miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLogran una conversación de cerebro a cerebro por telepatía
Enviaron "hola" y "ciao" por Internet

Logran una conversación de cerebro a cerebro por telepatía

Redacción
En un estudio pionero, un equipo internacional de neurocientíficos y robótica ha demostrado la viabilidad de la comunicación directa de cerebro a cerebro en los seres humanos. Publicados en PLoS ONE , los novedosos hallazgos describen la transmisión exitosa de información a través de Internet entre cerebros de personas ubicadas a 8.000 kilómetros de distancia.

 

“Queríamos saber si puede haber comunicación directa entre dos personas mediante la lectura de la actividad cerebral de una persona y la inyección de dicha actividad cerebral en la segunda persona, y hacerlo a través de grandes distancias físicas mediante el aprovechamiento de las vías de comunicación existentes”, explica el coautor Alvaro Pascual-Leone, director del Centro Berenson-Allen para la estimulación cerebral no invasiva en el Beth Israel Deaconess Medical Center (BIDMC) y profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard.

“Una de esas vías es, por supuesto, Internet, así que nuestra pregunta fue:” ¿Podríamos desarrollar un experimento para pasar por alto hablar o escribir en Internet y establecer una comunicación directa de cerebro a cerebro entre sujetos situados lejos el uno del otro, concretamente en la India y Francia?. Resultó que la respuesta fue “sí”.

Participación española

En el equivalente neurocientífico de la mensajería instantánea, Pascual-Leone, junto con Giulio Ruffini y Carles Grau, liderando un equipo de investigadores de Starlab Barcelona, y Michel Berg, líder de un equipo de Axilum Robótica, Estrasburgo (Francia), transmitió correctamente las palabras “hola” y “ciao” en una comunicación mediada por ordenador cerebro a cerebro de un lugar en la India a otro en Francia, mediante el uso de Internet vinculado a un electroencefalograma (EEG) y a tecnologías de estimulación magnética transcraneal guiada por imágenes y asistida por robot (TMS). .

Estudios previos sobre la interacción cerebro-ordenador basadas en EEG han hecho normalmente uso de la comunicación entre el cerebro humano y el ordenador. En estos estudios, los electrodos conectados a corrientes eléctricas implantados en el cuero cabelludo de una persona dan cuenta de una acción-pensamiento, tal como pensar conscientemente acerca de cómo mover el brazo o la pierna. Entonces, el ordenador interpreta esa señal y la traduce a una salida de control, tal como un robot o silla de ruedas.

Pero, en este nuevo estudio, el equipo de investigación añadió un segundo cerebro humano en el otro extremo del sistema. Cuatro participantes sanos, de 28 a 50 años, participaron en el estudio. Uno de los cuatro sujetos fue asignado a la interfaz cerebro-ordenador y fue el remitente de las palabras; los otros tres fueron asignados a la rama de interfaz ordenador-cerebro de los experimentos, con el fin de recibir los mensajes y entenderlos.

Con el uso de EEG, el equipo de investigación tradujo por primera vez el saludo “hola” y “ciao” en código binario y luego envió por correo electrónico los resultados de la India a Francia. La interfaz de ordenador-cerebro transmitió el mensaje al cerebro del receptor a través de la estimulación cerebral no invasiva. Los sujetos experimentaron esto como fosfenos, destellos de luz en su visión periférica. La luz apareció en secuencias numéricas que permitieron el receptor decodificar la información contenida en el mensaje, y si bien los sujetos no informaron sentir nada, recibieron correctamente los saludos.

Se realizó un segundo experimento similar entre los individuos en España y Francia, con el resultado final de una tasa de error total de casi 15 por ciento, 11 por ciento en la zona de decodificación y cinco por ciento en la parte inicial de codificación.

“Mediante el uso de neurotecnologías de precisión avanzada como el EEG inalámbrico y los TMS robotizados, hemos sido capaces de transmitir directamente y de forma no invasiva un pensamiento de una persona a otra, sin que tengan que hablar o escribir,” dice Pascual-Leone.

“Esto en sí mismo es un paso notable en la comunicación humana, pero ser capaz de hacerlo a través de una distancia de miles de kilómetros es una importante prueba de principio para el desarrollo de las comunicaciones de cerebro a cerebro. Creemos que estos experimentos representan un primer paso importante en la exploración de la viabilidad de complementar o rebasar la comunicación basada en el motor basado en el lenguaje”.

De interés

Artículos Relacionados