jueves,7 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSLos estudiantes de medicina de Córdoba intensifican sus prácticas
Trabajan en el Hospital

Los estudiantes de medicina de Córdoba intensifican sus prácticas

El Pais
Un tercio de los médicos del Reina Sofía ejerce como profesor de un par de alumnos. La Universidad de Córdoba y el Hospital Universitario Reina Sofía pusieron en marcha hace tres años un plan integrado de prácticas para los alumnos de la Facultad de Medicina. Lo que comenzó como un proyecto piloto sólo en el área de Medicina Interna se ha extendido al resto de especialidades.

Todos los alumnos de los cursos de 3º a 6º tienen que pasar por el Reina Sofía y los centros de salud de la ciudad. Sus tutores en esta experiencia son 233 médicos del hospital que ejercen como profesores asociados, lo que supone un tercio del total de facultativos que trabajan en el centro.

Los alrededor de 450 alumnos de los últimos cursos de la carrera son evaluados y, a su vez, califican a sus docentes. La Junta de Andalucía quiere extender esta iniciativa a todas las facultades de Medicina de la región.

El estudiante de medicina que realiza sus prácticas en un centro médico muchas veces se convierte en una sombra de la que nadie se preocupa. Marta Jaquotot y Cayetana Morales, alumnas de 6º curso de la Facultad de Córdoba, sufrieron esa invisibilidad. Recuerdan cómo fueron simplemente la sombra de algún médico cuando realizaban algunas de sus prácticas. Poco podían aprender de ese tipo de experiencias.

Pero Antonio Torres cree que hay esperanza. Él es el director general de Calidad, Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. La Administración autónoma ha puesto sus ojos en un novedoso plan de prácticas que impulsa la Universidad de Córdoba (UCO) y el Hospital Universitario Reina Sofía. Uno de los principales objetivos de este proyecto, en el que están inmersos unos 450 alumnos, es que los aspirantes a doctores se integren en las áreas en las que realizan sus prácticas.

Para ello, los docentes de la Facultad de Medicina (muchos de ellos ejercen paralelamente como facultativos en el hospital) han elaborado algo parecido a unos planes de estudio de cada una de las disciplinas, que están asociados a las asignaturas que se imparten en las aulas. "El alumno sabe cuando llega al hospital de qué se le evaluará y qué criterios se van a utilizar", afirma el doctor José López Miranda, director docente de esta iniciativa.

"Se trata de una nueva forma de relación entre los médicos y los aspirantes", detalla Torres. "Se ha partido del modelo clásico de prácticas, en el que el número de profesores asociados es muy reducido, para mejorarlo", añade. El problema fundamental de ese modelo clásico de prácticas es que, durante ese rodaje en los centros sanitarios, hay muchos alumnos y muy pocos médicos que ejerzan como tutores. Y esto es lo que precisamente se intenta paliar con el sistema impulsado por la UCO y el Reina Sofía.

Actualmente, además de los 45 médicos que son profesores vinculados, 233 de los 617 facultativos del Reina Sofía están contratados también por la Consejería de Salud como docentes asociados. Cada médico es el tutor de unos dos alumnos, como media, a cambio de un sobresueldo. Este mismo sistema, según explica Torres, también se ha puesto en marcha en dos centros de la provincia de Cádiz pero con alumnos de enfermería.

La Junta de Andalucía quiere "extender la idea a todas las facultades" de Medicina de la región el curso que viene. Según Torres, con este sistema en el que hay una proporción aceptable entre alumnos y tutores se "da una mejor respuesta a las exigencias impuestas por el Espacio Europeo de Educación Superior". Además, en opinión del director general de Calidad de la Consejería de Salud, se logra que los estudiantes vayan "más allá de la adquisición de conocimientos, ya que se les permite que desarrollen habilidades que le servirán en su carrera".

Centros de salud

La iniciativa arrancó en el año 2003. En un principio, el proyecto, impulsado por los médicos y docentes José López Miranda y Francisco Pérez Jiménez, sólo se desarrolló en el área de Medicina Interna. Pero, según sus responsables, el éxito y la acogida por parte de los alumnos hizo que se extendiera al resto de disciplinas. En el curso 2005-2006, estos planes integrados de prácticas se extendieron a las especialidades de Otorrinolaringología, Dermatología, Cirugía, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología, Pediatría, Psicología, Radiología, Medicina Física, Medicina Preventiva y Salud Pública. Los alumnos también acuden a varios centros de salud de la ciudad además de a las instalaciones del Hospital Reina Sofía.

López Miranda glosa los beneficios que tiene este tipo de prácticas en la que los alumnos "se sienten parte del área en el que están". Según este doctor, esta iniciativa es buena para los estudiantes, porque ven en la práctica lo que estudian en los libros, y para los médicos, porque les obliga a veces a cuestionarse. Pero López Miranda apunta como, al final, "los grandes beneficiados son los pacientes" porque serán tratados por mejores profesionales en el futuro.

De interés

Artículos Relacionados