lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLos rectores exigen más dinero para mejorar la universidad española
La oportunidad de Bolonia

Los rectores exigen más dinero para mejorar la universidad española

ibercampus.info
Para transformar la universidad española hace falta principalmente dinero. Eso es lo que vino a decir ayer el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Ángel Gabilondo, poco antes de que se iniciase el encuentro que 350 rectores de la Asociación Europea de Universidades mantendrán en la Universitat de Barcelona (UB) hasta el sábado para debatir sobre el futuro de la Educación Superior marcada por Bolonia. Precisamente, según los rectores, Bolonia es un prete

 

El también rector de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha abogado además por que este debate sobre la financiación no se circunscriba al ámbito de las relaciones entre los rectores y las universidades, sino que se abra al conjunto de la sociedad. “La sociedad debe decidir qué cantidad está dispuesta a poner al servicio de la educación superior”, ha asegurado en declaraciones a los periodistas.

Gabilondo ha reclamado al Gobierno español que, con “urgencia”, entre en el debate sobre la cantidad que deben asignarse a las universidades, los objetivos prioritarios y el calendario para reformar el actual modelo de financiación. A su juicio, los próximos presupuestos generales del Estado deberían recoger ya la mejora de la financiación de la educación superior en España, que debería llegar a dedicar en 2015 el 2% del PIB a esta materia.

Cuestiones como los precios de los títulos universitarios o la política de becas, escandalosamente deficitaria en comparación con los socios europeos, enlazan con la creación del espacio europeo de educación superior al que conduce el denominado proceso de Bolonia. Cuando sus detractores se pronuncian sobre la privatización o mercantilización que le aguarda a la universidad, como hicieron ayer una treintena de estudiantes que aprovecharon la reunión de los rectores en la UB para hacer oír sus protestas, se refieren precisamente a ello: a la falta de becas que permitan renunciar a trabajar y centrarse en el estudio, como exigirán en mayor medida las nuevas carreras universitarias adaptadas a Europa.

Gabilondo no rehuyó ayer esa cuestión y afirmó que, cuando los rectores apuestan por el proceso de Bolonia, lo que hacen es defender que "los títulos universitarios valgan en el espacio abierto europeo y que los graduados puedan trabajar en distintos países", por ejemplo. "No llevamos recados de nadie", añadió, en referencia a la acusación de que el modelo sirve a intereses empresariales.

"Queremos mejorar la empleabilidad de los graduados, hacer que los títulos sean compatibles, que haya un mayor intercambio de conocimientos en un espacio competitivo y que el saber se transfiera en mayor medida a la sociedad", añadió a modo de resumen.

De interés

Artículos Relacionados