sábado,16 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLa UDC necesita 3.500 hectáreas de bosque para compensar su huella ecológica
Medio ambiente

La UDC necesita 3.500 hectáreas de bosque para compensar su huella ecológica

EFE
La Universidad de A Coruña (UDC), presentó esta mañana un estudio sobre la huella ecológica de la institución del que se desprende que serían precisas 3.500 hectáreas de bosque gallego para compensar las emisiones directas e indirectas que se producen en los campus.

En declaraciones a Efe, el director de la Oficina de Medio Ambiente de la UDC, Manuel Soto, explicó que el documento presentado hoy corresponde con el primer estudio completo que se realiza en la universidad para medir el impacto de las emisiones, tanto en lo que se refiere a la movilidad de los alumnos como a las edificaciones de los diferentes campus o al consumo energético de las mismas.

En este sentido, Soto apuntó que las 3.500 hectáreas necesarias para compensar las emisiones de la universidad coruñesa equivalen a 50 veces el tamaño actual de las ocho áreas que conforman la UDC.

De las emisiones totales registradas durante el estudio, en 2008, el 43,5 por ciento correspondían a aspectos relacionados con la movilidad, como el desplazamiento de los alumnos, que, junto con el consumo de energía (25,4), el gasto en gasóleo para calefacción (12,6) y la edificación (14,1%), representan más del 95 por ciento del total.

Este estudio, afirmó Soto, tiene una componente educativa y de sensibilización «muy importante», ya que señala que cada miembro de la comunidad universitaria necesitaría 1.500 metros cuadrados de bosque para compensar las emisiones que realiza durante todo un año.

No obstante, el responsable de la Oficina de Medio Ambiente de la UDC anunció que la universidad ya trabaja en la elaboración de planes sectoriales para reducir su huella ecológica, además de tomar medidas en materia de ahorro y eficiencia energética, como son la introducción de instalaciones solares en el campus, la mejora de las luminarias o la ambientalización pasiva de algunos edificios.

Asimismo, señaló que el objetivo de la UDC es repetir el estudio aproximadamente cada dos años, ya que la medición de los impactos de la movilidad es muy complicada, aunque aclaró que se podrán realizar análisis de algunas variantes, como el consumo de energía, con una menor periodicidad.

De interés

Artículos Relacionados