domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos jóvenes, principales víctimas de la crisis económica
El paro aumenta para los menores de 30 años

Los jóvenes, principales víctimas de la crisis económica

EP
Los trabajadores menores de 30 años son los más perjudicados por el deterioro del mercado laboral en España, ya que en el segundo trimestre el número de parados dentro de este colectivo alcanzó las 951.700 personas, un 35,6 por ciento más que en el mismo periodo del ejercicio precedente, según la alerta mensual que elaboran Agett y Ceprede.

Este aumento dejó una tasa de paro para los menores de 30 años del 17,24%, aunque "especialmente grave" fue el aumento de esta tasa entre los más jóvenes (de 16 a 19 años), colectivo entre el que el desempleo alcanzó la cifra del 41,13% entre abril y junio de 2008.

Según Agett-Ceprede, la mayoría de los parados de 16 a 19 años son trabajadores que buscan su primer empleo (51,45%) y la mayoría de los desempleados de estas edades se acumulan en el sector servicios, que supone un 29,67% del total.

La temporalidad que sufrieron los jóvenes en el segundo trimestre fue también muy elevada, puesto que la tasa alcanzó el 48,35% del total (19 puntos por encima de la tasa general), al registrar 2.220.900 asalariados jóvenes con contrato temporal. Sin embargo, la temporalidad entre los jóvenes sigue la misma tendencia que la tasa general y viene descendiendo en los últimos años.

Dentro del colectivo de los jóvenes, los más afectados por la temporalidad son también los trabajadores menores de 19 años, cuya tasa se sitúa en el 74,81%, lo que demuestra que los primeros empleos a los que acceden los jóvenes son trabajos temporales.

En cuanto al tiempo que emplean los jóvenes en buscar empleo, Agett-Ceprede señala que a la mayoría de este colectivo (27%) les lleva de uno a tres meses encontrar un empleo, porcentaje que ha aumentado 4,77 puntos respecto al año pasado.

Sin embargo, el porcentaje de jóvenes que tarda más de un año en encontrar trabajo se redujo en el segundo trimestre levemente en comparación con el mismo periodo el año anterior, por lo que cada vez son más los jóvenes que encuentran empleo en lo que se podría considerar un tiempo intermedio (de 1 a 6 meses), mientras que disminuyen los que encuentran empleo rápidamente y a los que les cuesta mucho tiempo.

La alerta mensual de Agett-Ceprede también recoge en esta ocasión las recomendaciones de la OCDE para mejorar la situación de este colectivo y recuerda la importancia de incrementar la participación en la educación de la primera infancia y asegurar una intervención sostenida.

Es esta misma línea, se refiere a la necesidad de asegurar el aprendizaje en las empresas para los estudiantes de FP, desarrollar grados universitarios de ciclo corto, alcanzar mayor convergencia en el tratamiento de los contratos temporales en relación a los indefinidos, incrementar la duración del periodo de prueba de los indefinidos y asegurar que se ofrezcan servicios de empleo eficaces a los jóvenes desempleados en la fase más temprana.

De interés

Artículos Relacionados