domingo,3 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioUncategorizedLa Campaña política desde el enfoque cognitivo

La Campaña política desde el enfoque cognitivo

Mentor, Historiador y Abogado
En la actualidad el enfoque cognitivo está determinando la comunicación política, la democracia, y sobre todo la campaña política.

En la actualidad el enfoque cognitivo está determinando la comunicación política, la democracia, y sobre todo la campaña política.

enfoque cognitivo

Estamos acostumbrados a pensar que la campaña política es lo mismo que la campaña electoral y eso es una equivocación.

Mientras la campaña electoral busca influir en un electorado o segmento electoral para lograr su voto; la campaña política busca influir en una población para que tome una actitud política frente a un tema o temática, situación, grupo social, ideología, etcétera; y que no necesariamente la exprese mediante el voto.

Diferencia entre campaña electoral y campaña política

En pocas palabras, toda campaña electoral es una campaña política, mas no toda campaña política es una campaña electoral.

En una campaña política con fines electorales se puede proponer, no solo captar el voto de varios segmentos electorales; sino también neutralizar al segmento electoral que vota tradicionalmente por un adversario político.

A su vez, la campaña política va más allá del momento electoral, y se da permanentemente en el ejercicio de poder, que no necesariamente es ejercicio de gobierno; ya que los factores políticos de oposición también ejecutan —o deberían hacerlo si pretenden ser serios–, sus propias campañas políticas.

Por su parte la campaña electoral busca obtener la mayor cantidad de votos en un proceso electoral; a la vez que la campaña política busca obtener la influencia suficientemente fuerte sobre segmentos poblacionales, para que ejecuten acciones políticas concretas.

En la campaña política no se trata solo de sumar votos, sino de convencer voluntades para ejercer una actuación u omisión frente a una diversidad de temas de interés.

Otra diferencia clave es que mientras la campaña electoral está cronológicamente definida por la Ley, la campaña política puede ser totalmente clandestina si así se desea.

Caracterización de la campaña política

Definida de esa manera la campaña política puede ser de una índole muy variada. Van desde aquellas promociones en defensa de una política pública o gubernamental, hasta las que pretenden que grupos específicos actúen en favor de propuestas de índole político, económico, cultural y/o social

Lo que busca la campaña política es la aceptación por parte de segmentos definidos y la neutralización de otros, sobre medidas que políticamente son importantes para ciertos grupos o personas.

Las campañas políticas nacen de un estudio pormenorizado del momento actual, que busca identificar las principales determinantes y tendencias históricas enfrentadas y aliadas, sobre las cuales se debe actuar por medio de planes estratégicos definidos según cada escenario.

Por tal razón la campaña política es una acción prospectiva que propone un futuro posible que debe ser alcanzado, por medio de la influencia ejercida sobre sectores o segmentos de la población.

Implicaciones del enfoque cognitivo en la campaña política

Si se considera entonces que la campaña política, en su amplio sentido, busca determinar las conductas de diversos segmentos del público objetivo, entonces es clave reconocer al enfoque cognitivo.

El enfoque cognitivo establece las acciones, operaciones y estrategias que se deben ejecutar para utilizar el conocimiento, la forma cómo se crea y se utiliza este en favor de objetivos políticos definidos.

La campaña política determinada por el enfoque cognitivo va a definir que los mensajes deben ser lo más adecuado a la comprensión de los segmentos electorales.

Es decir, en el enfoque cognitivo no se trata de educar sobre ciencia política o sobre filosofía política a las personas de un segmento o público objetivo, ya que esto es un esfuerzo que amerita recursos pero sobre todo tiempo.

Desde el enfoque cognitivo se le da entonces mayor interés a las estrategias que son capaces de modificar las formas de pensar de las personas, que a los extensos programas políticos que suelen ser muy complejos.

Aparecen las campañas políticas cargadas de colores llamativos, de música que contagia emociones; en vez de símbolos cargados de ideología o canciones cuyo acervo es netamente ideológico.

Se puede llegar a pensar que la campaña política cognitiva es simplemente una campaña de neuromarketing, pero es necesario ver el enfoque un poco más allá de este último.

Igualmente en la campaña política cognitiva se trabaja sobre los candidatos, que son definidos desde una construcción de branding personal, con discurso previamente definido y en total coherencia con la narrativa estratégica definida.

De estas campañas políticas podemos abordar algunos ejemplos, que les voy a exponer en próximas entregas como parte de la investigación en curso actualmente.

De interés

Artículos Relacionados