martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos jugadores de eSports reconocidos como deportistas de alto nivel por la...

Los jugadores de eSports reconocidos como deportistas de alto nivel por la Universidad de Málaga

Redacción
Mucho se ha hablado de los eSports desde que irrumpieron en el panorama español hace unos años llegados desde Asia y Estados Unidos. Muchos vieron en esta industria un nicho de mercado al que poder sacar una gran rentabilidad, mientras que otros nunca llegaron a creer que sentarse durante varias horas delante de una pantalla […]

Mucho se ha hablado de los eSports desde que irrumpieron en el panorama español hace unos años llegados desde Asia y Estados Unidos. Muchos vieron en esta industria un nicho de mercado al que poder sacar una gran rentabilidad, mientras que otros nunca llegaron a creer que sentarse durante varias horas delante de una pantalla a “jugar a la maquinita” pudiera tener una retribución económica. Pero la tiene, vaya si la tiene. 

Los eSports, cuya historia debemos iniciarla en la década de los 80, se han convertido en una industria que mueve millones de euros al año. Para hacernos una idea, el campeonato The International Dota 2, uno de los más prestigiosos dentro del sector, repartió el año pasado más de 25 millones de dólares en premios. Una cifra a la que debemos sumar los cientos de millones derivados de los derechos de retransmisión de estos eventos, que son seguidos en tiempo real por cientos de miles de seguidores en todo el mundo. Por no hablar de los patrocinios de grandes marcas y de la creación de equipos propios por parte de las mismas. Un ejemplo de ello lo encontramos en Movistar Readers, el club de la teleoperadora creado en el año 2017 y que compite actualmente en seis disciplinas diferentes. 

Estas cifras permiten responder a la tan manida pregunta de si los eSports pueden considerarse como un medio de vida. Y la respuesta es sí, siempre y cuando se forme parte de un gran equipo y se compita en los torneos más importantes.

Regresando al ejemplo del campeonato de Dota 2, si tenemos en cuenta que el equipo ganador se llevó cerca de 10 millones de euros a repartir entre los cinco integrantes del mismo, nos salen casi dos millones de euros por jugador. Así que sí, sí se puede vivir de los eSports.

No obstante, su rentabilidad no ha sido lo único que se ha puesto en entredicho dentro del universo de los eSports. Su propia condición de deporte ha sido sometida a debate en innumerables ocasiones, ya que son muchos los que alegan que jugar delante de un monitor no requiere ningún esfuerzo físico ni mental, como sí requieren otras disciplinas deportivas. Pero éste es un debate que parece también superado, puesto que en países como Alemania ya son considerados como un deporte más, con todas las condiciones legales y económicas que eso implica.

 Foto: Flickr // CC BY 2.0

La Universidad de Málaga parece haber seguido esta senda y acaba de incluir a los deportes electrónicos como una disciplina más dentro de su Estatuto del Deportista Universitario. Esta normativa regula todos los derechos y deberes de aquellos deportistas universitarios que representan a la UMA en torneos y competiciones a nivel autonómico, nacional e internacional.

De esta forma, y gracias a esta inclusión, los jugadores de eSports que representan a la universidad ven mejorada su condición personal y profesional, puesto que son muchos los que compaginan su labor como integrantes de un club de eSports con sus estudios universitarios. Así, estos jugadores obtienen de manera automática la condición de deportistas de alto nivel, lo que les permite acceder a instalaciones deportivas bajo condiciones especiales, optar a becas y ayudas convocadas por la UMA dentro del ámbito deportivo o disfrutar de una cobertura médica proporcionada por la universidad. Además, estos deportistas también podrán solicitar el reconocimiento de créditos por la realización de actividades deportivas, así como la exención a aquellas clases o actividades docentes que coincidan con las competiciones. 

Esta nueva medida no hace sino confirmar el gran respaldo que la UMA está ofreciendo a los eSports. Cabe recordar que esta institución educativa se convirtió en la primera universidad pública en contar con una cátedra dirigida exclusivamente al campo de los eSports. A ésta debemos sumarle el Trofeo Rector, también una de las primeras competiciones universitarias en las que se engloban disciplinas deportivas electrónicas.

 

De interés

Artículos Relacionados