jueves,19 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos estudiantes de Hong Kong ponen contra las cuerdas a su Gobierno
Piden la dimisión de Leung

Los estudiantes de Hong Kong ponen contra las cuerdas a su Gobierno

Marga Peñafiel/Redacción
Los estudiantes de Hong Kong están en pie de guerra. Lejos de querer seguir siendo un país que no cuenta con la voluntad de sus ciudadanos, los más jóvenes llevan desde hace una semana presionando al Estado para instaurar la democracia. Ahora, la Revolución de los paraguas se magnifica. Lester Shum, uno de los vicesecretarios de la organización estudiantil -clave en el movimiento-, ha asegurado que están preparados para intensificar su campaña de desobediencia civil si Leung no dimite.

"Si Leung no abandona esta noche o mañana por la noche, anunciaremos planes para escalar la protesta. Esto significa: ocupar importantes edificios gubernamentales", indicó el representante de la organización, que comenzó el boicot en las aulas la semana pasada que acabó traduciéndose en multitudinarias protestas en las calles.

Según Shum, los estudiantes "están abiertos" a negociar con el Gobierno chino o de Hong Kong, pero no hablarán con Leung.

Sus declaraciones llegan después de que algunos de sus compañeros, junto a uno de los cofundadores de Occupy Central, otra de las organizaciones clave, anunciara ayer ante la prensa la futura ocupación de sedes del Ejecutivo en la isla "a partir del día 2" de octubre.

Las manifestaciones a favor de la democracia y por unas elecciones libres en Hong Kong en 2017 eclipsaron hoy la celebración del Día Nacional de China.

Las protestas se extendieron por numerosos puntos de la ciudad y el perfil de sus integrantes se diversificó durante el día, con adultos y ancianos, e incluso niños pequeños.

No obstante, la noche recayó en los jóvenes, que siguen aguantando al raso para tratar de presionar al jefe del Ejecutivo local a que se marche.

El político celebró esta mañana el izado de la bandera de China en Hong Kong, en uno de los pocos actos de conmemoración de los 65 años de la fundación de la República Popular que se llevaron a cabo este año, ya que muchos fueron suspendidos por la magnitud de las protestas.

El izado de la bandera estuvo marcado por una protesta silenciosa que protagonizaron estudiantes de secundaria y el discurso del jefe del Ejecutivo, que defendió que "es mejor votar, que no hacerlo", aunque sea a un grupo de candidatos elegidos previamente por Pekín.

Mientras los ciudadanos no abandonan sus puestos en las calles, el régimen comunista insiste en que garantizará el sufragio universal en la isla en 2017 y minimiza el hecho de que los ciudadanos podrán sólo votar a unos políticos escogidos por el Gobierno chino.

De interés

Artículos Relacionados