jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaMás de 100.000 españoles ´cuelgan´ cada año su carrera profesional por cuenta...
Sé tu propio jefe

Más de 100.000 españoles ´cuelgan´ cada año su carrera profesional por cuenta ajena y deciden emprender

ibercampus.info
Cada año son más los españoles –unos 100.000, según los últimos datos- que abandonan su carrera profesional por cuenta ajena para lanzarse a la aventura empresarial. Después de años de formación académica y otros tantos de actividad profesional, la decisión de "redecorar la vida" puede parecer arriesgada. Sin embargo, lejos de venirse abajo por darse cuenta de que se había tomado un camino profesional incorrecto, cada vez son más los que buscan en la creación de una empresa su nueva salida profesional. Beneficios, no faltan; el primero: ser tu propio jefe.

Para dar este paso son varios los aspectos que hay que tener en cuenta, según publica Infoempleo.com:

Conviene que el emprendedor reflexione con detenimiento sobre su nueva situación y se plantee antes de lanzarse a la aventura empresarial, en qué medida está capacitado para afrontarla. No tendrá que olvidar factores esenciales, como el familiar o el de su propia formación. En este sentido, el futuro empresario no debe ser un especialista en los diferentes campos que afectan a la vida de su negocio, pero sí debe tener un conocimiento global de los mismos y saber rodearse, si lo necesitase, de los colaboradores más adecuados para el desarrollo de la actividad profesional a la que quiera dedicarse.

La elección del tipo de negocio es el punto de partida de todo proyecto empresarial. Son muchos los factores que pueden llevar a una persona a inclinarse por una actividad concreta, como los conocimientos técnicos del emprendedor, la simplicidad del negocio o las oportunidades empresariales en mercados con capacidad de crecimiento, poco abastecidos o de nueva creación.

Una vez definida la idea de negocio sobre la que se estructurará la empresa, y antes de entrar en la elaboración del plan de empresa, conviene que los promotores se planteen algunas preguntas. ¿Se trata de una idea realista? ¿Es viable técnica y económicamente? ¿Se puede acometer? ¿Su rentabilidad va a justificar los esfuerzos necesarios para ponerla en marcha? En el caso de que alguna de las respuestas sea negativa, lo mejor sería abandonar la idea y buscar otra.

El siguiente paso será elaborar un plan de negocio, para lo cual el consejo superior de cámaras de Comercio pone a nuestra disposición a grandes profesionales, y buscar la financiación necesaria para desarrollar el proyecto.

Una vez constituida la sociedad, la ilusión y la confianza que los promotores tienen en la misma, será decisiva para el desarrollo del negocio y para alcanzar los beneficios empresariales que se buscan.

Fuente:Infoempleo.com

 

De interés

Artículos Relacionados