sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa crisis económica reduce el consumo de drogas
Un máster único de la UV

La crisis económica reduce el consumo de drogas

ibercampus.info
Algo bueno tenía que tener esto de la crisis: el consumo de drogas, baja. Así lo afirma el director del Máster en Prevención y Tratamiento de las Conductas Adictivas de la Universitat de València, Francisco Verdú quién indica que «a mayor disposición económica, más probable es el consumo de sustancias y a menor disposición económica, menor consumo».

En la Comunitat Valenciana se atendieron el pasado año 2008, más de 13.600 casos de conductas adictivas, el 70 por ciento producidas por el consumo de cocaína y del alcohol. A pesar de que en las últimas décadas ha sido la heroína la que ha marcado el devenir del consumo de sustancias adictivas, en la actualidad es la cocaína la protagonista del consumo de estas sustancias, y el alcohol que antes y ahora sigue siendo el comodín legal del consumo, del abuso y la dependencia, según explica el director del máster.

Este máster, único a nivel nacional, ofrece las técnicas más novedosas para que el alumno pueda adquirir los conocimientos teóricos y las habilidades prácticas en drogodependencias con el fin de poder actuar desde las distintas áreas formativas: prevención, neuropsicología, tratamiento o inserción social. Este curso de especialización, que se realiza con las más modernas tecnologías a través del Aula Virtual de la Fundación Universidad-Empresa de ADEIT y que tiene una disponibilidad de 24 horas, analiza la intervención y la investigación desde el comportamiento de nuestro cerebro hasta los diferentes protocolos de actuación que deben establecerse en estos casos.

Componente hereditario versus componente social

Según el director del máster, entre las últimas investigaciones que se han realizado en el campo de la biología y la genética, se puede verificar la existencia de que pudiera haber algún atributo o algún gen que pueda determinar la probabilidad de que determinadas personas puedan padecer una adicción en mayor medida que otras, «aunque es cierto que existen diferentes sustancias que tienen un componente social muy importante, como ocurre con el tabaco y el alcohol».

Hoy en día, como indica Verdú, se trabaja en identificar cuáles son los mecanismos de la adicción, «pues los resultados de los estudios indican cómo el cerebro procesa las propiedades adictivas y de recompensa de las drogas y como consecuencia de estos hallazgos nos conducen a nuevas terapias para evitar la dependencia y tratar mejor la abstinencia».

Para Verdú, se hace necesaria la existencia de una vacuna para paliar el efecto de algunas drogas y «bloquear así determinadas sustancias en el cerebro para que no puedan producir la parte de recompensa que producen las mismas». En la actualidad, para ello, se está estudiando la realización de la vacuna que palie el consumo de la cocaína. En estos momentos, según explica el director del máster, sí que existen determinadas sustancias, como es el caso de la heroína, que pueden ser compensadas por otras sustitutivas de los opiáceos, pero, hay otras que no llevan unidas ningún tipo de fármaco, como el cannabis o la cocaína.

De interés

Artículos Relacionados