jueves,28 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos parados mayores de 45 años alcanzaron en julio el 52,5% del...
Es el colectivo que menos redujo su desempleo en julio

Los parados mayores de 45 años alcanzaron en julio el 52,5% del total, la mayor tasa registrada

Redacción
Pese a los buenos datos de paro de julio, que anotó la mayor caída mensual de toda la serie histórica, el problema del desempleo de los mayores de 45 años sigue agravándose en la recuperación y ya suman 53 de cada 100 desempleados, la mayor proporción de la serie que comienza en 1996
Sólo el 7,7% de los parados registrados en julio tenían menos de 25 años. El motivo es obvio: o bien por no haber encontrado su primera oportunidad de empleo o encadenar contratos precarios, no han generado derecho a una prestación, por lo que no se inscriben como demandantes de empleo aunque busquen trabajo.    

Sin embargo, en su nota de prensa con el resumen de los datos de paro, el Ministerio de Trabajo y Economía Social se cuidó bien de destacar el descenso mensual del 12,34% en este colectivo. Obvió que en la franja de edad más numerosa, los mayores de 45 años, se redujo tres veces menos, un 3,64%

Esto es sólo una anécdota, pero ilustra un cierto 'ninguneo' informativo hacia la situación de los parados de mayor edad. Pese a que suponen el mayor porcentaje de perceptores de prestaciones y subsidios, un 62% del total. Es un indicador contundente de sus dificultades para reengancharse al mercado laboral. 

Así, las personas de entre 45 y 54 años representan el 27% de los beneficiarios. El 41% de ellos percibe prestación contributiva, un 32% subsidio y otro 18% la renta activa de inserción.

Los beneficiarios mayores de 55 años son el 35% del total. En su gran mayoría son prejubilados que perciben el subsidio hasta la primera edad de jubilación.

La cultura de la prejubilación

La explicación de estos datos tiene también mucho que ver con lo que ocurrió en España a partir de la crisis financiera en 2008: las prejubilaciones.  

 

Fuente: SEPE

La reestructuración bancaria convirtió un sistema diseñado para el ajuste de los sectores industriales tras la entrada en el euro, y que ya estaba provocando que el paro de más de 45 años subiera más que el de otras edades, en la norma general.

Lo hizo con el beneplácito de PSOE y PP, que ampararon una solución más orientada a facilitar los acuerdos de negociación colectiva entre banca y sindicatos que en impedir esta sangría de talento.

Cuando, años después, el PP intentó frenar estas prejubilaciones con un plan que recogía una reforma de las prestaciones y un endurecimiento de las jubilaciones anticipadas ya era tarde, como muestra el gráfico: pese a la recuperación del empleo el talento senior siguió siendo el más castigado. 

Esto nos lleva a la situación de hoy, que no es efecto de la pandemia, sino la recuperación de la tendencia estadística que esta frenó por el shock en el empleo general de la primera ola.  

 

Fuente: SEPE

De hecho, la segunda tasa de paro senior más elevada corresponde a junio y julio de 2019 (52,36% y 52,23% respectivamente.

El edadismo estructural 

Es decir, no es un problema de la situación económica, sino del modelo de mercado laboral que se dibuja a partir de la reestructuración industrial tras la entrada de España en el euro y se dispara con crisis financiera nos legó.

Para verlo con más claridad, este gráfico compara la evolución del porcentaje de cada grupo de edad en el total del paro:

Fuente: SEPE

Una situación que dos reformas laborales consecutivas (la de 2010 y la de 2012) con dos Gobiernos de diferente signo político no lograron enmendar. La duda es si la que ahora pilota un gabinete del que hoy forma parte Unidas Podemos podrá hacerlo. 

La tendencia registrada en lo que va de año, que ni siquiera recoge el efecto de  los primeros grandes EREs negociados, de nuevo, por grandes bancos, no invitan al optimismo.  

De interés

Artículos Relacionados