lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLa Guardia Civil, inclinada a archivar los pagos de Caixabank a las...
La Caixa le contrato y financió sus inversiones con Alierta

La Guardia Civil, inclinada a archivar los pagos de Caixabank a las actividades de Rato

Redacción
El consejero delegado de Abertis -uno de los principales grupos del Ibex-, Francisco Reynés, ha tenido que declarar ante agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, como presunto cooperador necesario cuando era director general de Criteria, el hólding de la Caixa, en los también presuntos, por ahora, delitos fiscales de Rodrigo Rato. Los hechos sucedieron en junio y son revelados este domingo por el diario EL MUNDO indicando que se apunta al archivo del caso.

Desde que el ex ministro de Hacienda fue denunciado por la Agencia Tributaria en 2015 está arrastrando a los principales ejecutivos del país con los que ha trabajado, y no solo de Telefónica, cuya presencia en los juzgados  tampoco se conoció en el momento de suceder. La Guardia Civil tomó declaración a Reynés el pasado 10 de junio tras interrogar previamente, también como investigado, al entonces director financiero del holding de la Caixa, Criteria, Xavier Moragas. El desfile de investigados lo completaron el actual director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, y la directora de Comunicación Corporativa y de Relaciones Externas de CaixaBank, María Luisa Martínez. Estos últimos, debido a la contratación de publicidad a Cor Comunicación, propiedad de Rato, a partir de 2012. El jefe de todos ellos y el que mayor relación ha mantenido con Rato, Isidro Fainé, no ha tenido que declarar al no ser firmante de los pagos de la Caixa al ex presidente de Bankia o a sus empresas.

Según también la información revelada ahora por EL MUNDO, el  juez Antonio Serrano-Arnal que instruye el caso Rato movilizó a la UCO como policía judicial tras recibir otro informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude de la Agencia Tributaria que, una vez más, sostenía que Rato no había declarado todos los ingresos realmente recibidos, en este caso de Criteria.

Los hechos se remontan a 2008 cuando Rato dimitió anticipadamente como director gerente del FMI y logró ser contratado por viejos conocidos de su etapa de ministro. Fue nombrado director general en el banco Lazard y asesor internacional del Banco Santander y consiguió también entrar en la órbita de la Caixa. Fue elegido presidente del consejo asesor internacional de Criteria con una remuneración de 180.000 euros anuales y también miembro del consejo de administración de Criteria y asesor de Fainé. Por esto último cobró 90.000 euros anuales más "275.000 por su especial dedicación", según el informe remitido al juez por la Guardia Civil. En total, 545.000 euros anuales que Rato se iba a embolsar adicionales al, entre otros, millón de Lazard. Para ello, Uría y Menéndez hizo un singular informe a la Caixa en el que defendía que no era incompatible que trabajara también para Lazard y asesorara al Santander. 

El codicioso ex ministro quiso añadir un pellizco. Convenció a la Caixa de que contratara a una empresa externa para que le prestara servicios de secretariado y Rato eligió a…Arada, que era de su propiedad. Cobró por ello otros 62.640 euros anuales a razón de 5.220 mensuales que, según la ONIF eran, en realidad ingresos personales del ex ministro, porque los servicios de secretaría eran "insignificantes".

¿Cooperó Criteria en ocultación de ingresos de Rato? Reynés y Moragas lo niegan categóricamente. También el abogado de Giró y Martínez, -del bufete Gómez Acebo y Pombo- Carlos Saiz. Reynés declaró a la UCO que Rato cobraba "como persona física" y que para su secretariado el ex ministro recomendó a Arada, porque "a Criteria le resultaba más eficaz la contratación de un servicio externo que prestarlo directamente ya que no se conocía la duración en el tiempo del asesoramiento que prestaría Rato y por ser más flexible que una contratación laboral y también por representar un menor coste". Reynés dijo que la asesoría de Rato "se materializaba de manera verbal" y que como miembro del consejo "también emitía sus informes durantes las reuniones". Moragas agregó que ningún otro consejero pasaba facturas por secretariado.

En cuanto a los pagos de Cor Comunicación, Saiz aportó 13 tomos que, en su opinión, prueban que la empresa de Rato prestó servicios reales a la Caixa entre 2012 y 2015.

El informe de la UCO apunta al archivo del caso, porque no les acusa como sí hizo en su momento a Telefónica por sus pagos a Rato. "No se han hallado datos que permitan afirmar que Criteria fuera conocedora de que esos servicios [de Arada] no se prestaban", señala el informe. Rato marca en todo caso un antes y un después en el Ibex sobre a quién y cómo contratar cuando se trata de hacer o devolver un favor.

De interés

Artículos Relacionados