jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos científicos tienen el doble de posibilidades de ascender en su carrera...
Discriminación en la Ciencia

Los científicos tienen el doble de posibilidades de ascender en su carrera que sus compañeras mujeres

ibercampus.info
Las científicas españolas tienen 2,5 menos probabilidades de ser promocionadas hasta alcanzar el grado más alto en sus carreras que sus homólogos varones y si además son madres con hijos pequeños, la ventaja de los hombres se multiplica por cuatro, aunque los méritos sean los mismos. Esos son los primeros resultados del Libro Blanco sobre la situación de las mujeres en el sistema español de ciencia y tecnología, cuyas conclusiones definitivas se darán a conocer en unos meses.

 

Los datos fueron avanzados, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, por la responsable de la Unidad de Igualdad del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Inés Sánchez de Madariaga, quien participó en un encuentro sobre la igualdad en la universidad española.

Según Sánchez de Madariaga, si se proyectan esos resultados, la paridad en los niveles más altos de la carrera científica no se alcanzará en España hasta dentro de más de un siglo, en 2120. De seguir al ritmo actual, ese es el tiempo que tardaría el país en cumplir con el objetivo de la Unión Europea de que la mitad de todas los responsables de la ciencia, en todos las disciplinas, sean mujeres en 2030.

"No estamos promocionando a las mujeres y eso es un despilfarro de los recursos y un perjuicio para la calidad de la ciencia que el país no puede permitirse", ha subrayado Sánchez de Madariaga, en rueda de prensa.

Según la responsable de la Unidad de Igualdad del Ministerio, es cierto que se ha avanzado mucho en los últimos años pero la proporción de mujeres en el nivel superior de la carrera científica es del 15 por ciento, frente al 85 de sus compañeros varones. Y eso se produce además cuando el 60 por ciento de las mujeres sale de la universidad con mejores expedientes que los hombres, ha apostillado.

En su opinión, esa discriminación de la mujer en la ciencia obedece a factores "estructurales" como unos mecanismos de evaluación para el acceso a los puestos superiores que "parecen objetivos pero no lo son tanto"

También las mujeres muchas veces deciden no competir por esos puestos porque saben de antemano que no van a conseguirlos, ha reconocido Sánchez de Madariaga, quien ha opinado que la imagen esteoriotipada que se tiene de los científicos como "hombres desgreñados y con la bata llena de lamparones" no contribuye precisamente a despertar vocaciones entre las más jóvenes.

La discriminación en la cátedra y el laboratorio tiene además efectos en la calle y especialmente en la calidad de vida de la población femenina porque en la investigación que después se aplica al día a día no se tiene en cuenta la perspectiva de género.

Las muestras pueden encontrarse en muchos campos, desde la medicina hasta el transporte. Por ejemplo, la endometriosis, una patología dolorosa e incapacitante que sufren 14 millones de europeas, no ha entrado en el catálogo de enfermedades hasta hace cinco años.

Sánchez de Madariaga ha recurrido a las estadísticas para dar una explicación: En España no hay ni una sola catedrática de Ginecología, ni tampoco de Pediatría.

La Ley de la Ciencia, que empezará a tramitarse en el Parlamento en septiembre, ya incluye medidas para promocionar la meritocracia, como la paridad en las comisiones de evaluación, incorporar el género como categoría transversal y la obligatoriedad de que todos los organismos científicos tengan planes de igualdad.

También el texto recogerá una medida novedosa: "cegar" los currículos para que nadie sepa si el candidato es hombre o mujer cuando sea factible, aunque, según Sánchez de Madariaga, eso sólo será posible en un pequeño porcentaje de casos.

En el Centro Superior de Investigaciones Científicas ya han conseguido algunos avances, según la presidenta de su comisión de igualdad, Pilar López Sánchez. La proporción de mujeres en los tribunales de evaluación ha llegado al 48,8 por ciento y en los últimos nueve años la proporción de profesoras de investigación ha pasado del 13,6 al 23,5 por ciento. Fuente: EFE

 

De interés

Artículos Relacionados