jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa polémica sobre los toros divide a científicos y docentes
¿Tortura o tradición?

La polémica sobre los toros divide a científicos y docentes

ibercampus.es/EFE
Parece que el debate en torno a la prohibición de las corridas de toros ha llegado ya de pleno a la Universidad. Filósofos, pensadores e investigadores opinan, unos a favor y otros en contra de las propuestas catalanes de prohibir la fiesta nacional.

El Parlamento regional de Cataluña ha comenzado estos días a debatir una iniciativa que propone prohibir las corridas de toros en esta comunidad y en esta primera sesión se puso de manifiesto la falta de convergencia en los argumentos de los ponentes.

La treintena de ponentes convocados -entre toreros, filósofos, escritores y científicos- disponen de tres jornadas para intentar convencer a los parlamentarios de que apoyen o no la prohibición de las corridas en Cataluña.

La posibilidad de prohibir las corridas fue planteada por la plataforma PROU (basta, en catalán) en una Iniciativa Legislativa Popular, que fue aceptada a trámite por la cámara catalana el pasado diciembre.

Argumentos

Y la vicepresidente de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, Marilén Barceló, aseguró que se puede ser «catalán y taurino» y que no vería válida la posibilidad, apuntada por el diputado de CiU (nacionalistas) Josep Rull, de que las corridas no acaben con la muerte del toro, como ocurre en Portugal.

Frente a estos argumentos, y en contra de la celebración de corridas, el científico Jorge Wagensberg mostró los instrumentos utilizados en la lidia: la puya, «que destroza los músculos y le impide (al toro) levantar la cabeza», las banderillas o «la espada cuya punta busca el corazón, atravesando los pulmones».

«¿Estos instrumentos duelen? Claro que duelen», subrayó Wagensberg, director del museo de ciencia Cosmocaixa, que ve inadmisible un espectáculo basado en el sufrimiento de un animal.

En el mismo sentido, el etólogo Jordi Casamitjana insistió en que hay numerosos estudios que demuestran que el toro sufre en la plaza, a lo que el catedrático de lógica de la Universidad de Barcelona Jesús Mosterín añadió que «la tortura es más grave que la muerte».

También del lado de los antitaurinos, el ex torero Antonio Vicente, presidente del colectivo andaluz contra el maltrato animal, que señaló que «los aficionados ven arte donde hay sangre y cultura donde sólo hay tortura».

Vicente negó que haya antiespañolismo en la prohibición de los toros en Cataluña y recordó que Canarias abolió las corridas y nadie vio entonces en ello una postura nacionalista.

En cuanto a las intervenciones de los portavoces de los grupos políticos, mantuvieron las líneas ideológicas ya mostradas en ocasiones anteriores sobre esta iniciativa.

Mientras que socialistas y nacionalistas de CiU no dejaron entrever cuál será su postura final, ERC e ICV (coalición de izquierda y ecologistas) mostraron su cercanía a los planteamientos antitaurinos y los conservadores del Partido Popular apelaron a la libertad individual para defender las corridas.

Las comparecencias continuarán mañana con la presencia, entre otros, del torero Luis Francisco Esplà o el filósofo de la Universidad de la Sorbona, de París, Francis Wolf.

De interés

Artículos Relacionados