martes,30 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadMerkel, forzada a pactar con liberales y verdes para su 4º mandato,...
Pierde casi un cuarto del electorado: avanza la ultraderecha

Merkel, forzada a pactar con liberales y verdes para su 4º mandato, causa preocupación en España

Redacción
La CDU-CSU de Angela Merkel ganó las elecciones legislativas este domingo en Alemania con el 32,9% de los votos, lejos de su 41,5% en 2013. Pero el gran perdedor ha sido el socialdemócrata SPD y su gran coalición, de la mano del ex presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz, al quedar en el 20,5%, peor resultado desde 1949. Merkel queda forzada a pactar con liberales y verdes para su 4º mandato. Por ello y el ascenso de la ultraderecha preocupa en España el futuro de las políticas europeas.

La canciller alemana, Angela Merkel, se comprometió este lunes a luchar por reconquistar el electorado perdido a favor de la ultraderecha y a buscar socios para lograr un Gobierno estable tras los resultados de las elecciones del domingo, en las que la CDU y el CSU cosecharon el 33% de los votos, 8,5 puntos menos que hace cuatro años. Merkel dijo que su bloque obtuvo el "claro encargo" de formar Gobierno y que su objetivo es buscar una "mayoría suficiente para formar un Ejecutivo estable", por lo que contactará con los liberales del FDP, que alcanzaron el 10,7%, y los Verdes, que obtuvieron el 8,9%.

La canciller apuntó que mantendrá "abierto" el diálogo con el SPD, pese a que el partido que lidera Martin Schulz descartó la posibilidad de una reedición de la gran coalición como la que lideró Merkel la pasada legislatura. Schulz aseguró que su partido tiene "un encargo para hacer una oposición fuerte", después de retroceder hasta el 20,5% de los votos, el peor resultado de su historia.

La ultraderecha de Alternativa para Alemania (AfD) alcanzó un 12,6%, situándose como tercera fuerza política  política. Uno de sus cabezas de lista, Alexander Gauland, se comprometió a trabajar para "recuperar nuestro país y nuestro pueblo". "Que se abrigue el Gobierno porque vamos a por él", advirtió.Tras conocerse los resultados electorales, la copresidenta de la AfD, Frauke Petry, anunció que no se integraría en el grupo parlamentario de su partido por diferencias con el resto de la cúpula. En cuarta posición se sitúan los liberales del FPD (10,7%), por delante de La Izquierda (9,2%) y los Verdes (8,9%).

Pese a su cuarta victoria electoral consecutiva, Merkel tendrá que volver a contar con el apoyo de otras fuerzas políticas para seguir al frente del Ejecutivo alemán. Todo apunta a que los liberales del FPD y los Verdes serán sus nuevos socios de gobierno, ya que los socialdemócratas del SPD han asegurado durante la campaña que no revalidarán la Gran Coalición de la que han formado parte junto a la CDU en la última legislatura. Merkel admitió anoche ante los simpatizantes de su partido que hubiera deseado "un resultado mejor", pero se comprometió a trabajar para liderar un "gobierno estable". "Tenemos el encargo de formar gobierno y asumiremos esa responsabilidad en diálogo sereno con otros socios", afirmó.

El candidato del SPD a la cancillería alemana, Martin Schulz, asumió su responsabilidad por los malos resultados conseguidos por su partido en un día "difícil y amargo para la socialdemocracia".

Rajoy felicita a Merkel, pero en España preocupa el futuro de Europa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, envío un telegrama de felicitación a Merkel por su "gran victoria electoral", en el que recuerda a la canciller alemana que tiene en España "un firme aliado" para conseguir "una Europa fuerte, unida, competitiva, solidaria y próspera". "Europa en su conjunto necesita una Alemania comprometida con el reforzamiento de la Unión Europea, fuente primordial de bienestar para nuestros ciudadanos", añade.

Los principales diarios impresos españoles coinciden en preocuparse por los efectos del giro político de Alemania en la periferia europea y destacan la dificultad que tendrá Merkel a la hora de formar Gobierno. EL PAÍS apunta que la "frágil victoria" de Merkel "complica las reformas en Alemania y Europa". "Merkel afronta la misión casi imposible de conciliar a viejos enemigos políticos", titula ABCLA VANGUARDIA apunta a una "larga negociación por un tripartito", y EL PERIÓDICO destaca que la canciller se enfrenta "al peligro de la inestabilidad". LA RAZÓN señala que Merkel "se plantea un giro a la derecha". EL MUNDO asume que habrá "un Gobierno en funciones hasta Navidad". Un resumen de sus editoriales de este martes es:

Preocupa Alemania(EL PAÍS): Los resultados electorales en Alemania preocupan al resto de Europa. La irrupción en el Bundestag de Alternativa para Alemania, con un marcado carácter xenófobo y antieuropeo, "aspira a condicionar dos de los principales pilares de la integración europea: la libre circulación de personas y la moneda común". Los socios más europeístas y más importantes de la UE -entre ellos Francia, Italia y España-, que esperaban que después de estas elecciones se pudiera poner en marcha una profundización sustancial de la integración europea, "ahora temen mayores presiones sobre Mario Draghi y el Banco Central Europeo para que ponga fin a sus programas de estímulo, menos solidaridad entre los miembros de la UE y presiones sobre el tipo de cambio del euro". "Frente a la tentación de tirar la toalla, los líderes europeos deben entender que una Europa cohesionada y que funcione es la mejor receta contra el populismo y el nacionalismo".

La decadencia de la socialdemocracia(ABC): La socialdemocracia europea "está en horas bajas". El SPD "ha recogido el peor resultado de su historia" en las elecciones del domingo en Alemania. La situación no es mejor en Francia o en Grecia, y los laboristas británicos están debilitados. "Y en España, no hace falta decirlo, el viejo PSOE que gobernó con mayorías absolutas, se mantiene como segundo partido político, esencialmente porque el que podría haberlo superado, los demagogos de Podemos, se está autodestruyendo con tenacidad". "A la vista está que no cabe alegrarse de esta situación porque, de no remediarse, los países europeos van hacia un panorama en el que no habrá más que dos opciones, los que quieren mantener responsablemente el sistema democrático y liberal y aquellos que quieren destruirlo, aunque no sepan qué lo podrá reemplazar".

Alemania, herida por la xenofobia (LA RAZÓN): "No conviene despreciar a los casi seis millones de ciudadanos que han dado su voto a la AFD, cuando muchos de ellos llevaban más de una década apoyando a la CDU de Angela Merkel. Se abre ante sí una larga tarea pedagógica para la canciller si quiere recuperar a sus votantes seducidos por la más burda de las demagogias. Pero si ya fue capaz de mantener a sus votantes cuando hizo suyas muchas de las clásicas demandas de la socialdemocracia y de los Verdes no tiene por qué fracasar en el empeño. El populismo, de izquierdas o de derechas, crece en momentos de tribulación y dificultades. Pero sus mentiras tienen las patas cortas".

Una Europa que no es solidaria se está traicionando (EL MUNDO): "Europa debe estar a la altura de la idea que la fundó. Entre la política buenista de puertas abiertas y la cicatería moral denunciada por CEAR hay un ancho espacio. El espacio del humanismo".

Fracaso del pacto migratorio (EL PERIÓDICO): "El Gobierno español debería enderezar el incumplimiento vergonzoso por una simple cuestión de dignidad humanitaria".

Compleja formación de Gobierno en Alemania (EL ECONOMISTA).

 

De interés

Artículos Relacionados