domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaMéndez explica a la oposición los cambios en las pruebas finales de...
Mayoría parlamentaria en favor de derogar la ley "mordaza"

Méndez explica a la oposición los cambios en las pruebas finales de ESO y Bachillerato

Redacción
El ministro de Educación, Íñigo Méndez, acudió el miércoles a la Comisión de Educación del Congreso para explicar a los grupos parlamentarios los cambios en las pruebas finales de ESO y Bachillerato, tras acordarlos con las comunidades autónomas. La comparecencia se produjo dos días después de acordarse en Conferencia Sectorial que la evaluación final de Bachillerato sea muy similar a la anterior Selectividad, mientras que las de Primaria y ESO solo las harán los alumnos de una muestra.

En una de las primeras valoraciones editoriales, EL MUNDO dice este viernes que pocos asuntos tan prioritarios en nuestro país como lograr un pacto de Estado sobre Educación que cuente con un consenso político lo más amplio posible. "España no se puede seguir permitiendo cambiar de modelo educativo casi cada vez que hay un nuevo Gobierno habiendo convertido esta cuestión en permanente arma partidista en lo que llevamos de democracia". Que PP, PSOE y Ciudadanos apoyaran ayer la creación de una subcomisión del Pacto Educativo en el Congreso es "un gran paso en la dirección correcta". En el lado opuesto, "la actitud de Podemos y los partidos nacionalistas confirma que anteponen el partidismo al interés general" al abstenerse, empleando "argumentos peregrinos para distanciarse del PP de cara a la galería, como si trabajar en serio en esta subcomisión favoreciera al partido en el Gobierno y no al conjunto de la ciudadanía, muy especialmente a la comunidad educativa". El desmarque de los nacionalistas "respondió al tradicional ritual de querer diferenciar Cataluña y el País Vasco del resto de España. "Confiemos en la responsabilidad de la clase política para que deje de una vez de perder el tiempo en debates bizantinos" – como la tan interminable como kafkiana discusión a cuento del nombre del pacto educativo – y "se afane en encontrar fórmulas para que los estudiantes salgan mucho mejor preparados de ellas".

Paralelamente, PP, PSOE y Ciudadanos acordaron presentar una propuesta parlamentaria conjunta para constituir una Subcomisión en el Congreso que, en el plazo de seis meses, elabore un informe que sirva de base para que el Gobierno redacte un proyecto de Ley Básica de Educación que sustituya a la Lomce.

EL MUNDO titula esta información en páginas interiores: "El Congreso sigue demoliendo las leyes de la anterior legislatura". ABC señala que "Rajoy usa el veto para frenar la ofensiva de la oposición". Para LA VANGUARDIA, "la oposición insiste en desmontar el legado de la mayoría absoluta del PP". LA RAZÓN dice que "el Gobierno veta 16 leyes para evitar un desvío presupuestario de 6.100 millones". EL ECONOMISTA dice que "Rajoy asegura a PSOE y C's que no va a revertir las reformas".

Por otra parte, EL MUNDO, con motivo de un foro sobre reforma constitucional y organización territorial organizado por este diario, dice en portada que Miquel Roca, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Manuel García-Margallo abogaron por cambiar el modelo territorial, mientras que Rodolfo Martín Villa advirtió de que hay poco margen para modificar la Constitución.

Mayoría parlamentaria por derogar la ley "mordaza"

El pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer, con el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos, una moción del grupo socialista en la que reclaman al Ejecutivo la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana, también denominada por sus detractores como ley mordaza. Los partidos nacionalistas, Unidos Podemos y la mayor parte de los que hoy conforman el Grupo Mixto, mantuvieron la postura manifestada cuando se aprobó esa ley. Sus votos y los del PSOE sumaron 167, suficientes ante los 133 noes y las 32 abstenciones para que saliera adelante la iniciativa, que no implica directamente ningún cambio legal, pero reclama al Ejecutivo la marcha atrás de la norma impulsada en la anterior legislatura.

El portavoz del Grupo Socialista en Interior, Antonio Trevín, defendió la derogación señalando: "devolvamos la libertad a los españoles". Por el contrario, el diputado del PP José Alberto Martín-Toledano justificó la Ley, explicando la necesidad de hacer frente a la amenaza del terrorismo yihadista, además de ser garantista con los derechos de los ciudadanos. "España no es Cuba ni Venezuela".

El PP, en cambio, sí respaldó tres de los cinco puntos de la moción del PSOE, al entender que el Gobierno trabaja para incrementar las plantillas de las Fuerzas de Seguridad del Estado y de Instituciones Penitenciarias, así como para reducir los robos en viviendas, reducir la siniestralidad vial o mejorar la transparencia de los centros de internamiento de extranjeros (CIE).

No fue la única ley que la oposición intentó ayer cambiar o derogar. Es el caso de la reforma de la Ley sobre Secretos Oficiales promovida por el PNV para que los documentos con información secreta se desclasifiquen automáticamente en 25 años, que pasó ayer su primer trámite en el Congreso, con el voto en contra del PP y la abstención de Ciudadanos y Foro. Mikel Legarda, del PNV, lo justificó por la necesidad de actualizarla tras 48 años.

Por otro lado, ayer se aprobó una moción de Ciudadanos que persigue que los que se acogieron a la regularización fiscal tributen el dinero aflorado al 10% y no al 3%, en virtud en una instrucción emitida por la Dirección general de Tributos.

La mayoría de la oposición, incluido Ciudadanos, se reunieron ayer para aprobar una moción sobre la pobreza energética presentada por Unidos Podemos. Por parte de esta formación, Rafael Mayoral planteó que hasta ahora "se están violando sistemáticamente los derechos humanos realizando cortes a la población vulnerable".

El Pleno del Congreso también aceptó tramitar la proposición de ley presentada por Ciudadanos con varias medidas de apoyo a los trabajadores autónomos, con el respaldo de PP, PSOE, Podemos y PDEcat, mientras que PNV y ERC se abstuvieron.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llamó ayer a la responsabilidad y al diálogo para acordar el techo de gasto, pero advirtió de que no podría aceptar que "por culpa de posicionamientos ideológicos y otros afanes oportunistas", se pretendan derogar reformas que han sido un éxito. Rajoy lanzó este mensaje en su intervención durante el acto de entrega de los III premios de la Confederación España de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), que se celebró en Madrid. Rajoy insistió en el espíritu reformista que supone, según dijo, "no caer en la tentación de volver atrás ni deshacer los avances conseguidos".

De interés

Artículos Relacionados