miércoles,26 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaLos presupuestos de investigación civil recuperan el 2,2%
Prevén crear sin gasto la Agencia Estatal de Investigación

Los presupuestos de investigación civil recuperan el 2,2%

Redacción
El presupuesto de investigación civil (el destinado a proyectos públicos para centros y equipos científicos) sería de 5.793 millones de euros en 2016, lo que supondría un incremento del 2,2% respecto al año anterior de ejecutarse los presupuestos presentados este martes en el Congreso de los Diputados por Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. Pero estas cifras y las realmente ejecutadas en los últimos años dejan el esfuerzo público en I+D casi un 40% por debajo de los máximos alcanzados.

Aunque prevén crear sin aumento alguno de gasto público la Agencia Estatal de Investigación,  en diversos puntos de la extensa documentación presupuestaria se afirma que "el Estado financiará el próximo año las políticas de infraestructuras e I+D, que son dos pilares clave para fomentar el crecimiento económico; las becas y las ayudas al estudio; la exterior y de cooperación, etc. Pero la realidad del esfuerzo investigador dista de haberse aproximado a los niveles europeos o a cotas "razonables", como reitera la documentación, que al analizar las transferencias de capital o subvenciones dice que "las partidas más importantes en volumen de recursos son las destinadas a financiar costes de sistema eléctrico y programas de investigación, que suponen, respectivamente, el 44,1% y el 14,2% del total del capítulo". Estas cifras concretan el aumento en el gasto en I+D+i que hace unos días adelantó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Del total previsto para investigación civil, el Gobierno ha asignado 2.511 millones de euros al presupuesto no financiero, es decir, a las subvenciones de las que depende la inmensa mayoría de proyectos de investigación. Esto supone un incremento del 12% respecto al año anterior, según el proyecto de presupuestos.

El resto de la partida para investigación civil (el 56%), que suponen 3.281,52 millones de euros, corresponden a préstamos que tienen una baja tasa de concesión, con lo que gran parte del presupuesto nunca sale de las arcas del Estado. En 2013, el Gobierno no gastó el 43% de todos los presupuestos dedicados a Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i), según la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE).

Con estos presupuestos en la mano, el Gobierno considera que se han alcanzado "unos niveles razonables de financiación pública en I+D+i, en el actual marco presupuestario para el año 2016" y considera que permiten "mantener las cotas de excelencia alcanzadas en los últimos años", según detalla el Libro Amarillo de los presupuestos para 2016.

El nivel total de gasto en I+D+i es el más alto desde que el Partido Popular llegó al Gobierno en 2011. Por otro lado, el nivel de gasto previsto para subvenciones en investigación civil está aún bastante por debajo de los niveles de hace 10 años, cuando se dedicaban casi 2.910 millones de euros, según Icono, un sistema de indicadores perteneciente al Ministerio de Economía y Competitividad.

Cae el CDTI

La partida de Fomento y coordinación de la investigación científica y técnica, destinada a financiar proyectos de investigación y contratos para nuevos investigadores, tiene previsto un presupuesto de 1.612 millones de euros, un 11% más que en 2015.

Los Organismos Públicos de Investigación dependientes del Ministerio de Economía recibirán en 2016 un total de 1.155 millones de euros, 31 millones más que el año pasado. Según el presupuesto de gastos para este ministerio, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) sufre un descenso de 180 millones de euros hasta quedar con una financiación total de 1.792 millones de euros.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) recibirá 624 millones de euros, un 5% más que el año pasado.También sube la financiación del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), con 79 millones de euros, dos más que en 2015; y la del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que pasa de los 62 millones de euros a los 65 millones de euros.

La investigación sanitaria a cargo del Instituto de Salud Carlos III registra un millón de euros menos con un presupuesto total de 272 millones para 2016. El Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) pierde tres millones de euros hasta los 89 millones y el Instituto Geológico y Minero queda igual que en 2015 con 24 millones de euros.

Por su parte, el Instituto de Astrofísica de Canarias contará con 10,7 millones de euros aportados por la Secretaría de Estado de I+D+i, dependiente del Ministerio de Economía, según informó este organismo. Este organismos, dirigido por Carmen Vela y que controla la mayoría de recursos destinados a I+D+i, contará en 2016 con 4.211 millones de euros, una cifra prácticamente igual a lo presupuestado en 2015.

Agencia Estatal de Investigación

Todos los partidos políticos votaron a favor de la ley de la ciencia en 2011, una norma que obligaba a crear una Agencia Estatal de Investigación como la que ahora preven poner en marcha sin gastos estos presupuestos considerados electoralistas por toda la oposicion y gran parte de la prensa. Con su creación se cumpliría, por fin, una reivindicación de la comunidad científica, a la que se ha sumado la Sexta a través de la recogida de firmas, en tan sólo unas semanas cerca de 74.000. Sólo cinco países de la Unión Europea no cuentan con Agencia de Investigación y España es uno de ellos.

La campaña de Responsabilidad Corporativa de laSexta, impulsada junto con la Fundación AXA, pide la creación de la Agencia Estatal de Investigación (AEI). Se trata de un organismo reclamado desde hace tiempo por los investigadores para agilizar y mejorar la gestión de la ciencia en España. Una reivindicación histórica de la comunidad científica que ya ha sido recogida en los programas electorales de los principales partidos políticos. Este organismo reclamado por esa campaña serviría para garantizar el progreso de la ciencia en nuestro país de manera eficaz, transparente y políticamente independiente, según las siguientes 10 razones:

De interés

Artículos Relacionados