está dispuesto a mantener las sanciones económicas contra Rusia mientras no cese su acoso a Ucrania.

Mientras, Hollande pidió a la UE "diálogo firme" con Trump. "Cuando Trump habla del modelo del Brexit para otros países, creo que debemos responderle: Cuando se refiere al clima para decir que no está todavía convencido de la utilidad de este acuerdo [el de París], cuando añade medidas proteccionistas que podrían desestabilizar las economía son sólo europeas sino de las principales economías del mundo, cuando rechaza la llegada de inmigrantes (…), debemos responderle", señaló tras participar en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Sur de la UE celebrada en Lisboa, en la que también estuvieron presentes los líderes España, Italia, Portugal, Grecia, Chipre y Malta. Hollande tuvo ocasión de reiterar sus argumentos en una conversación telefónica que pocas horas después mantuvo con Donald Trump, al que, según informan las agencias, condicionó el levantamiento de las sanciones comerciales europeas contra Rusia a que Moscú cumpla con los acuerdos de Minsk sobre Ucrania.

El presidente estadounidense también telefoneó a la canciller alemana, Angela Merkel, quien además de insistirle en que Moscú debe cumplir los acuerdos de Minsk, le reiteró la necesidad de profundizar y fortalecer la OTAN para hacer frente a las amenazas del siglo XXI. Merkel también aprovechó para invitar a Trump para asistir a la cumbre del G-20 que el próximo mes de julio se celebrará en la ciudad germana de Hamburgo; invitación que fue aceptada por el presidente estadounidense. 

Rajoy defiende los valores de la UE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovechó su presencia en la cumbre celebrada en Lisboa para reivindicar el pasado y presente de la UE, en un momento en que sus políticas son puestas en cuestión "desde dentro y desde fuera". "Europa sigue siendo la región del mundo con mayor nivel de democracia, libertad y derechos humanos; con mayor nivel de bienestar y progreso y disfruta de un Estado de bienestar como no hay en ningún lugar del mundo: pensiones públicas, sanidad pública, educación y servicios sociales", destacó. Como grandes prioridades para los próximos años, Rajoy citó "el problema de los refugiados, el de la inmigración por razones económicas, la lucha contra el terrorismo -que nos ha golpeado duramente en los últimos tiempos-, la política de defensa, la política exterior y, sobre todo, el crecimiento económico y el empleo, que nos va a permitir mantener nuestro Estado del bienestar". Estos temas fueron abordados por Rajoy en un encuentro mantenido con el presidente de Grecia, Alexis Tsipras, con quien coincidió en que las prioridades europeas deben ser el crecimiento económico y la creación de empleo, según fuentes de Moncloa citadas por ABC.

De interés

Artículos Relacionados