lunes,24 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLos salarios públicos han bajado ya el 7,1% desde el 2008 mientras...
La prensa, dividida, olvida el impulso monetario europeo

Los salarios públicos han bajado ya el 7,1% desde el 2008 mientras los privados se recuperan

Redacción
La nueva encuesta salarial española ha desplazado el debate desde la pérdida de empleo y su calidad a los salarios por hora. Refleja desde el inicio de la crisis en 2008 subidas medias en hostelería (14,8%), industrias extractivas (5,2%) y otros servicios (4,2%). Los mayores descensos se dieron en la Administración Pública (-7,1%), las actividades sanitarias (-5,3%) y la información y comunicaciones (-4%). La prensa muestra diferencias de análisis y no vincula la recuperación privada con el BCE.

Los salarios de los trabajadores se redujeron una media del 0,7% entre 2008 y 2014, según el nuevo índice de Precios del Trabajo que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que, a diferencia de la Encuesta de Estructura Salarial (EES), mide el precio de la mano de obra por hora descontando el efecto de la composición del empleo.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, reiteró ayer el compromiso de la entidad de "mantener un sustancial grado de relajación monetaria" para garantizar la vuelta a un nivel de precios deseado, ligeramente por debajo del 2%. "La política monetaria sigue siendo un ingrediente clave en el escenario de reflación que anticipamos en la eurozona para los próximos años", dijo, aunque subrayó la necesidad de "prudencia" puesto que la recuperación de la eurozona "sigue dependiendo de forma considerable de la política monetaria acomodaticia". También se refirió al "significativo grado de incertidumbre" existente en los mercados y recordó que la recuperación y la evolución de la inflación dependen "de otras políticas al margen de la que pueda poner en marcha del BCE.

Por su parte, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, advirtió de los límites de los bancos centrales para estimular la economía y de los riesgos asociados a las medidas no convencionales adoptadas.

Así, en 2009 y 2010 la tasa anual registró valores positivos (1,5% y 0,5%, respectivamente), para caer en 2011 (-1,5%), 2012 (-1,6%) y 2013 (-0,3%) y repuntar un 0,8% en 2014. Estos valores contrastan con los de la EES (4,1% en 2009, 3,1% en 2010 y cerca del 0% los años siguientes).

En esos siete años los salarios de los contratados temporales aumentaron el 3%, mientras que los de los indefinidos disminuyeron el 1,2%. Por sexos, los sueldos de las mujeres subieron un 0,3% y los de los hombres bajaron el 1,4%. En cuanto al sector, las mayores subidas salariales se registraron en la hostelería (14,8%), las industrias extractivas (5,2%) y otros servicios (4,2%). Los mayores descensos se dieron en la Administración Pública (-7,1%), las actividades sanitarias (-5,3%) y la información y comunicaciones (-4%).

Por otro lado, los precios en este periodo subieron un 8,5%, lo que, según reflejan los diarios, supone una pérdida de poder adquisitivo del 9,2%, llegando a alcanzar el 10% en lo peor de la crisis.

Los sindicatos CCOO y UGT aplaudieron la presentación de esta nueva estadística, que proporciona datos "más reales" sobre la evolución de los salarios, aunque también resaltaron "importantes incoherencias difíciles de explicar", como los fuertes aumentos de los salarios de entrada (un 15,6% entre los trabajadores con menos de un año en la empresa) y de los menores de 25 años (un 8,1%) frente a la disminución de los sueldos del resto de empleados en plantilla con más antigüedad y de más edad.

Hay que recuperar los salarios (EL PAÍS): "La pérdida de poder adquisitivo de los salarios entre 2008 y 2014 es una de las consecuencias inmediatas de la política económica aplicada por el Gobierno de Rajoy para afrontar la recesión". "La recesión se ha combatido con dos instrumentos básicos: un ajuste salarial drástico, orquestado a través de la reforma laboral, y un ajuste presupuestario sin matices que ha causado daños quizá irreparables en la educación y en la sanidad públicas". "No se puede decir que esta política no haya producido beneficios. Pero, a cambio, esa política de depresión de rentas salariales corre el riesgo de convertirse en crónica, compromete la solidez de la recuperación, produce un empobrecimiento social y merma la capacidad de recuperación de los ingresos públicos". "Ha llegado la hora de reconsiderar la política de rentas en España". "Ha pasado el momento de la depresión salarial como receta única". "En su lugar, debe sustituirse por una política de aumento selectivo de los salarios.

Otro indicador del desastre salarial español (EL PERIÓDICO): "El INE estrena un nuevo indicador: el índice de precios del trabajo (IPT). Su publicación ha servido para poner en evidencia lo que los sindicatos y algunos organismos internacionales venían advirtiendo desde el inicio de la crisis económica: los trabajadores en España han perdido el 10% de su poder adquisitivo desde el 2008·". "Los efectos de la crisis financiera y de la deuda pública y privada han recaído fundamentalmente sobre los trabajadores, que han sufrido un descenso en los salarios del 0,7%". "Esta nueva estadística oficial debería servir como mínimo para poner en evidencia a los negacionistas de la pérdida de poder adquisitivo real de los trabajadores". "Los titulares eufóricos sobre la presunta recuperación del PIB a los niveles anteriores a la crisis deberían reconocer que es evidente que los beneficios de la remontada son mucho más contables que reales".

El INE y los falsos mitos sobre los salarios (LA RAZÓN ): "Desde los sindicatos de clase y los partidos de la izquierda se ha hecho hincapié a lo largo de la crisis en que la gran caída de los salarios en España explicaba las ganancias en competitividad y, por lo tanto, la mejora de nuestras exportaciones hasta cotas históricas". "Sin embargo, la publicación por parte del INE de los índices de Precios del Trabajo entre 2009 y 2014 desmonta el mito del empobrecimiento salarial de los españoles y de los efectos perversos de la reforma laboral". "Sin negar la contracción que sufrieron los sueldos en España, hay que reducirla a sus justos términos, aunque sólo sea para reconocer que gran parte del peso de la crisis recayó sobre los hombros de los funcionarios y empleados públicos". "Así, mientras los trabajadores del sector privado vieron caer sus salarios, de manera global, un 0,7%, entre los de la Administración Pública la caída fue del 7%". "Los funcionarios y, por supuesto, quienes perdieron sus empleos han sido los más castigados". "Ante las graves consecuencias de la crisis, sobraba hace demagogia".

 

De interés

Artículos Relacionados