martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos expertos del SMI urgen al Gobierno a introducir el Big Data...
Apuestan por la Inteligencia del Mercado Laboral

Los expertos del SMI urgen al Gobierno a introducir el Big Data en el análisis del mercado laboral

Redacción
La Comisión Asesora para el análisis del SMI ha entregado a la ministra de Trabajo y Economía Social su informe sobre la senda más adecuada para alcanzar el salario mínimo interprofesional según los objetivos marcados por la Carta Social Europea, esto es, el 60% del salario medio. Pero no se han quedado ahí, y en el documento recogen un llamamiento a resolver uno de los grandes desafíos del mercado laboral español: contar con los datos oficiales adecuados para entenderlo. .
Tras las filtraciones de estos días, el interés por el acto de entrega del documento a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se ha centrado más en las declaraciones de ésta acerca de lo que hará o no el Gobierno con la propuesta, que en las cuestiones en las que entra el documento. 

Los expertos plantean y argumentan diferentes escenarios y ritmos para las subidas del SMI entre 2020 y 2023. Pero cumplido este cometido, también abordan el problema casi histórico de las fuentes en las que se basan los análisis no sólo de los salarios, sino del mercado laboral español

En ese sentido, el documento de más de un centenar de páginas (que Ibercampus ofrece íntegro a sus lectores en el archivo adjunto a este artículo o este enlace), puede entenderse como una versión alternativa del publicado por el Banco de España hace unos días y que recibió tantos aplausos por su rigor académico como críticas políticas.

Pero no sólo por lo referido a la evolución del SMI y su impacto en la economía española. 

En ambos estudios, subyace la preocupación de los investigadores españoles por el limitado alcance de los datos estadísticos oficiales que se utilizan para evaluar las realidades y necesidades del mercado laboral español, pese a que vivimos en un mundo "datificado".

Labour Market Intelligence

Y es que los asesores sobre el SMI del Gobierno recuerdan que los estudios actuales sobre la evolución del mercado laboral se basan principalmente en dos fuentes de datos: las encuestas y los datos administrativos (de instituciones como e Instituto Nacional de Estadística, Hacienda, etc.).

Son fuentes que que presentan  limitaciones: las encuestas son costosas y su "veracidad es menor que la de otras fuentes (al ser datos auto-revelados)". Por su parte, las bases de datos administrativas presentan  zonas “ciegas” a causa de la descentralización administrativa u otras causas y suelen ser inaccesibles por protección de datos. 

Pero su mayor problema es el retraso: base recordar que la Encuesta de Estructura Salarial, la más completa en nuestro país se actualiza con una demora de dos años, de forma que los datos de 2019 se conocerán este martes, 22 de junio de 2020. Y aún así influirán en la decisión que tome el Gobierno sobre el SMI. 

Por ello los asesores del Gobierno recuerdan que hoy día existen nuevas fuentes de información, públicas y privadas, "que pueden utilizarse para capturar dinámicas del mercado laboral": Fuentes entre las que señalan portales de empleo y formación, APIs de aplicaciones, foros de Internet y bases de datos bancarias o de consumo. 

Los expertos admiten que también presentan sus propios problemas, vinculados sobre todo a la calidad y acceso de los datos, y la necesidad de perfiles profesionales adecuados para su tratamiento

Pero el Big Data permite la incorporación de los datos en la toma de decisiones cotidiana y, además, integración de la Inteligencia del Mercado Laboral (LMI por sus siglas en inglés) en la elaboración y seguimiento de políticas  ya es práctica habitual en varios países y organismos internacionales.

Un ejemplo destacado en el informe es Reino Unido  “El futuro del empleo y las habilidades”, fruto de la colaboración con el Instituto Nacional de Estadística británico (ONS) y  la agencia de innovación NESTA, que ofrece diferentes soluciones y datos para apoyar a trabajadores, gobierno y empresas a comprender los retos a los que se enfrenta la formación y el empleo en la era digital.

Metodolgía diseñada por NESTA y ONS

Apuesta por el Big Data Estadístico Europeo

De este análisis, el grupo de expertos deriva dos líneas de trabajo: 

En primer lugar, la "mejora de la calidad, comparabilidad y actualidad de las fuentes de datos existentes", asegurando que las nuevas bases de datos actualizadas sean estandarizadas desde el primer momento. 

En este sentido, considera primordial el papel que puede jugar la reciente obligatoriedad de registro de las medias salariales por género prevista en el Real Decreto 902/2020 de Igualdad Retributiva entre hombres y mujeres.

En segundo lugar,  utilizar las fuentes de datos de la LMI para apoyar la definición de políticas en el ámbito laboral y salarial. para ello aboga por potenciar, en colaboración con el INE, el proyecto ESSnet Big Data,.

Esta iniciativa, cuya segunda edición concluye este mes de junio, tiene como objeto la integración del big data en las estadísticas públicas a partir de diferentes programas pilotos. 

Según los expertos, algunos de estos programas piloto en el ámbito salarial podrían realizarse a partir de datos de escalas salariales en Planes de Igualdad.

Pero también a través de acuerdos con entidades financieras o del ámbito del consumo que permitiera "automatizar" el análisis con mucha más agilidad y eficacia para la toma de decisiones. 

De interés

Artículos Relacionados